Colombia se prepara para recibir al papa Francisco este miércoles en un momento histórico del país

Francisco: una visita clave para el momento histórico del país

Mientras buena parte de los colombianos se muestran escépticos frente al futuro del país, de acuerdo con distintas encuestas, el papa Francisco cruzará el Atlántico porque él sí le tiene una fe enorme.

El pontífice argentino sabe del potencial de una sociedad que, después de medio siglo de una confrontación armada que dejó 300.000 muertos y 6 millones de desplazados, fue capaz de firmar un acuerdo de paz.
Por eso, dicen los vaticanistas, Jorge Mario Bergoglio decidió emprender un periplo por Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena, desde el miércoles 6 hasta el domingo 10 de septiembre.

Francisco, de 81 años, será el tercer pontífice que haga un viaje apostólico a Colombia.

Cuando Pablo VI llegó a Bogotá, el 22 de agosto de 1968, unos jóvenes creyentes iban monte adentro abrazando las banderas del Eln, todavía adoloridos por la muerte en combate, dos años antes, del sacerdote Camilo Torres.

El arribo de san Juan Pablo II, en julio de 1986, se produjo cuando aún estaban frescas las huellas de la avalancha que sepultó a más de 25.000 personas en Armero, así como las del asalto del M-19 al Palacio de Justicia.

En contraste, Francisco llega en un momento histórico, marcado por la reconciliación y los enormes desafíos que se vislumbran. Quienes conocen a este hombre, nacido el 17 de diciembre de 1936 en el barrio Flores, de Buenos Aires, dan fe de la importancia que para él tiene la juventud. Francisco sabe que llega a un territorio de jóvenes, el cual conoce desde su época de sacerdote jesuita. A ellos dirigirá buena parte de sus palabras, para invitarlos a tomar con responsabilidad la construcción del hogar donde vivirán.

El Tiempo


Se activa operativo especial para la visita del Papa Francisco en Colombia

Los equipos de emergencia de Bogotá activaron este domingo el operativo especial para la visita del papa Francisco que estará vigente hasta el 10 de septiembre, cuando concluye la gira del sumo pontífice por Colombia.

Con este plan, la Secretaría de Seguridad, los Bomberos de Bogotá y el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático, Idiger, están articulados para poner en marcha el plan de seguridad por la llegada del santo padre a la ciudad, indicaron los equipos de emergencia en un comunicado.

Además, hasta el 10 de septiembre se activa el Centro de Operaciones de Emergencias Distrital, agregó la información.

En total, cerca de 30.000 personas de entidades públicas y privadas, así como voluntarios, apoyarán las actividades canónicas.

El plan especial de contingencia incluye baños portátiles, unidades sanitarias, ambulancias, vehículos de rescate acuático, máquinas de bomberos y un hospital de campaña, entre otros elementos.

El papa Francisco aterrizará en Bogotá el próximo miércoles y estará en Colombia hasta el 10 de septiembre con una gira que incluye visitas a Villavicencio, Medellín y Cartagena.

El País


Las cuatro ciudades escogidas para el pontífice

El Papa estará cinco días en Colombia; los dos primeros, en Bogotá; el tercero, en Villavicencio; el cuarto, en Medellín y el quinto, en Cartagena.

Dormirá las cuatro noches en la Nunciatura Apostólica de la Santa Sede en Bogotá. El primer contacto con los colombianos lo tendrá en la capital, que representa el centro político y económico del país, con una infraestructura para acoger a miles de personas y que además es la sede del Consejo Episcopal Latinoamericano.

Sobre su paso por Villavicencio, monseñor Urbina, quien además de presidir la Conferencia Episcopal Colombiana funge como arzobispo de esa ciudad, expresa que “esta es una periferia porque toda esta región de los Llanos, desde la Colonia ha sido una región casi sin visibilizar, abandonada. Son millones los habitantes del mundo que por primera vez van a tener la visibilización de esta tierra. Ha sido una tierra azotada por la violencia, con todo lo que ello ha traído hasta ahora. La idea es empezar a pensar qué es lo mejor también para el desarrollo integral de los habitantes y de Villavicencio, la puerta del gran bioma amazónico”.

Entre tanto, el periodista Néstor Pongutá considera que Medellín fue tenida en cuenta por la facilidad logística, por su fuerza católica al estar en el departamento de donde proviene la única santa colombiana, la madre Laura Montoya, que fue beatificada por el mismo Jorge Bergoglio. “A esto hay que sumarle la historia que tiene Medellín de haber pasado años de dolor y que poco a poco se estabiliza y se convierte en ejemplo no solo en Colombia sino en América Latina y el mundo”, sostiene.

Sobre Cartagena, Pongutá destaca que fue escogida porque ahí está el santuario de San Pedro Claver, un jesuita como Jorge Bergoglio. Además es una ciudad que refuerza el mensaje del santo padre “porque reúne la opulencia y la miseria”.

El Tiempo


El gobierno y el ELN anunciarían acuerdo sobre cese el fuego bilateral

Después de hacer dos prórrogas el Gobierno y el ELN anunciarían este lunes al país el acuerdo para un cese bilateral por un periodo de máximo cuatro meses como medida para desescalar el conflicto y poder avanzar rápidamente en el estudio de los puntos de la agenda pactada.

Las delegaciones trabajaron hasta altas horas de la noche para definir precisamente todos los detalles de ese mecanismo que sería verificado por la Iglesia Católica o algún organismo internacional con el fin de garantizar su ejecución y funcionamiento.

Desde hace algunos días en la mesa, el Gobierno fijó la posición de que para poder alcanzar ese cese el fuego el ELN debía renunciar a toda actividad delictiva que afectara a la población civil. Según fuentes de esa guerrilla esas condiciones se cumplieron y ya está listo el acuerdo, pero por ahora el Gobierno no ha confirmado si esta versión es cierta.

Lo cierto es que el ELN ha pedido garantías para disminuir el asesinado de líderes sociales y mejorar las condiciones carcelarias de sus guerrilleros. El ejecutivo siempre se mostró dispuesto a cumplir con esos puntos si la guerrilla dejaba sus ataques a la población y la infraestructura.

Después del posible anuncio de las partes se trabajaría en aspectos logísticos que permitan la implementación de ese cese bilateral.

Caracol