Crisis en el oficialismo ecuatoriano: Moreno viaja a la ONU y no encargará la Presidencia a Glas

Si Lenín Moreno no encarga sus funciones en su primer viaje oficial, ¿se dará un vacío de poder?

El próximo lunes, el mandatario Lenín Moreno realizará su primer viaje oficial a Estados Unidos durante una semana para participar en el 72 Período de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Moreno no encargará la Presidencia al vicepresidente Jorge Glas, pues se mantendrá en ejercicio de sus funciones. Así se lo conoció por el oficio enviado a la Asamblea Nacional donde anuncia su retiro momentáneo acogiéndose al tercer inciso del artículo 144 de la Constitución. Además, mediante Decreto Ejecutivo 154 nombró la comitiva oficial que lo acompañará.

En la Constitución no existe norma que obligue al Ejecutivo a encomendar el poder cuando se ausenta del país, pues se trata de una actividad oficial como presidente.

Analistas consultados por este medio nos dan su perspectiva sobre cómo se vería el país con la ausencia de Moreno, posible escenario político, entre otros puntos.

León Roldós afirma que no hay una normativa que obligue a Moreno a dejar encargadas sus funciones y que el país podrá sobrevivir con esa ausencia.

Con esto concuerda Vladimiro Álvarez, quien asegura que el Ecuador no quedará desamparado porque actualmente la tecnología ayuda para que el mandatario pueda tomar decisiones desde el exterior.

Esta aseveración también es apoyada por Patricio Carpio, quien considera que en el país no habría un vacío de poder. Piensa que quedará programada una agenda clave para estas situaciones.

“Decisión coherente”

Así califica Carpio a la determinación del presidente de la República de mantenerse en sus funciones durante su viaje oficial a Estados Unidos del 18 al 24 de septiembre.

Además, considera que no se podría dejar al frente del máximo cargo al vicepresidente Jorge Glas, quien es investigado por actos de corrupción, porque sería “deplorable e incluso una vergüenza internacional”.

Sin embargo, Álvarez cree que esta decisión es consecuencia de la evidente mala relación entre el Ejecutivo y el segundo mandatario, pero recalca que Moreno, en ejercicio de sus funciones, tiene toda la potestad de viajar y desde el exterior tomar resoluciones.

¿Qué pasaría en la ausencia de Lenín Moreno?

El analista Patricio Carpio cree que la no presencia de Moreno podría ser aprovechada por Jorge Glas. “No sería raro que en la ausencia del presidente, él (Glas) haga declaraciones sobre diferentes temas y sobre todo reclamar su “derecho a sustituirlo”, enfatiza.

En ese contexto, agrega que se escucharán “ecos” desde Bélgica. Piensa que el expresidente Rafael Correa también utilizaría esa ausencia para seguir convulsionando al país porque, a su criterio, el exfuncionario es una persona que está atenta las 24 horas del día para no perder su imagen política.

El Universo