El Parlamento vuelve a evitar que el presidente sea juzgado pese al reclamo masivo

Contexto Nodal
Guatemala está sumida en una crisis política luego de que se destapara una gran trama de corrupción que involucra al presidente Jimmy Morales. La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) pidió enjuiciar al presidente por presunta comisión de ilícitos electorales durante su campaña de 2015 pero el Congreso rechazó quitarle la inmunidad. Además, el Parlamento aprobó cambios al Código Penal para proteger a políticos, lo que provocó un amplio repudio y tuvo que dar marcha trás. Entretanto, crecen las protestas para exigir la renuncia de Morales, de cuyo gobierno ya dimitieron cuatro ministros.

Desoyendo al pueblo, 88 diputados arropan de nuevo a Jimmy Morales

El Congreso volvió a dar otra muestra de haber olvidado el clamor de las últimas jornadas de manifestaciones pacíficas que pedían el conocimiento del antejuicio del presidente Jimmy Morales para que pueda ser investigado si incurrió o no en el delito de financiamiento electoral ilícito.

Solo 70 diputados votaron a favor de retirarle la inmunidad al mandatario al conocerse nuevamente su antejuicio en el Pleno, 42 votaron en contra y 46 más se ausentaron de la sesión ordinaria de ayer. Por tanto, no podrá ser investigado.

La sesión plenaria para conocer en una segunda oportunidad la denuncia en contra del mandatario empezó con varios minutos de retraso y quedó en evidencia la intención de algunos diputados por dilatar lo más que fuera posible la votación.

Tras una moción del diputado Amílcar Pop que alteró el orden del día, los congresistas procedieron a conocer el antejuicio y votar, pero no se alcanzaron los 105 votos que se requerían para retirarle la inmunidad al Presidente, quien tiene una solicitud de antejuicio en su contra por financiamiento electoral ilícito.

En la pasada sesión de Jefes de Bloque se había acordado que el antejuicio contra el Presidente sería el primer punto a conocer en la sesión ordinaria, lo que no se vio reflejado en la agenda de los congresistas que fijaban como primer punto la interpelación del aún ministro de Gobernación, Francisco Rivas, quien renunció a su cargo el pasado martes.

70 VOTOS NO FUERON SUFICIENTES

Al momento que el presidente del Congreso, Óscar Chinchilla, llamó para votación, los números empezaron a cambiar en el tablero electrónico del hemiciclo parlamentario, haciendo que los números a favor del retiro de inmunidad del mandatario se detuvieran en 70 sin llegar a los 105 establecidos en la ley para quitarle la inmunidad.

Hizo falta el voto de 35 diputados para poder despejar el camino de las autoridades para avanzar en una investigación contra el Presidente, pero 46 congresistas decidieron no participar en la sesión plenaria, que dejó como resultado una evidente protección del Organismo Legislativo sobre el Ejecutivo.

La sesión de este jueves dejó la puerta abierta para que en un futuro cualquier diputado pueda proponer y discutir de nuevo las sospechas de aparente financiamiento electoral ilícito que pesan sobre el Presidente, puesto que no se lograron los 105 votos necesarios para que el antejuicio ya no sea conocido en el futuro.

LA DISCUSIÓN

Previo que los congresistas entraran a conocer la moción presentada por Pop, los diputados procedieron a discutir la misma por casi una hora.

El diputado Fernando Linares Beltranena, del Partido de Avanzada Nacional (PAN), pidió la palabra en tres ocasiones para invitar a los demás parlamentarios a votar en contra del antejuicio.

“La ley de materia de antejuicio no es de orden Constitucional” dijo, por lo que a su criterio el pleno no estaba en obligación de conocer de manera inmediata la denuncia contra Morales, “el antejuicio que haga cola”.

Por su parte, Nineth Montenegro de Encuentro por Guatemala (EG) dijo, “que la denuncia no tiene fines políticos” y que su agrupación estaría votando para retirar la inmunidad del mandatario, por lo que apoyaba modificar el orden del día.

Mientras se desarrollaba la discusión, la diputada Sandra Morán, de Convergencia, aprovechó para denunciar que 32 diputados han estado ausentándose del Congreso sin los permisos correspondientes.

Walter Félix pidió a los congresistas que “no se siga jugando”, ya que asegura que “la crisis política que se ha generado es una crisis que ya no da para más”.

Por su parte, Estuardo Galdámez dijo sentirse ofendido cuando se habla de que los diputados se lavan la cara al conocer nuevamente el antejuicio de Morales. Posteriormente perdió el control.

Por su parte, Adim Maldonado también salió en defensa del mandatario y pidió que no se conociera el antejuicio previo a la interpelación del ministro Rivas.

La Hora


Procurador de DDJJ, Jordán Prodas: “Antes de ir a diálogo, se debe responder al pueblo”

El procurador de Derechos Humanos, Jordán Rodas, recomendó ayer al Organismo Ejecutivo y al Congreso dar respuesta al “clamor popular” que fue dado a conocer en las manifestaciones y marchas multitudinarias que se registraron el miércoles pasado a nivel nacional”.

De esta manera responde Rodas a la convocatoria al diálogo que lanzó el jefe del Ejecutivo, Jimmy Morales, el mismo día de las manifestaciones.

“Luego de dar respuesta al clamor popular y salir de la crisis política, se debe establecer las bases que permitan la viabilidad para realizar un diálogo nacional con actores representativos y legítimos de todos los ámbitos”, dijo.

En las marchas realizadas el miércoles, miles de personas a nivel nacional pidieron la renuncia de los 107 diputados que votaron a favor de reformar el Código Penal, decretos con los cuales se beneficiaba a los secretarios generales de los partidos para no ser investigados por financiamiento electoral ilícito y se conmutaban las penas de al menos 400 delitos.

Las demandas también exigían retomar la discusión del antejuicio contra el mandatario Jimmy Morales y su renuncia, así como cambios a la Ley Electoral y de Partidos Políticos.

Ignora las solicitudes

Sin embargo, el Legislativo ignoró ayer una de las peticiones de la marcha, retirarle la inmunidad al presidente Jimmy Morales para que pueda ser investigado por el delito de financiamiento electoral ilícito. Los 70 votos no fueron suficientes para formación de causa, ya que las bancadas aliadas al Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) que votaron en contra sumaron 42 votos, 35 de ellos eran necesarios para darle trámite al expediente.

La estrategia de FCN-Nación para no llegar a los 105 votos fue que a los mismos aliados –Todos, Movimiento Reformador (MR), Unionista, Compromiso, Renovación y Orden (Creo), Unión del Cambio Nacional (UCN), Partido de Avanzada Nacional (PAN), Visión con Valores (Viva) e Independientes– se les autorizara licencia para no acudir a la sesión. Otros decidieron ausentarse y desmarcar su presencia en el pleno.

“Ya nos están cuestionando e insultando y seguimos con estas inmoralidades”, refirió el diputado de Winaq, Amílcar Pop, quien solicitó que el expediente de antejuicio contra Morales fuera conocido de nuevo en el pleno.

Julio Ixcamey, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), y expresidente de la pesquisidora que conoció el caso del mandatario, dijo que había de darle trámite al antejuicio y pidió a sus compañeros no tergiversar las conclusiones del informe que brindó la Comisión.

Minimizan marcha

>Javier Hernández, jefe de FCN-Nación, indicó que los diputados que votaron a favor fue porque se sentían asustados por las reacciones que puedan suceder. El oficialista, Estuardo Galdámez, aseguró que en la marcha participaron alrededor de ocho mil personas en tanto que el representante del PAN, Fernando Linares Beltranena, calificó la marcha del miércoles pasado como un fracaso.

El Periódico