El huracán Irma golpea el Caribe y deja al menos ocho muertos en la isla de San Martín

Sube a ocho muertos el balance tras paso del huracán Irma en isla de San Martín

El destructor huracán Irma ya ha dejado al menos ocho muertos y 21 heridos tras su paso por la isla caribeña franco-holandesa de San Martín, anunciaron este jueves los servicios de socorro franceses en un nuevo balance provisional.

Uno de los responsables de la protección civil, el coronel Vincent Boichard, ofreció declaraciones al canal BFMTV e indicó que la cifra ascendió a ocho fallecidos. Anteriormente se había ofrecido un balance de seis.

La ministra francesa de Ultramar, Annick Girardin, llegó desde París (capital) a la isla francesa de Guadalupe —de la que depende administrativamente San Martín— junto al destacamento del coronel Boichard.

Girardin, en compañía de un centenar de miembros de equipos de salvamento, se limitó a reconocer que “tenemos daños extremadamente importantes” tanto en San Martín como en San Bartolomé.

Ante esto, anunció que se abrirá un puente aéreo entre San Martín y Guadalupe “para traer lo necesario y a la vez para trasladar a heridos”, dado que “todos los edificios de San Martín han resultado afectados”, incluidos el hospital, el cuartel de bomberos o la prefectura, que ha sido “destruida”.

“El Gobierno está totalmente movilizado”, aseguró la titular de Ultramar. En la parte francesa de San Martín viven unas 35.000 personas, algo menos que en la holandesa.

Telesur


República Dominicana y Haití se preparan ante amenaza del poderoso huracán Irma

República Dominicana y Haití, que comparten la isla La Española, intensificaron los preparativos ante la amenaza del huracán Irma, el más fuerte registrado en el Atlántico, que se situará sobre la costa norte dominicana a primeras horas del jueves.

En República Dominicana, 17 provincias, entre ellas Santo Domingo, la capital, se encuentran en alerta roja (máxima), 12 en alerta amarilla (intermedia) y tres en verde (mínima), mientras que en Haití se declaró la alerta roja en todo el país, que aún no se recupera de los devastadores efectos del huracán Matthew del año pasado.

El Gobierno dominicano, declarado en sesión permanente desde el lunes, ha adoptado varios planes de contingencia ante el paso de Irma, y ha recordado que se trata del huracán más poderoso que amenaza el país desde David, en agosto de 1979.

En las últimas horas, los dominicanos se abastecen de alimentos, agua, combustibles, linternas y pilas, por lo que supermercados y tiendas presentan un flujo solo comparado con las navidades.

La docencia fue suspendida en las zonas en alerta roja, y diversas instituciones públicas y privadas adelantaron ayer el cierre de sus oficinas en todo el país, muchas de las cuales tampoco abrirán hoy, mientras que la Asociación de Bancos Comerciales anunció que todas las sucursales bancarias estarán cerradas este jueves.

Una de las mayores preocupaciones son las zonas vulnerables de las provincias declaradas en alerta roja, ya que un buen número de viviendas están situadas junto a ríos, arroyos o cañadas y muchas de ellas están construidas de madera y zinc.

En una rueda de prensa, el director del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), general Juan Manuel Méndez, informó de la evacuación obligatoria en esas zonas y explicó que se han enviado autobuses para evacuar a personas en riesgo en las provincias Santo Domingo, San Pedro de Macorís, San Cristóbal, Valverde, Duarte y Monte Plata.

Las autoridades de socorro dominicanas aseguran que disponen de 3.261 albergues equipados, con capacidad para 900.000 personas.

Por cuestiones de seguridad, las autoridades también empezaron a trasladar a los presos de la cárcel de Rafey (norte) a la prisión de La Vega, en la misma región.

En los complejos hoteleros, la mayoría de ellos situados en Punta Cana, Puerto Plata, Samaná y Santo Domingo, ya se han activado los protocolos de seguridad y prevención.

También varias aerolíneas han reprogramado sus vuelos en la República Dominicana, que tiene en el turismo su principal fuente de ingresos, para trasladar a los turistas ante el paso por el país de Irma, mientras que otras cancelaron alrededor de más de 50 vuelos desde y hacia varios de los aeropuertos internacionales del país.

Por su parte, el Ministerio de Defensa anunció que sus unidades de rescate, mitigación de desastres y ayuda humanitaria “están listas” para encarar cualquier situación por el fenómeno, mientras que la Policía Nacional anunció ayer que puso en alerta a todas sus tropas.

En tanto, en la vecina isla de Haití, donde ayer se declaró la alerta roja y se suspendieron las clases en los colegios, el presidente Jovenel Moise visitó la sede de Protección Civil para supervisar personalmente los preparativos ante la llegada del potente ciclón.

El jefe de Estado aseguró que el Gobierno se ha movilizado en su totalidad ante este fenómeno, y está “preparando” para encarar cualquier eventualidad.

Por su lado, el ministro de Interior, Max St-Albin, reconoció que Irma representa una amenaza para toda la nación, por lo que se ha dispuesto de recursos económicos para las alcaldías con el objetivo de responder a posibles urgencias.

Pese al potencial peligro que representa Irma, muchas personas en las calles desconocen la situación, mientras que otros se quejan de la falta de medidas adoptadas por el Gobierno.

“Puerto Príncipe no está en la trayectoria del huracán pero estamos vulnerables, cualquier lluvia puede causar grande problemas”, dijo a Efe Carole François, de 29 años y madre de dos niñas.

Centenares de familias aún se encuentran en los campamentos a causa del huracán Matthew, que dejó al menos 573 muertos, mientras que más de 40.000 personas siguen desplazadas a causa del potente terremoto que destruyó parte de Haití en 2010 y que dejó unos 300.000 muertos.

De acuerdo con Protección Civil, los departamentos Norte, Noreste, Noroeste, Artibonite y Centro están bajo la amenaza de Irma, que dejará abundantes lluvias en Cabo Haitiano (norte), la segunda ciudad de este empobrecido país.

Acento


El poderoso huracán Irma avanza hacia Cuba

«Hay que estar preparados y alertas». El general de división (r) Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil (EMNDC), fue enfático al emitir tales palabras.

Debido a su extensa área de influencia, se pronostican fuertes vientos, lluvias intensas e inundaciones costeras durante el paso del huracán Irma por la Isla, aun cuando se prevé que incline su rumbo ligeramente hacia el norte en las próximas horas.

Tales previsiones se conocieron en la segunda reunión del Consejo de Defensa Nacional para la Reducción de Desastres, celebrada luego de un encuentro sostenido en la institución con los miembros del Buró Político del Partido, Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, y Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba.

Según pronósticos recientes, Irma debe alcanzar la zona oriental del país en horas de la madrugada de mañana viernes 8 de septiembre, para continuar su trayectoria a lo largo de la costa norte hasta la región central, donde se espera que el sistema realice una recurva y prosiga su paso hacia la Florida.

«Esa trayectoria traerá como consecuencias fuertes inundaciones costeras, según los últimos modelos de oleaje», aseguró Amílcar Calzada Estrada, especialista del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología.

Pronósticos indican que esta noche, sobre las 7:00 p.m., se registrarán olas de cinco metros en la costa norte de Guantánamo, que aumentarán de tamaño a medida que se aproxime el fenómeno al territorio. Es probable, también, que el próximo sábado 9 de septiembre haya olas de entre cinco y nueve metros en la costa norte de Sancti Spíritus y Villa Clara.

Tal oleaje se replicará en las costas capitalinas el próximo domingo 10 de septiembre, aunque no solo se verá afectado el litoral norte del país.

Los modelos de surgencia –fenómeno oceanográfico que consiste en el movimiento vertical de las aguas– muestran que también pueden ocurrir inundaciones costeras en el golfo de Guacanayabo, ubicado en la costa suroriental cubana, así como un posible aumento del nivel del río Cauto, informó Amílcar Calzada.

Ante el inminente paso del huracán más potente jamás registrado en el océano Atlántico, «tenemos que tomar desde ya las medidas necesarias para prevenir los daños y pérdidas de vidas humanas», aseguró Pardo Guerra.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN ANTE EL PASO DE IRMA

Desde el comienzo de la Fase Informativa en la zona oriental del país, todas las autoridades de la Isla se han movilizado en función de garantizar la seguridad y protección de los ciudadanos.

El Ministerio de Economía y Planificación (MEP) ha destinado recursos principalmente para la protección de las instituciones de salud, así como de los medios para la agricultura, la preservación de las cosechas y recolección de los productos que sirvan para abastecer al país luego del paso del huracán, afirmó el general de brigada (r) Manuel de Jesús Rey Soberón, director de Defensa, seguridad y protección del MEP.

El Ministerio de Relaciones Exteriores desde hace dos días, «ha mantenido comunicación con la colaboración cubana perteneciente a las ocho misiones diplomáticas en el área que será afectada por Irma», aseguró Luis Rolando Mirabal Reyes, funcionario de esa institución.

Ante los fuertes vientos e inundaciones, el Ministerio de Comunicaciones de Cuba se propone garantizar la vitalidad de los servicios comunicacionales del país, desmontar las parábolas con diámetros superiores a los 60 centímetros y los equipamientos que estén en riesgo: sistemas wifi, teléfonos públicos y otros.

Durante los días de afectación, la radio y la televisión cubanas mantendrán la programación prevista con el fin de informar constantemente sobre el paso del huracán Irma por la Isla.

Granma