La CIDH citará al gobierno argentino por la desaparición de Santiago Maldonado

Contexto Nodal
Santiago Maldonado, de 28 años, desapareció el 1º de agosto luego de una represión y desalojo de la Gendarmería en una comunidad mapuche en la provincia de Chubut, sur de Argentina. Las y los testigos afirman que efectivos de la fuerza se lo llevaron detenido, por lo que la Justicia investiga el caso como “desaparición forzada”. Más información en la página oficial creada por familiares y amigos: www.santiagomaldonado.com

La CIDH citará al gobierno argentino por el caso Maldonado en Montevideo

El presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) Francisco Eguiguren adelantó que citarán al Gobierno argentino por la desaparición forzada de Santiago Maldonado. “Vamos a citar al Gobierno argentino a una reunión en Montevideo por el caso Maldonado”, dijo ayer el funcionario del organismo internacional en declaraciones radiales.

“Vamos a citar una reunión de trabajo para hacer un seguimiento de la medida cautelar por Maldonado y dialogar con ambas partes en Montevideo. Para ese entonces, habrá pasado tiempo suficiente y se habrá podido recibir la información necesaria y será la ocasión de escuchar qué se dice sobre el cumplimiento de nuestras medidas cautelares. Esta reunión sería con funcionarios del Gobierno y los peticionarios. Es una sesión privada, donde se pone al tanto la situación y la comisión toma cualquier decisión que se tenga que tomar al respecto”, dijo Eguiguren en diálogo con Futurock.

“Lo importante es saber el avance de las investigaciones de la búsqueda y determinaciones de su paradero. Sabemos que hay procesos judiciales, hábeas corpus y opiniones al respecto. Creo que en unas semanas habrá elementos más claros de información. Habrá habido un mayor tiempo para el desarrollo y una realidad más firme”

“Nosotros tenemos que tener una visión más objetiva y estar menos metidos en el debate político interno. Sí estamos preocupados por los derechos de las personas involucradas y el seguimiento de la medida cautelar. El caso de Santiago Maldonado es una situación grave. Hay que priorizar las investigaciones para determinar el paradero y, por otro lado, ver las responsabilidades que hubo depende el caso”, dijo el funcionario.

Milagro Sala

Con respecto la situación de Milagro Sala, sostuvo que hay controversia sobre “si el traslado al domicilio donde está instalada corresponde a un arresto domiciliario o no”.

“Efectivamente, la medida cautelar que dimos en el caso de Milagro se transmite al Estado pero, obviamente, siendo que es un asunto que está en manos de autoridades judiciales y provinciales, dio lugar a una decisión de las autoridades judiciales de la provincia”, sostuvo.

“Acogieron los dispuesto por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y dispusieron que el traslado fuera del centro penal hacia un domicilio determinado. Hay controversia entre las partes sobre si éste reúne las características de un arresto domiciliario, pero entendemos que es una decisión de la justicia. Se puede dar un debate judicial interno”, especuló.

Tiempo Argentino


A 11 años de la desaparición Jorge Julio López , también se pidió por Santiago

La bandera que encabezó la marcha en La Plata a 11 años de la desaparición del testigo en el juicio a Miguel Etchecolatz en 2006 llevó la doble consigna: “¿Dónde está Jorge Julio López? Aparición con vida de Santiago Maldonado”. Unas dos mil personas, organismos de derechos humanos y organizaciones políticas marcharon por la ciudad encolumnados detrás de esa bandera que encabezó Rubén López, hijo el desaparecido, Madres de Plaza de Mayo, sobrevivientes, familiares y referentes políticos y de derechos humanos. La recorrida culminó frente a los Tribunales Federales con críticas al retroceso en DD.HH desde la asunción del presidente Mauricio Macri.

“Es triste y da mucha bronca que esto que hoy estamos viviendo nosotros le pase hoy a la familia de santiago. Hoy estamos pidiendo por la aparición con vida de Santiago y por la de mi viejo también”, dijo Rubén López a las 16, poco antes de que comience la movilización que partió desde el Palacio Municipal, en Plaza Moreno, donde su padre debía llegar el 18 de septiembre de 2006 a escuchar los alegatos del juicio que esa misma semana culminaría con la condena a perpetua de Ecthecolatz. Era el primer juicio tras la caída de las leyes de Obediencia Debida y Punto final, y fue el primero con condenas por “genocidio”.

El hijo del testigo desaparecido contó que por la mañana el hermano del joven desaparecido tras la represión en el Pu Lof en Resistencia, Sergio Maldonado, le mandó un mensaje diciendo que iba a estar en el sur marchando por López. “Pedir por Santiago Maldonado es lo menos que puedo hacer”, reflexionó.

Sobre su padre dijo que “más allá de lo que estamos buscando, yo sé que mi viejo con vida no está. Espero poder saber lo que le pasó, no me queda otra que tener esperanza”.

Hacia las 17 la multitud comenzó a marchar. Con López caminaron en el frente la Madre de Plaza de Mayo, Herenia Sanchez Viamonte, el sobreviviente Walter Docters; los padres de la joven estudiante universitaria fallecida en una fiesta ilegal de fin de año, Emilia Uzcamaita Curi; referentes de H.I.J.O.S de desaparecidos y Familiares de detenidos y desaparecidos por razones políticas, el nieto restituido Horacio Pietragalla y referentes políticos como la candidata a diputada provincial de Unidad Ciudadana, Florencia Saintout.

Detrás caminaron la Federación Universitaria de La Plata (FULP), centros de estudiantes y organismos y organizaciones sociales y políticas mayormente vinculadas al kirchnerismo que repitieron dos cánticos que a 49 días de la desaparición de Santiago en Chubut, son ya clásicos: “Ole olé, olé olá, Mauricio Macri, decinos ya: el compañero Maldonado dónde está” y “Yo sabía, yo sabía, a Santiago se lo llevó Gendarmería”.

En 8 y 50, frente a los Tribunales Federales, Rubén López leyó el documento que se consensuaron los organismos participantes de la Mesa por Derechos Humanos (Madres, Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares, H.I.J.O.S, y otros).

“El aniversario de la segunda desaparición de mi viejo nos encuentra en un contexto de retroceso en materia de derechos humanos y nos une, una vez más, reclamando por la desaparición de un ciudadano de nuestro país”, leyó López.

Y subrayó: “Nos encuentra preguntándonos dónde está Santiago Maldonado, de quien no tenemos noticias desde el 1 de agosto, cuando la Gendarmería se lo llevó en el medio de una represión a un reclamo por derechos del pueblo mapuche”.

“Hace 49 días, Gendarmería volvía a reprimir a manifestantes y se llevaba a Santiago. Hace 49 días que el Gobierno nacional y provincial evade el tema y no da respuestas, mientras los medios concentrados de comunicación cubren a (Pablo) Noceti, (la ministra de Seguridad, Patricia) Bullrich y Macri. Hace 49 días que el Poder Judicial hace oídos sordos a los testimonios que dicen y repiten que a Santiago Maldonado se lo llevó la Gendarmería”, completó.

El documento remarcó el marco de “absoluta desresponsabilización del Estado como garante de derechos” y señaló el “continuo retroceso” en las conquistas alcanzadas por años de luchas colectivas, e incorporó el reclamo de aparición de Johana Ramallo de quien nada se sabe desde hace 53 días. También responsabilizaron a Macri y a la gobernadora María Eugenia Vidal por el ajuste y la ausencia de políticas sociales.

El pliego de reclamos que leyó López también incorporó el pedido por la Libertad de Milagro Sala y los demás presos políticos, no al 2×1, no a la baja de edad de imputabilidad, continuidad y aceleramiento de los juicios por delitos de lesa humanidad, cárcel común, perpetua y efectiva a los genocidas, y el cese de respuestas autoritarias a la protesta social y basta de represión.

Prácticamente con la misma consigna, cuando concluía la primera movilización, sectores de la izquierda nucleados en la Multisectorial La Plata, Berisso y Ensenada movilizaron desde el mismo lugar hasta la Casa de Gobierno, detrás de una bandera con las consignas: “Julio López y Santiago Maldonado: Desaparecidos. El Estado es responsable. Fuera Bullrich”.

La columna -también multitudinaria- estuvo encabezada por Nilda Eloy y Carlos Zaidman de la Asociación de Ex detenidos Desaparecidos, y referentes políticos de izquierda como Luana Simioni, candidata a concejal del FIT.

En esa columna marchó el Movimiento Evita y Libres del Sur, detrás de las columnas del PTS, PO, Izquierda al Frente, el Frente Darío Santillán y La Poderosa, entre otras organizaciones políticas y sociales. El reclamo por Johana Ramallo también fue una de las consignas de esa marcha que culminó sobre la puerta de ingreso de calle 6 de la casa de gobierno provincial.

Tiempo Argentino


Por caso Maldonado, piden al Consejo de la Magistratura la remoción del juez Otranto

Un abogado penalista realizó un pedido de remoción contra el juez federal de Esquel Guido Otranto por presunto mal desempeño en la investigación de la desaparición del joven Santiago Maldonado.

La denuncia fue presentada por Denis Pitté Fletcher ante el Consejo de la Magistratura de la Nación. El letrado calificó como “llamativas” algunas decisiones y omisiones que le atribuyó a Otranto en la causa abierta por el hecho registrado el 1 de agosto último en la ruta nacional 40, en la zona de Cushamen, en Chubut.

El abogado dijo que “apenas efectuada la denuncia” relacionada con Maldonado, Otranto “apuntó la causa contra los agentes de Gendarmería Nacional a partir de la versión brindada por jóvenes encapuchados y sin acreditación de identidad”, quienes señalaron a esa fuerza como autora del “secuestro” y “desaparición”.

Para Pitté Fletcher, Otranto “ha sido funcional, ya sea en forma deliberada o por grave negligencia”, con el “ardid” de imputar al gobierno nacional por la desaparición de Maldonado.

El letrado recordó otras “desapariciones físicas” que, a su criterio, fueron usadas para obtener un rédito político, como los casos de Julio López y del albañil Luis Geréz, “quien desapareció misteriosamente” en diciembre de 2006, y “apareció sugestivamente” a las pocas horas luego que el entonces presidente Néstor Kirchner hablara de ese hecho por cadena nacional.

Por lo pronto, la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia dará inicio formal el jueves a la audiencia para escuchar los fundamentos de la querella y del ministerio público fiscal sobre la recusación del juez Otranto. La misma había sido planteada por la familia de Santiago Maldonado.

El presidente de ese tribunal, Javier Leal de Ibarra, explicó que la audiencia se hará en el marco de lo establecido por el artículo 61 del Código Procesal Penal de la Nación y que “se escuchará a las partes y se resolverá en 48 horas”. En ese contexto, el funcionario judicial agregó que se estima que “para el lunes ya habría una resolución que no puede ser recurrida”. La Cámara Federal de Apelaciones que preside Javier Leal de Ibarra está integrada por los jueces Aldo Suárez y Hebe Corchuelo de Huberman.

La familia de Santiago Maldonado pidió, a través de la abogada Verónica Heredia, el apartamiento del juez Guido Otranto ante el “nulo avance” de la investigación, y resaltó la necesidad de “acumular las causas donde tramita la desaparición forzada de persona de Santiago, para evitar más dilaciones y desvíos en la investigación sobre su paradero actual”.

Por su parte, el juez, al rechazar la recusación, dijo que “el querellante confunde el objeto procesal de esta investigación, que está pura y exclusivamente encaminada a establecer si Santiago Maldonado ha sido víctima del delito de desaparición forzada de personas”, según se difundió la semana pasada a través del Centro de Información Judicial (CIJ).

Ámbito


Un megaoperativo policial con más de 300 efectivos en la Pu Lof de Cushamen que no arrojó ningún resultado positivo

El ministerio de Seguridad de la Nación no reparó en gastos a la hora de llevar adelante un allanamiento en la Pu Lof en Resistencia Leleque, en el departamento de Cushamen: más de 300 efectivos de la Policía Federal, Prefectura, Grupos Especiales, buzos, canes, drones y dos helicópteros. Hubo personal fuertemente armado dentro del territorio, en donde había solamente tres personas. Matías Santana, el principal testigo de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, estuvo maniatado con precintos durante todo el operativo, es decir doce horas. Según manifestó el juez Guido Otranto, el objetivo era buscar elementos de Santiago, aunque también se realizó un tercer rastrillaje sobre el río, que también dio negativo. Cerca de las 10 de la mañana, detuvieron a Elizabeth Loncopan por resistirse a dar su nombre frente a los uniformados. Otranto, que le había adelantado esta medida al diario La Nación, suspendió las audiencias que estaban programadas para ayer con la declaración testimonial de dos integrantes de la comunidad mapuche, dispuestos a aportar datos sobre la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

Matías Santana ya intuía que algo iba a pasar durante la noche. Eran las tres de la mañana y podía darse cuenta de que las fuerzas federales pasaban por la tranquera de la Pu Lof en Resistencia, sobre la RN 40. A las 5 am, la policía de la provincia junto a la policía federal ya había realizado un corte sobre Cholila y otro en la Comisaría de Leleque, frente al ingreso de la Estancia de Benetton, a 8 kilómetros de la comunidad. Nadie pudo circular por ahí desde esa hora. A las 7, ingresaron de manera violenta a la Pu Lof.

“¡Al piso, al piso, al piso, Policía!”, escuchó Matías mientras en un acto reflejo, luego de ver las luces incandescentes de la camioneta que ingresó al territorio, corrió unos pasos. “¡Levantá las manos, al suelo, las manos adelante!”, le gritaron. Luego le colocaron los precintos por doce horas. Matías pidió ver la orden judicial. Un efectivo le dijo “ya van a venir a hablar con vos”. Pero nadie le dijo nada, ni siquiera el juez que pasaba por su lado, siempre con custodia de la Federal.

El juez Otranto llegó con funcionarios del Ministerio de Seguridad, quienes filmaron todo el operativo. Quien estuvo como testigo privilegiado de toda la escena fue Gonzalo Cané, secretario de Coordinación con los Poderes Judiciales, quien se retiró del predio a las 18.

“¿Por qué hay un funcionario del Ministerio de Seguridad filmando todo si ésta es una orden judicial?”, le preguntó Mabel Sánchez, de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos a Otranto. “Ellos trajeron el equipamiento”, respondió el magistrado. Otranto parecía “servil” a las órdenes del Ministerio de Seguridad. El “equipamiento” que mencionó el juez fueron más de 300 efectivos, buzos, perros, la caballería, dos helicópteros, uno de Prefectura y otro de la Federal, drones, peritos forenses, etc. Querían encontrar, supuestamente, rastros de Santiago Maldonado, en los mismos lugares donde ya habían inspeccionado, sobre todo en el río. Ayer pudieron comprobar nuevamente que en el lugar donde ocurrió la represión, el agua es mansa, y la profundidad no supera el metro treinta, donde también hay muchas ramas de sauces entrecruzadas.

“En un momento veo a alguien que parecía un funcionario y le pregunto si no podía hacer algo, ya llevaba muchas horas con las manos atadas, y me dice que no podía dar esa orden. ¿Pero usted no es del Ministerio?, le digo. Y se fue”, narró Matías. Su (no) interlocutor era Cané.

Mientras todo esto sucedía, sobre el corte de ruta efectuado por la provincia de Chubut y la Federal, a la altura de la Comisaría de Leleque, se habían juntado algunos integrantes de la Pu Lof que no pudieron ingresar, entre ellos Soraya Maicoño, también testigo en la causa por la desaparición forzada de Santiago Maldonado y otros militantes. El trabajo en la estancia de Benetton seguía con normalidad, ya que las Ford Ranger de la empresa no dejaban de entrar y salir. Incluso, cerca del mediodía salió del lugar un camión con peones que regresó unas horas más tarde.

En la zona no hay señal de teléfono por eso la incertidumbre y la angustia de los integrantes de la Lof se hacía pesar sobre la ruta. Cuando la policía levantó el corte, una caravana de autos salió para la Pu Lof. Al llegar, todavía el grupo de fuerzas especiales custodiaba la tranquera. La escena era pura violencia. Adentro, solamente tres integrantes de la comunidad, y en la puerta, diez hombres pertrechados para la guerra. Cuando se retiraron, en medio de los insultos, los peñi y lamiens corrieron para abrazarse.

Las distintas casas de la Pu Lof fueron revisadas y allanadas. “Vamos a revisar todo”, fue lo primero que le dijo Otranto a Mabel Sánchez. Del lugar solamente recogieron una mochila, que tenía un aspecto similar a la usada por Santiago aunque el juez reconoció en el mismo lugar que no le pertenecía, un celular y otras prendas. De la casa de la familia Huilinao se llevaron una especie de rifle o carabina, utilizada para cazar. “El juez Otranto nos dijo que todo había dado negativo”, sostuvo Sánchez una vez concluido el operativo, en medio de los abrazos con los otros miembros de la comunidad.

“Seguimos con el protocolo famoso que se usa cuando se va a buscar a alguien, cuando se va a buscar un chico extraviado. En el fin de semana se le ocurrió que se ahogó y bueno, es el razonamiento por lo absurdo. Pero es un razonamiento lleno de autoritarismo que no busca ninguna respuesta. Todavía necesitamos una respuesta, ¿dónde está Santiago? El autoritarismo de Estado te lleva a un crimen político. Esto es un crimen político, tener durante 48 días a una persona desaparecida es criminal y cuando se trata del Estado, es una desaparición forzada”, sostuvo Julio Saquero, integrante de la APDH de Esquel, quien sufrió una leve descompensación cuando vio que los dos chicos que estaban en la casilla de seguridad habían sido maniatados cual reclusos en una prisión.

Página 12