La ONU celebra el cese al fuego entre el gobierno y el ELN y Colombia se prepara para la visita del Papa

ONU aplaude cese al fuego bilateral entre Gobierno y ELN

La Misión de la ONU y el Sistema de las Naciones Unidas en Colombia celebraron el cese al fuego bilateral y temporal acordado por el Gobierno y la guerrilla del ELN, e indicaron que ayudará a construir “confianza”.

“Este acto es un paso concreto hacia el pleno respeto y aplicación del Derecho Internacional Humanitario y ayudará a construir confianza en el proceso de paz”, señaló la ONU en un comunicado.

El Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) suscribieron este lunes en Quito, sede desde febrero pasado de las conversaciones entre las partes, un acuerdo de cese al fuego que regirá desde el 1 de octubre y estará vigente durante 102 días.

El organismo valoró que “el objetivo primordial del acuerdo es mejorar la situación humanitaria de la población”.

“La población civil colombiana que sufre el conflicto de manera directa será la principal beneficiada con los compromisos anunciados por el ELN de suspender todo tipo de secuestros y atentados contra la infraestructura física; el enrolamiento de niños, niñas y adolescentes y la abstención de instalar artefactos explosivos antipersona”, agregó la comunicación.

Además, la ONU dijo recibir con satisfacción que, “como parte de este acuerdo, el Gobierno colombiano fortalecerá el sistema de alertas tempranas para prevenir atentados y asesinatos de líderes sociales”.

“Todas estas medidas ayudarán a crear un clima favorable para el proceso de concertación y consulta con la ciudadanía, planteada en la agenda de negociación”, agregó el documento.

De igual forma, la ONU agradeció el papel de Brasil, Chile, Cuba, Ecuador, Noruega y Venezuela “por su acompañamiento como países garantes en este proceso de paz”.

El Gobierno llegó a un Acuerdo de Paz en noviembre pasado con las FARC, que desde el jueves pasado se transformó en partido político con el nombre de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, y mantiene acercamientos con vistas a iniciar un proceso similar con el ELN.

El Espectador


El 1° de octubre comienza a regir el cese al fuego bilateral con el Eln

“Hoy, 4 de septiembre, exactamente 5 años después de que anunciamos el acuerdo marco con las Farc que nos condujo a la paz con esa organización guerrillera, vamos a firmar en Quito, después de intensas negociaciones que terminaron esta madrugada, un acuerdo para declarar un cese al fuego y de hostilidades bilateral con el Eln”. Con esas palabras, el presidente Juan Manuel Santos anunció este lunes el acuerdo sobre unos de los puntos que más debate había generado en la mesa de diálogos entre el Gobierno y esa guerrilla y que había sido motivo de fuertes cruces de mensajes entre las partes en negociación.

Según explicó el jefe de Estado, la medida comenzará a regir el 1° de octubre y “tendrá una vigencia inicial de 102 días, es decir irá hasta el 12 de enero del próximo año y se irá renovando en la medida en que se cumpla y se avance en las negociaciones sobre los demás puntos”.

El mandatario insistió en que la prioridad es proteger a los ciudadanos por lo que durante dicho período cesarán los secuestros, los ataques a los oleoductos y demás hostilidades contra la población civil.

Santos además hizo referencia a la visita que desde este miércoles realizará el papa Francisco a Colombia y aseguró que la noticia del cese al fuego lo alegrará: “El papa Francisco –cuyas palabras siempre nos alentaron para persistir en la búsqueda de la paz– llegará el próximo miércoles a una Colombia nueva, a una Colombia distinta (…) ¿Y cómo vamos a recibir a nuestro querido visitante? Con mucha emoción y con profundo respeto. Y con una gran noticia que estamos seguros lo alegrará”.

Asimismo, el mandatario colombiano hizo énfasis en el mensaje de reconciliación que traerá al país el sumo pontífice. “El Papa llega entonces en un momento único de nuestra historia, cuando volteamos la página de un conflicto absurdo y encaramos con ilusión el futuro. Y viene a hacernos una invitación muy especial, una invitación que nos llega al alma; viene a invitarnos a que demos –entre todos– el primer paso hacia la reconciliación. Atendamos su llamado a la unión, a dejar atrás los prejuicios y rencores para construir juntos –en armonía– un país mejor”, manifestó Santos.

A su turno, la guerrilla del Eln celebró el anuncio a través de su cuenta en Twitter con un mensaje en el que agradece a “quienes apoyaron decididamente los esfuerzos” para alcanzar el cese al fuego bilateral. El tuit está acompañado de una imagen en la que figuran los jefes negociadores del Gobierno y la guerrilla en Quito (Ecuador), Juan Camilo Restrepo y Pablo Beltrán, respectivamente.

Sobre el anuncio también se pronunció Rodrigo Londoño, máximo dirigente de las Farc, quien sostuvo que se trata de una gran noticia para el país:

La noticia se conoce días después de que el Eln reconociera el asesinato de Arsen Voskanyan, un ciudadano ruso que había sido secuestrado en las selvas del Chocó en momentos en que recolectaba ranas venenosas para ser vendidas en el mercado negro internacional. El reconocimiento del asesinato fue hecho por alias Yerson, miembro del Frente de Guerra Occidental del Eln, quien concedió una entrevista a la agencia Reuters. “Está muerto, está muerto (…) en este frente de guerra sucedió”, dijo el jefe guerrillero.

El Espectador


Comunicado conjunto de la Delegación del gobierno y el ELN sobre el acuerdo de cese al fuego bilateral

Septiembre 4 de 2017

Con el propósito de concretar acciones y dinámicas humanitarias, el Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional, han acordado desarrollar un Cese al fuego, bilateral y temporal que reduzca la intensidad del conflicto armado. Su objetivo primordial es mejorar la situación humanitaria de la población. Este cese iniciará a partir del 1 de octubre de 2017 y finalizará el 9 de enero de 2018.

Para el cumplimiento de este Acuerdo se establecerá un mecanismo integrado por el Gobierno Nacional, el Ejército de Liberación Nacional, la ONU, y la Iglesia Católica; que funcionará con el doble propósito de prevenir e informar cualquier incidente.

Las partes establecerán los correspondientes protocolos para desarrollar este Acuerdo.

En virtud de lo anterior, las partes han decidido extender el trabajo de este ciclo de conversaciones, para precisar los demás aspectos logísticos propios del Cese.

El cuarto ciclo de conversaciones se desarrollará, como los anteriores, en la ciudad de Quito e iniciará el día lunes 23 de octubre.

Las delegaciones agradecen a los países garantes Brasil, Chile, Cuba, Noruega y Venezuela, y agradecen de manera especial al Ecuador, también garante de estos diálogos, por su hospitalidad y su acompañamiento a Colombia en la búsqueda de la paz.

Por el Jefe de la Delegación

del Gobierno

Juan Camilo Restrepo

Por el Jefe de la Delegación

del Ejército de Liberación Nacional

Pablo Beltrán

ELN


ELN: ¡Bienvenido Francisco! Nuestro compromiso es por la Paz

La visita del Papa es un hecho trascendental para este momento que vive el país. Su sola presencia traerá esperanzas, su aliento nos dará coraje, la memoria nos predispondrá a todos a honrar a las víctimas y encontrar una salida política al conflicto para construir un país con Justicia Social.

“Una Colombia en Paz debe tener memoria, coraje y esperanza”. Las palabras pertenecen a Francisco, fueron dichas en el marco de un encuentro mundial de la juventud y son una guía para que nos animemos a construir un futuro de justicia e igualdad.

Podemos elevar la mirada y ver más allá de nuestro país. El Papa brega por la paz de Colombia con tanto afán como lo hace por la paz en cada rincón del planeta. Hay una concepción de fondo que, aunque no es novedosa, se vio reactualizada por el papado de Francisco: la doctrina social de la Iglesia, la opción preferencial por los pobres, expresan un paradigma de justicia e igualdad. La encíclica “Laudato Sí” que predica Francisco, con sus críticas al capitalismo, es para los pueblos del mundo una guía de esperanza, como en su momento lo fue la figura histórica de Jesús. En ese camino se inscriben referentes éticos, humanistas y revolucionarios de la Iglesia como los monseñores Romero, Proaño y Angelelli, los curas que acompañan a los pobres en comunidades golpeadas por la guerra y en las barriadas populares marcadas por la exclusión o, sin ir más lejos, nuestro querido Camilo Torres Restrepo, tal vez el símbolo más puro de compromiso con la liberación que ha parido nuestra época.

Esa Iglesia misional, más cercana a los desvalidos y humillados que pregona Francisco encuentra, sin embargo, a sus contradictores que prefieren que nada cambie.

Colombia sabe de eso. ¡Cuánto tienen que temer al mensaje de Francisco los corruptos de este país! ¡O quienes han sostenido por décadas un sistema de explotación y opresión de los pobres! Son ellos quienes deben mostrarse preocupados por la visita del Papa, que los deja expuestos con su solo mensaje de justicia. “Cristo habló de una sociedad donde los pobres, los débiles y los marginados sean quienes decidan”, afirmó Francisco, desafiando a los poderosos.

VERDAD TODA, VERDAD TODOS

Todavía falta, estamos en camino, pero falta. Colombia sigue siendo un país dividido, incluso la Iglesia está dividida. La penosa realidad que expresó el resultado del Plebiscito de octubre del año pasado es muestra de ello.

Las décadas de conflicto que signan nuestra historia están marcadas dramáticamente por esa división. La guerra ha sido un escenario donde esas confrontaciones se profundizaron, sin escatimar situaciones trágicas, que hoy las y los colombianos buscamos superar. Cómo comprender si no las masacres, el genocidio, la persecución, las desapariciones forzadas, prácticas sistemáticas que el propio régimen alimentó.

Las beatificaciones anunciadas durante la presencia de Francisco en el país reflejan esa tragedia.

Por un lado, el “cura de Armero”, Pedro María Ramírez Ramos, recibió serios cuestionamientos ya que su muerte no habría sido un martirio cristiano, sino resultado de un contexto de odios políticos entre liberales y conservadores, de los cuales el propio sacerdote no habría estado exento.

Por otro lado, la beatificación de monseñor Jesús Jaramillo Monsalve toca especialmente a nuestra Organización. Hemos aclarado en su momento, y hemos repetido durante estas semanas, que el ELN no avaló la decisión de haber causado su muerte. Aun así, siendo que ésta fue llevada a cabo por integrantes de esta Organización, nos corresponde la responsabilidad histórica de reconocer el hecho. En el marco de la visita de Su Santidad estamos dispuestos a pedir perdón por ello.

No somos los únicos, y eso es bueno. Por estos días se hará público un “pedido de perdón por la participación en la violencia que viene del pasado”, que suscriben en nombre de la Iglesia más de mil referentes crisitanos, sacerdotes y laicos de todo el país.

La visita de Francisco a Colombia es una oportunidad para reafirmar las esperanzas de reconciliación. Para ello, todos los colombianos debemos asumir nuestras responsabilidades y muestro compromiso para que hechos semejantes no vuelvan a ocurrir. “Verdad toda, verdad todos” es un principio que debe guiar las esperanzas de paz y de reparación de las víctimas. Asumimos ese compromiso.

Por último, queremos referirnos a los esfuerzos volcados en el último tiempo a consensuar con el Gobierno un Cese Al Fuego Bilateral. Hemos dicho que la visita del Papa Francisco debía ser una motivación extra para acelerar la búsqueda de acuerdos, que tienen como principales destinatarios a las comunidades que padecen las consecuencias lamentables del conflicto.

Pasados los días de celebración que acompañen la presencia de Francisco en Colombia, seguiremos empeñados avanzar hacia el desescalamiento del conflicto, hasta que la Paz Completa sea una realidad.

ELN


Iré como peregrino de paz y esperanza: Papa Francisco sobre visita a Colombia

Dos días antes de su visita a Colombia, el Papa Francisco envió un mensaje de paz y reconciliación a los colombianos a través de un video revelado por la Conferencia Episcopal de Colombia y el Comité Ejecutivo de la Visita Apostólica.

“En muy pocos días iré como peregrino de esperanza y paz para celebrar con ustedes la fe en nuestro señor y aprender de su caridad y constancia”, afirmó.

“Demos el primer paso: es el lema de este viaje”, señaló el sumo pontífice, recordando la importancia de dar el primer paso en cualquier actividad de la vida. “Ser los primeros para amar, crear puentes y fraternidad”, agregó.

“Dar el primer paso nos anima a salir al encuentro del otro y extender la mano y darnos el signo de paz. Y la paz es la que Colombia busca desde hace mucho tiempo y trabaja para conseguirla. Una paz estable y duradera, para vernos y tratarnos como hermanos, nunca como enemigos“, afirmó.

El sumo pontífice agradeció la invitación del presidente Juan Manuel Santos y dijo sentirse “honrado de visitar esta tierra rica en historia de cultura, de fe. De hombres y mujeres que han trabajado con tesón y constancia para que sea un lugar donde reine la armonia y la fraternidad”.

Finalmente, pidió a los colombianos rezar por él y envió bendiciones a todos. “Queridos hermanas y hermanos colombianos: deseo vivir estos días con ustedes con ánimo gozoso, con gratitud al Señor. Los abrazo con afecto y le pido al Señor que los bendiga, que proteja vuestro país y les conceda la paz. Y a nuestra madre la Virgen Santa que los cuide”.

RCN Radio