La ONU ofrece ayuda tras el sismo que dejó 91 muertos y más de 2 millones de afectados

La ONU expresa condolencias y ofrece ayuda a México tras sismo

El titular de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, expresó sus condolencias al gobierno y al pueblo de México tras el terremoto ocurrido el pasado jueves 7 de septiembre que causó la muerte de al menos 90 personas, y declaró que el organismo se encuentra listo para prestar asistencia.

En un comunicado emitido anoche por su vocero, Guterres se dijo entristecido por la pérdida de vidas y la destrucción causada en los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco como consecuencia del terremoto de 8.2 grados en la escala de Richter el jueves pasado.

Tras expresar sus condolencias, el titular de la ONU destacó que “Naciones Unidas está dispuesta a prestar apoyo, si así se solicita”.

Guterres también deseó una rápida recuperación a los heridos, además de que elogió a las autoridades y los agentes de respuesta de emergencia, que “no están escatimando esfuerzos para ayudar a las personas necesitadas y restaurar los servicios esenciales”.

Excelsior


Son 91 víctimas mortales en tres estados del país

Con al menos 91 muertos y más de dos millones de damnificados en el sur del país, la tragedia causada por el poderoso terremoto que sacudió México el jueves se recrudece con las horas pese al llamado a la calma y el arribo de ayuda a las zonas más afectadas.

Este domingo, el Gobernador del estado de Oaxaca, la región más castigada y una de las más pobres, confirmó el fallecimiento de 71 personas y la afectación de unas 800 mil en su entidad, así como 324 escuelas con 42 daños totales.

Los municipios con más daños son Juchitán de Zaragoza, Unión Hidalgo e Ixtaltepec, aunque reconoció que se están evaluando otras localidades que también tuvieron “impactos importantes”.

El estado de Chiapas, frente a cuyas costas se originó el sismo de magnitud 8.2, registra al menos 40 mil viviendas afectadas, y la cifra de decesos se mantiene en 16.

Aunque hay reporte de daños en 122 municipios, la mayor parte se concentra en 82 localidades. Tonalá, Cintalapa, Parral, Venustiano Carranza y Pijijiapan son algunos de los municipios con más afectaciones.

El Gobierno estatal mantiene que hay alrededor de 1,5 millones damnificados, 70 mil de los cuales continúan en albergues. Además hay 980 escuelas y 48 centros médicos con daños en infraestructuras.

En estas dos entidades se mantiene la suspensión de clases por seguridad y revisión de infraestructuras, mientras que operarán las escuelas del resto de estados -fueron 11 en total- que cerraron el viernes tras el terremoto, informó el ministro mexicano de Educación, Aurelio Nuño.

En el estado de Tabasco, la cifra de fallecidos se mantiene en cuatro, elevando el número total a noventa. No obstante, el dato es preliminar y puede seguir creciendo, a tenor de cierto descontrol que se intuye en el manejo de cifras.

En Juchitán, la población con más muertos, el número pasó de 37 a unos 60 en las últimas horas, según varios reportes. De estos, el ayuntamiento confirmó a Efe que solo tiene 24 plenamente identificados -todos oaxaqueños-, lo que alimenta el rumor en el pueblo de que podría haber extranjeros entre las víctimas.

Paralelamente a los trabajos de búsqueda de sobrevivientes y remoción de escombros -todavía incipientes-, arrancaron varias campañas de donación y envío de ayuda a las zonas más afectadas por parte de autoridades federales, estatales y municipales.

Pulso


Peña Nieto se reúne con su gabinete para evaluar daños de sismo

El presidente Enrique Peña Nieto se reunió con los integrantes de su Gabinete Legal y Ampliado para evaluar los daños causados por el sismo del pasado jueves, el cual dejó al menos 91 muertos.

En el encuentro, realizado en la residencia oficial de Los Pinos, los funcionarios también buscan reforzar las acciones de apoyo a la población damnificada por los recientes sismos.

Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, publicó en su cuenta de Twitter que se reuniría con el presidente para reforzar el apoyo a las personas afectadas.

Milenio