La oposición venezolana realizó sus primarias para las elecciones a gobernadores

Acción Democrática se metió por el buche 12 candidaturas de primarias de la oposición

Al parecer, muchos electores opositores recordaron el viejo slogan “Con AD se vive mejor”, pues el partido blanco alcanzó 12 de las 19 candidaturas en disputa, durante las elecciones internas primarias de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Según las tendencias, pasadas las 11:30 de la noche de este domingo, la diputada adeca Laidy Gómez se impuso en Táchira, por margen estrecho, a los precandidatos Fernando Andrade, Patricia de Ceballos, Juan Requesens, Miguel Ángel Rodríguez y Virginia Vivas.

En Mérida el adeco Carlos Guevara le ganó a Carlos Paparoni (Primero Justicia) y Lawrence Castro (Voluntad Popular), mientras que en Monagas, el ex gobernador Guillermo Call, de Copei, se impuso al también ex mandatario Luis “El Burro” Martínez, a la diputada María Gabriela Hernández y al ex alcalde Ramón “Moncho” Fuentes.

El ex gobernador Andrés Velásquez, de Causa R, triunfó en Bolivar, ganándole por muy poco al diputado Francisco Sucre. Mientras que en Aragua, el diputado Ismael García, de Acción Democrática, derrotó a la estructura organizativa de su anterior partido, Primero Justicia, y su gallo aurinegro José Ramón Arias.

El gobernador Henri Falcón, de Avanzada Progresista, se anotó para repetir como gobernador de Lara, en su cuarto período. El diputado Luis Florido fue su más cercano contendiente. En Apure ganó el ex gobernador José Montilla, de AD, al tiempo que en Cojedes triunfó Alberto Galíndez, también de la tolda blanca.

En el estado Delta Amacuro, la diputada adeca Larissa González (esposa del “Burro” Martinez) le ganó por amplio margen a Reinaldo Márquez (UNT) y al Diputado José Antonio España (PJ).

El actual alcalde del municipio Sucre, Carlos Ocariz, levantó el estandarte de Primero Justicia que le dejó el actual gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, para ser candidato.

Los andinos de Trujillo retomaron la senda de Acción Democrática con Carlos Andrés González, quien se impuso a Conrado Pérez Linares (PJ), Enrique Catalán (UNT) y Marcos Montilla (IPP y MP). En el estado Sucre, Robert Alcalá, de AD, duplicó los votos del ex gobernador Ramón Martínez (AP).

El “chiripero” de Convergencia triunfó otra vez en el estado Yaracuy, con Biagio Pillieri, que apaleó a Gabriel Gallo (VP) y Luis Parra (PJ).

La actual alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo de Rosales, de Un Nuevo Tiempo, se impuso por estrecho margen a Juan Pablo Guanipa, de Primero Justicia.

Hasta altas horas de la noche del domingo, las tendencias colocaban a Freddy Superlano (VP) y Julio César Reyes (AP) en dura batalla por la candidatura del estado Barinas. Entretanto, Eliécer Sirit, de AD, habría ganado en el estado Falcón. María Beatriz Martínez, de Primero Justicia, ganó en el estado Portuguesa, mientras que en Guárico, Pedro Loreto, de AD, arrasó.

Las candidaturas de los estados Vargas (José Manuel Olivares-VP), Carabobo (Alejandro Feo La Cruz-VP), Nueva Esparta (Alfredo Díaz-AD) y Anzoátegui (Antonio Barreto Sira-AD) fueron acordadas previamente por consenso.

Acción Democrática agradeció a los votantes en un mensaje publicado en su cuenta en Twiiter, prometiendo trabajar por las 23 candidaturas opositoras. “Gracias al apoyo de Vzla y de la maquinaria adeca que a partir de hoy trabajará sin descanso por 23 candidatos unitarios #ADelanteVenezuela“.

Resultados parciales. Pasada medianoche de este lunes, el presidente de la comisión de primarias, Francisco Castro, confirmó los resultados en los estados Lara, Mérida, Miranda, Monagas, Nueva Esparta, Portuguesa, Sucre, Táchira, Trujillo, Vargas, Falcón, Guárico, Apure, Cojedes y Delta Amacuro.

En Aragua, Bolívar y Zulia no hay resultados definitivos. “No existe una tendencia clara de las actas totalizadas”.

Últimas Noticias


Poca asistencia y falta de información caracterizaron elecciones internas de la oposición

Aunque la comisión organizadora de las elecciones primarias de la Mesa de la Unidad (MUD) esperaba la participación de al menos 10% del padrón electoral nacional para definir candidatos únicos a las gobernaciones de 19 estados del país; en los centros con mayor cantidad de mesas habilitados en diversos puntos de Caracas, en municipios del estado Miranda, se registró baja asistencia de votantes.

En centros de votación habilitados en la parroquia Petare del municipio Sucre; la plaza Bolívar del municipio Chacao; recintos educativos del municipio Baruta; y otras parroquias mirandinas de la gran Caracas, la disponibilidad de mesas de votación superaba la afluencia de votantes, sin que se llegaran a formar filas de espera para participar.

En la plaza Antonio José de Sucre de la zona colonial de Petare, un centro de votación con 36 mesas recibía unidades de transporte público que periódicamente llegaban con votantes de otras zonas, generalmente identificados con banderas del partido que los movilizaba, y compartían espacio con puntos de información de las diversas organizaciones participantes y parte de sus militantes locales, sin embargo, la plaza no llegó a llenarse.

En espacios adyacentes a la Concha Acústica de Bello Monte, en el municipio Baruta, fueron instaladas menos de ocho mesas de votación, sin embargo, durante el día siempre hubo mesas disponibles para los votantes que se acercaban.

Pasado el medio día se presentó en el lugar el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, y encontró un centro de votación casi vacío.

La falta de promoción e información acerca del proceso, y las consecuencias de las contradicciones en el discurso de los dirigentes de la oposición, hicieron efecto en la población opositora y su respuesta al llamado a la participación interna de la coalición de derecha.

Tras haber efectuado un proceso de consulta durante el pasado 16 de julio, con el que la MUD logró movilizar a un buen número de su militancia, la dirigencia opositora volvió a generar falsas expectativas en sus seguidores, que no acudieron en igual número a esta nueva convocatoria.

Según los organizadores de ese proceso, en esa ocasión, participaron siete millones de personas, cifra puesta en duda por la carencia de elementos que evitaran el doble voto y la imposibilidad de auditorías posteriores; y para estas elecciones primarias estimaban la participación de un 10% del padrón electoral, que equivale aproximadamente a un millón 200.000 votos.

Correo del Orinoco