Macri recibe a Netanyahu en la primera visita de un mandatario israelí a América Latina

Macri recibe a hoy Netanyahu, quien arremetió contra Irán

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, arribó ayer a la Argentina, en la primera visita de un funcionario de esa jerarquía en ejercicio del cargo en la historia bilateral.

El funcionario y su comitiva llegaron al aeropuerto internacional de Ezeiza en un avión de El Al, la línea de bandera de Israel.

Durante su visita, que se extenderá hasta mañana, Netanyahu prevé reunirse hoy con el presidente Mauricio Macri y rendir homenaje a las víctimas de los atentados de 1992 contra la Embajada de Israel y de 1994 contra la Amia.

Precisamente, al hablar en la sede de la Amia, el premier apuntó duro contra Irán y afirmó que ese país perpetró “los atentados que dañaron a la Argentina”.

Frente a dirigentes de la comunidad judía argentina, Netanyahu sostuvo: “Llegó el momento de culpar a Irán. Se tiene que hacer responsable de lo hecho. Su amenaza es permanente e incluye a América latina”. Además, agradeció a Macri y a su gobierno por “su decisión de encontrar a los culpables” de los atentados.

Por la llegada del funcionario, el gobierno nacional activó un amplio operativo de seguridad, que incluye cortes de calles y el despliegue de efectivos policiales en varios puntos de la ciudad de Buenos Aires, entre ellos en inmediaciones del hotel Alvear, donde se hospeda Netanyahu y su mujer, Sara.

El encuentro entre Macri y el premier israelí servirá para estrechar relaciones bilaterales con la firma de convenios de cooperación en materia de “seguridad social, educación y acuerdos de promoción e intercambio comercial”, confirmaron fuentes oficiales.

Luego del tradicional homenaje al libertador general José de San Martín en el monumento ubicado frente a la Cancillería, previsto para hoy, a las 10, Netanyahu será recibido por Macri, a las 12, en la Casa Rosada. Primero mantendrán una reunión bilateral y, posteriormente, ofrecerán una declaración conjunta ante la prensa.

Según adelantaron fuentes del gobierno, Macri y Netanyahu “firmarán un acuerdo para la entrega de material de la época del Holocausto y convenios de cooperación en materia de seguridad social y promoción de inversiones”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores israelí adelantó que se firmaría la transferencia electrónica a Israel de 139.544 documentos y fotografías históricas de antes y después de la Segunda Guerra Mundial, “los cuales permitirían una comprensión más profunda de la Shoá y otros crímenes de lesa humanidad, en una iniciativa conjunta de la Cancillería argentina y el Museo del Holocausto de Estados Unidos”.

Netanyahu llegó al país en el marco de su primera gira sudamericana, que lo llevará también a Colombia y México. Por la tarde, en tanto, encabezará un encuentro con empresarios en el hotel Alvear, con eje en ciberseguridad y defensa.

Posicionamientos a favor y en contra del primer ministro israelí

La Daia le dio ayer la bienvenida oficial al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y celebró el “acercamiento” entre ambos países.

En un comunicado que llevó la firma de su presidente, Ariel Cohen Sabban, la Daia resaltó: “Celebramos este acercamiento y expresamos nuestro anhelo de ver un fortalecimiento en el vínculo que una a estas dos naciones aliadas, hermanadas con los valores de la libertad, la democracia y la prosperidad”.

A su vez, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel cuestionó la visita de Netanyahu, a quien acusó de “brindarle protección a un represor (Teodoro Aníbal Gauto) de la última dictadura cívico-militar”.

Asimismo, recordó que el premier “está acusado de haber cometido crímenes de lesa humanidad en la Corte Penal Internacional”.

La Capital


Netanyahu, el primer mandatario de Israel en visitar América Latina

El Primer Ministro de Israel Benjamin Netanyahu inició este lunes 11 de septiembre en Argentina su visita a América Latina, en la que también estará por unas horas en Colombia y dos días en México, y está haciendo historia: es el primer jefe de gobierno israelí en funciones que llega a Latinoamérica.

Y no es una mera cuestión de agenda lo que lo ha determinado sino un momento político muy claro. Es lo que Modi Efaim, Director General de la Cancillería israelí para América Latina ha llamado “la llegada de gobiernos amistosos y la casi desaparición de gobiernos populistas”, como marco propicio para el afianzamiento de relaciones.

Israel tiene hoy una mirada hacia América Latina como aliado estratégico y ello se puede concretar únicamente cuando hay gran afinidad.

Esta situación es notoria con Colombia, aunque no nueva ya que las relaciones eran muy cercanas también en los tiempos del presidente Álvaro Uribe, especialmente en el ámbito de la seguridad.

Con México las relaciones están “en su mejor momento en años”-según dijo a BBC Mundo Yoed Magen, Director del Departamento de América Central, Caribe y México en la Cancillería israelí.

Argentina es el ejemplo más claro del cambio político que facilitó un acercamiento a Israel, del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner al de Mauricio Macri.

Shmulik Bass, Director de América del Sur en la Cancillería en Jerusalén, dijo a BBC Mundo que “el gobierno de Macri es el primero que muestra gran seriedad en la investigación de los atentados contra la embajada de Israel en Buenos Aires en 1992 y la mutual comunitaria judía AMIA en 1994”.

Contrarrestando a Irán

Ello está relacionado también a la influencia de Irán en la zona que Israel tiene gran interés en contrarrestar, lo cual le es clave desde un punto de vista político y de seguridad.

Y el caso argentino refleja con especial claridad la incidencia estratégica del cambio en el tipo de gobiernos en la región.

Cabe recordar que, con base en lo hallado en la investigación del atentado contra la AMIA por parte del Fiscal Alberto Nisman, Interpol emitió órdenes de arresto internacionales a cinco jerarcas iraníes por su supuesto involucramiento en el ataque.

Luego Nisman aseguró que la propia Presidenta Cristina Fernández de Kirchner estaba involucrada en un plan de encubrimiento del atentado, para favorecer a Irán, lo cual ella y su Canciller, Héctor Timerman, negaron rotundamente.

El 18 de enero del 2015, el Fiscal de la causa AMIA fue hallado con un tiro en la cabeza en su departamento, un día antes de su planeada comparecencia ante el Senado, donde iba a presentar pruebas sobre sus acusaciones contra la entonces Presidenta.

La elección de Mauricio Macri inició una nueva era en la relación con Israel y el alejamiento de Irán.

Cuando en agosto del año pasado el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, realizó una gira por Latinoamérica a fin de intentar intensificar vínculos que se habían debilitado, Argentina no estaba en la agenda.

Tampoco Brasil, donde la caída de Dilma Roussef también significó un alejamiento.

Quienes sí estaban incluidos eran países que, justamente, no mantienen relaciones diplomáticas con Israel: Venezuela, Cuba y Bolivia, aunque también Ecuador y Chile-que sí las tiene- y Nicaragua, que en ese momento no las tenía pero meses después las reinstauró.

La más destacada puerta de entrada de Irán al continente fue la Venezuela de Hugo Chávez, tanto en el ámbito económico como militar.

La relación cercana continúa con el gobierno de Nicolás Maduro que recibió un explícito apoyo de parte de Irán, cuyo Canciller Zarif felicitó el mes pasado a Caracas por la elección de la Asamblea Constituyente promovidas por Maduro.

Cerca, desde lejos

Sin embargo, el deseo israelí de alejar a Irán lo más posible de América Latina, no es presentado como punto central del viaje de Netanyahu.

Hace ya más de tres años, en mayo del 2014, el gobierno israelí aprobó la resolución 1604 que hablaba explícitamente de una relación estratégica con América Latina.

Esto incluye cooperación en diversos campos, desde lucha antiterrorista y coordinación de seguridad hasta intercambios económicos y capacitación tecnológica.

El trasfondo es una relación histórica. Los votos de los países latinoamericanos fueron claves en la aprobación de la resolución 181 de la Asamblea General de la ONU aprobada en noviembre de 1947, preámbulo de la creación del Estado de Israel, lo cual es destacado a menudo por autoridades de ese país.

Ello, sumado a los intereses de intercambio e influencia política, condujo a una situación singular en la que a pesar de la distancia geográfica, Israel fue el primer país fuera de la región en pactar un TLC con Mercosur, es observador permanente de la OEA y observador en la Alianza del Pacífico.

Al visitar recientemente Israel el Secretario General de la OEA Luis Almagro, destacó que “en esta región definitivamente es el país que encarna mejor los principios de la organización, democracia y derechos humanos especialmente” y agregó que “Israel es hoy uno de los grandes amigos de las Américas”.

La cuestión palestina

Esto no ha significado siempre identidad de opiniones. El Dr. Efraim Davidi, docente de Historia de América Latina en la Universidad de Tel Aviv, recuerda que casi 15 países del continente reconocieron al Estado palestino.

Entre ellos, el régimen anterior en Argentina. México y Colombia no lo han hecho, lo cual Israel interpreta como comprensión de su explicación sobre la necesidad de aguardar a que un Estado palestino nazca como producto de negociaciones entre las partes.

Davidi recalca que “América Latina nunca desempeñó un papel sustancial en la mediación internacional del conflicto en el Medio Oriente”.

Más allá de diferencias políticas que ha habido y sigue habiendo en temas como la cuestión palestina, los lazos de cooperación entre Israel y Latinoamérica han sido siempre de gran intensidad.

Aproximadamente 90.000 profesionales latinoamericanos han participado casi desde la creación de Israel en diversos cursos de desarrollo en campos variados, organizados en su mayoría por la División de Cooperación Internacional de la Cancillería israelí.

Unos 35.000 de ellos, becados a cursos en Israel, y otros, beneficiándose de los cursos en sus respectivos países.

Un punto que no se menciona en reportes oficiales formales pero que es notorio de fondo, es el interés del israelí promedio, especialmente los jóvenes, en América Latina y el idioma español.

Yoed Magen, del Ministerio de RREE, que fue embajador de Israel en Colombia, lamenta que Netanyahu no tenga en su visita tiempo para recorrer y pasear.

“Pero estoy seguro que ya en unas horas, captará la calidez del carácter latino”.

Con una sonrisa, agrega: “Me gustan la cultura, el ritmo, la música y los colores de Latinoamérica. Es el continente que trajo al mundo la salsa, el tango, la samba y el merengue, que hacen que millones de latinos se alegren. Y eso nos contagia también a nosotros, los israelíes”.

Semana


Cartes se reunirá con Macri y Netanyahu

El presidente Horacio Cartes viaja esta mañana a Buenos Aires, donde aprovechando una invitación para reunirse con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, de visita oficial en la capital argentina, mantendrá un encuentro con el presidente Mauricio Macri.

El canciller nacional, Eladio Loizaga, quien acompañará al jefe de Estado, dijo que aprovecharán esta conversación para retomar algunos temas pendientes, como la conformación de una comisión que analizará la relocalización de los puertos franco de Paraguay en Buenos Aires y Rosario.

El primero de ellos ya no es operable, según el ministro, por lo que se buscará una relocalización “muy conveniente” con acuerdo de los armadores. Sería en la dársena 6, cerca del aeropuerto Jorge Newbery (Aeroparque). “Se va a constituir un grupo de trabajo que lo más pronto posible pueda reubicarlos y comenzar a trabajar”, explicó Loizaga. En Rosario, la zona franca se abandonó mucho tiempo, resaltó. El presidente también enfocará con su par argentino temas regionales urgentes, como la situación de Venezuela. El asunto de la hidroeléctrica Yacyretá no figura en el temario de conversación. No obstante, el canciller dijo que la conversación con Argentina está muy avanzada para la firma de la Nota Reversal, con base en el memorándum de entendimiento que firmaron los presidentes en mayo. “Solamente queda un punto de carácter técnico que está en revisión entre la ANDE y Ebisa. Queremos firmar lo antes posible, para tener la oportunidad de enviar al Congreso”, indicó.

NETANYAHU. Por la tarde, Cartes se reunirá con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, quien –según Loizaga– llamó personalmente al mandatario para invitarlo al encuentro. “Enfocarán los temas de cooperación y el incremento de estos”, explicó, al tiempo de recordar que ayer presentó cartas credenciales el nuevo embajador de Israel, Zeev Harel, quien acompaña a la delegación paraguaya.

El canciller resaltó que es la primera vez que un primer ministro de Israel visita América Latina. Netanyahu luego viajará a Colombia, México y Nueva York, donde participará en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Loizaga indicó que las relaciones entre Israel y Paraguay alcanzaron un excelente nivel. No descartó que la conversación incluya la situación en Medio Oriente.

Última Hora


Los objetivos de Netanyahu – Por Jorge Elbaum

La llegada del primer ministro israelí será la primera de un primer ministro de ese país a la República Argentina. Bibi Netanyahu es un referente de las políticas económicas neoliberales y un exponente de los sectores que se oponen a establecer la paz con la Autoridad Nacional Palestina, hecho que permitiría la existencia de dos Estados soberanos, tal cual fue dispuesto por las Naciones Unidas con la partición de Palestina en 1947. El líder del Likud (partido de la derecha israelí) es además el jefe de un gobierno que se ha opuesto sistemáticamente a las posiciones argentinas en relación a las Islas Malvinas: todas sus votaciones en los ámbitos internacionales han acompañado las mociones de Gran Bretaña, en franca oposición a los intereses nacionales. Dichas votaciones, enfrentadas a los intereses argentinos, han sido avaladas únicamente por tres países –Gran Bretaña, Estados Unidos e Israel–, curiosamente los mismos con los que el actual presidente Macri ha entablado las mejores afinidades diplomáticas. El primer mandatario argentino recibió semanas atrás al vicepresidente Mike Pence y firmó con Gran Bretaña en 2016 un documento en el que ambos países –Gran Bretaña y Argentina– se comprometían a “remover todos los obstáculos” para el desarrollo económico de las islas en lo que se refiere a comercio, navegación, pesca e hidrocarburos.

Netanyahu es más que un opositor a la soberanía argentina de las Malvinas: es el máximo beneficiario del financiamiento partidario otorgado por Sheldon Adelson, quien además es el propietario del diario de mayor tirada en Israel “Israel Hayom” –similar al matutino Clarín en argentina– cuya política editorial se basa en una defensa a ultranza de las políticas neoliberales del gobierno del Likud y de su oposición a la paz con los palestinos. Adelson, que es de los empresarios más acaudalados del mundo, fue uno de los más conocidos integrantes del colectivo denominado “fondos buitre” –en conjunto con Paul Singer– que lograron el cobro de “bonos basura” por parte del actual gobierno argentino, luego de fracasar en sus propósitos usurarios con el gobierno de Cristina Kirchner.

El mentor de Netanyahu, a quien el periodismo israelí denomina “el patrón de Netanyahu”, Sheldon Adelson, fue, además, uno de los “donantes” a Alberto Nisman, quien recibió casi 300 mil dólares en cuentas no declaradas provenientes de “Israel Hayom”, por conferencias supuestamente brindadas en Israel que nunca se llevaron a cabo. El monto entregado por Adelson se convirtió en una propiedad de ese mismo valor en las costas uruguayas, motivo por el cual están siendo juzgadas la madre y la hermana del extinto fiscal.

El primer mandatario viene a nuestro país, también, para acreditar la acusación hacia la República Islámica de Irán, en relación a los atentados a la Embajada de Israel en 1992 y a la AMIA/DAIA en 1994, exigir su inmediata condena, avalar el dictamen de la Corte Suprema en relación a la inconstitucionalidad del Memorandum de entendimiento con Irán, apoyar el juicio contra Cristina Kirchner y Héctor Timerman por “traición a la Patria”. También reclamará la aprobación de la ley que permite el juicio en ausencia y la finalización de la causa contra el expresidente de la DAIA Rubén Beraja, quien está siendo juzgado por encubrimiento, junto a funcionarios del gobierno de Menem. En esa misma línea apoyará las políticas injerencistas sobre Venezuela sugeridas por Donald Trump, aliado internacional de Macri y de Netanyahu, y firmará acuerdos cuyos componentes centrales serán la cooperación en temáticas de seguridad y “lucha antiterrorista”.

Netanyahu arriba al país en momentos que está siendo investigado junto con su esposa por fraude al Estado y prácticas incompatibles con la función pública. El primer ministro aduce que esas investigaciones –coordinadas por la policía israelí y la fiscalía de delitos complejos– son un claro intento de golpe de estado. Uno de los más influyentes periodistas de la derecha israelí, Dan Margalit, señaló recientemente que “Israel ha sido testigo –en el caso de Netanyahu– de un preocupante culto a la personalidad y una evidente forma de nepotismo y fascismo. Si se prueba que Bibi cometió un delito, su destitución no es un golpe de estado”. Los sectores más conservadores de la colectividad judía argentina, por su parte, recibirán al primer ministro con ponderaciones y ágapes honoríficos, intentando convencer a la totalidad de la sociedad argentina que existe una valoración positiva monolítica sobre el rol jugado por el gobierno de Netanyahu. Con apoyo de los medios de comunicación hegemónico borrarán las voces de los sectores disonantes de la argentinidad judía para monopolizar la escucha de una única voz, la de los sectores menos comprometidos con la paz en medio oriento y más asociados con el gobierno de Cambiemos.

El 30 de agosto último, uno de los máximos investigadores de la Shoá, Yehuda Bauer, publicó una nota en la prensa israelí titulada: “¿Es antisemita el gobierno de Israel?” En ese artículo se refirió a la ambigüedad cómplice de Netanyahu –coherente con la banalización de Trump luego de sucedida la manifestación supremacista– en relación a las marcas neonazis y supremacistas llevadas a cabo en Charlestonville. Bauer finaliza su artículo con la siguiente afirmación referida al gobierno de Netanyahu: “…parecería que no se comete un error si se asegura que se trata de un gobierno que se conduce por una política que contiene síntomas muy significativos de antisemitismo”.

(*) Titular del Llamamiento Argentino Judío. Periodista y sociólogo argentino.

Página 12


Pérez Esquivel: “Netanyahu protege a represores argentinos prófugos”

El Premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, expresó su repudio a la visita a la Argentina del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que se reunirá el martes con el presidente Mauricio Macri, por no permitir la extraditación del represor de la última dictadura cívico militar Teodoro Aníbal Gauto.

“No sólo él mismo está acusado de haber cometido crímenes de lesa humanidad en la Corte Penal Internacional por matar civiles bombardeando escuelas, hospitales y mezquitas de Palestina, sino que además le brinda protección a un represor de la última dictadura argentina”, dijo Pérez Esquivel.

Netanyahu se negó en mayo de este año a extraditar a Teodoro Aníbal Gauto (exagente del Batallón 601), prófugo de la justicia argentina y con pedido de captura internacional de Interpol, por estar acusado de haber cometido delitos de lesa humanidad en la última dictadura militar de Argentina.

El referente de derechos humanos se refirió al Presidente argentino: “Macri tiene la obligación legal y moral de exigir a Isala extradición de Teodoro Aníbal Gauto a la Argentina para que sea juzgado por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura”.

“No me extraña que este Presidente, tan empeñado en desconocer los 30.000 desaparecidos por la dictadura militar, en minimizar la política de DDHH, y desconocer la desaparición forzada de Santiago Maldonado, tenga buenas relaciones con un protector de represores. No es casual que no hablen del terrorismo de Estado”, criticó.

Teodoro Aníbal Gauto se encuentra imputado en la causa que lleva el expediente 16.419 “Arias Duval, Alejandro Agustín; Di Pasqueale, Jorge Hector; Romero Pavón, Carlos María y otros s/homicidio, privación ilegal de la libertad, tormentos y sustracción de menores”.

En febrero de 2015 fue encontrado prófugo en Israel protegido por su Ley de Retorno. Ante los medios de ese país Gauto explicó que: “Mientras yo esté en este país (Israel) y medianamente pueda estirar el tema, es decir, jugar con el tema de la extradición, seguiré acá. Si voy a Argentina, me van a encerrar en un calabozo y yo, obviamente, no estoy preparado para eso”. En mayo de 2017, Benjamín Netanyahu negó el pedido de extradición que había hecho la Argentina en 2015.

Tiempo Argentino