México: hay siete femicidios por día y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos exige la alerta de género

​Llama CNDH a revisar mecanismos de alerta de género

Ante el asesinato en Puebla de la estudiante veracruzana, Mara Fernanda Castilla, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez reiteró el llamado a las autoridades para revisar el mecanismo de alerta de género y fortalecerlo.

Hasta el momento, reveló, suman 26 procedimientos en distintos municipios de igual número de entidades.

Entrevistado después de presentar el estudio Presupuesto Público y Derechos Humanos, el ombudsman afirmó que se tiene que evaluar con solidez para que sea oportuno y comprometa más a los gobiernos locales, que es, dijo, la instancia donde falta concretar acciones.

González Pérez aseguró que en julio pasado la CNDH solicitó activar la alerta en Puebla y Querétaro ante el mecanismo correspondiente, sin embargo su petición fue ignorada.

“Nosotros estamos alzando la voz para que el mecanismo de alerta se fortalezca, sea más oportuno, y comprometa más a los gobiernos locales, que es donde se da lamentablemente esta falta de concreción de lo que se debe de hacer. El mecanismo es que se le dan seis meses para implementar acciones. Si derivado de eso no se cumple suficientemente, se da la alerta”, expuso.

En la Coordinación de Humanidades de la UNAM, el funcionario exigió que no haya impunidad en el caso de la joven estudiante de Ciencias Políticas y que se procese adecuadamente al imputado para que no haya “sorpresas. Pero la impunidad es un flagelo que hay que erradicar”.

Y agregó: “La alerta tiene que ir acompañada de acabar con la impunidad. Lamento y me solidarizo con la familia de este caso de Mara, que ha despertado la conciencia social, en las expresiones públicas que observamos este fin de semana”.

“Déjenme decirles, hoy en día las obligaciones no son solamente del Estado, ahí está la ONU, aquí estamos en la Comisión Nacional impulsando los derechos humanos en la responsabilidad social de las empresas. Y cualquier empresa tiene obligaciones, y desde luego en el transporte también las empresas tienen compromisos y, deben de tomar las providencias y las preocupaciones para evitar sucesos como el que hoy vivimos”, dijo.

Al cuestionarle si hay voluntad de las autoridades para acabar con la violencia contra las mujeres, González Pérez señaló que la voluntad se ha traducido en que en el país hay buenas leyes, pero faltan las acciones para erradicar este flagelo.

“La voluntad se ha traducido en que tenemos buenas leyes, ahí están las normas y ahí están los Tratados. Falta en algunos gobiernos locales esa voluntad para erradicar la violencia contra las mujeres. No podemos seguir en esa circunstancia, donde por ser mujer se le agrede”, respondió.

El Universal


¿Cuántas mujeres matan al día en México?

A pesar de las Alertas de Violencia de Género contra las Mujeres activadas en México, los esfuerzos por frenar o disminuir no han dado resultados positivos.

La penosa cifra

Los feminicidios se han convertido en una constante en México, porque al día mueren siete mujeres, de ellas, cuatro son violentadas sexualmente.

Las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), del 2015, reportaron el asesinato de 2 mil 383 mujeres ese año, un promedio de siete por día.

Tan sólo el Estado de México contabilizó 65 expedientes en el 2016, de los cuales dos culminaron en sentencia.

El asesinato de Mara, en Puebla, reavivó la llama de justicia y la exigencia de alto a los feminicidios desde aquellas muertes en Ciudad Juárez, Chihuahua.

“Esperamos que este caso de Mara sea emblemático y nos lleve no solamente a esta manifestación sino a exigir que realmente se ponga un alto a las diferentes formas de violencia hacia las mujeres”, apuntan activistas.

Capital


Marcha silenciosa en Puebla por asesinato de Mara Castilla

Activistas y defensores de Derechos Humanos mantienen las movilizaciones en distintas ciudades del país para repudiar el asesinato de la joven Mara Fernanda Castilla Miranda, a manos de un chofer del servicio Cabify, así como para exigir al gobierno emita la alerta de género a nivel nacional.

En Puebla, ciudad en donde Castilla Miranda estudiaba, se llevó a cabo la marcha más concurrida, la cual fue convocada por la mesa directiva de la licenciatura en Ciencias Políticas de la Universidad Popular Autónoma del estado de Puebla (UPAEP), carrera en la que estudiaba la víctima, que al momento de ser asesinada tenía 19 años.

En la marcha participaron al menos cinco mil personas que partieron del campus central de la universidad católica, ubicado en el barrio de Santiago, y se dirigió al Zócalo de esa ciudad.

La movilización fue silenciosa pero se realizó un mitin en la Plaza de Armas, en la cual el rector de la Universidad Iberoamericana, Fernando Fernández Font, advirtió que el problema de los feminicidios ha sido heredado por autoridades del morenovallismo que se coludieron con criminales y se aprovecharon de esa relación.

Otras instituciones de educación superior públicas y privadas que se sumaron fueron la BeneméritaUniversidad Autónoma de Puebla (BUAP), Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), Instituto Tecnológico de Puebla, la Universidad Anáhuac, y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, entre otras.

En Chilpancingo, Guerrero, un grupo de 50 mujeres de al menos tres colectivos civiles se movilizaron del monumento a las Banderas hacia Ciudad Universitaria y condenaron las agresiones en contra de las féminas.

“Diariamente somos golpeadas, desaparecidas y asesinadas ante las prácticas machistas. Las instituciones en México deben reconocer el grave problema, pedimos la declaratoria de Alerta Nacional de Género”, indicó Yolotzin Jaimes, vocera del Colectivo Camina Violeta.

De acuerdo con información de la Fiscalía General del Estado, Ricardo Alexis, presunto asesino de la estudiante formaba parte de una banda de huachicoleros que opera en los límites de Puebla y Tlaxcala, por lo que se desconoce si presentó documentación falsa para lograr ser socio de Cabify.

El pasado 8 de septiembre la estudiante de la UPAEP nunca llegó a su domicilio, en Torres de Mayorazgo, al sur de la capital poblana, luego de salir de un bar de San Andrés Cholula.

Tras su desaparición sus familiares pidieron ayuda para localizarla, a través de redes sociales. Una semana después, su cuerpo fue hallado, envuelto en sábanas y toallas con el logotipo de un motel a donde supuestamente fue llevada por el taxista, y fue arrojado en una barranca en la zona de Santa María Xonacatepec.

Por este caso, en el que está involucrado el servicio de taxi por internet Cabify, el gobernador Antonio Gali Fayad advirtió con retirarle el registro, el cual tiene una vigencia de 10 años, pero la Ley del Transporte para el Estado de Puebla no contempla una salida clara y concreta.

En el sitio de la UPAEP se lee un comunicado institucional en el que se repudia el homicidio y se exige justicia.

“Estamos dolidos e indignados por la pérdida de nuestra estudiante Mara Fernanda Castilla Miranda, cobardemente asesinada”, dice y agrega que la universidad se solidariza “con la familia Castilla Miranda, con sus compañeros y amigos, así como con tantas familias que han sido víctimas de la inseguridad e impunidad.

Así también que “por esa razón exigimos acciones concretas por parte de las autoridades para detener esta escalada de violencia que tanto lastima a nuestra sociedad”. Y finaliza: “Justicia y Paz para la construcción del Bien Común”.

La Jornada


Las Feministas Están Locas… Mara Nos Recordó La Rabia Por Gaby Cruz

Recuerdo estar despertando apenas, cuando leí la noticia que la joven de 19 años desaparecida en Puebla, su cuerpo fue “encontrado” en un motel por las autoridades de Puebla el pasado 15 de septiembre, ocho días después que fue reportada como desaparecida, tras abordar una unidad de taxi privado de la empresa Cabify, Mara Castillas la cual habíamos estado buscando en redes sociales con desesperación, fue encontrada asesinada con signos de violación, Mara no era diferente de las demás compañeras desaparecidas, solo que, yo aún guaradaba un poco de esperanza que pudieramos hallarla.

Así es como sin decir más ni menos a todas nos rebalsó, creo imaginar que todas en algún momento teníamos esperanza de saber a Mara viva… y al ver el proceso ridículo plagado de fallas, mediocridad y por demás miserable que “trabajaron” las autoridades, la rabia llegó a nosotras de nuevo como una avalancha y en menos de un día todas las mujeres del país nos sentimos llamadas a salir a las calles-de nuevo- para gritarles a todxs que nos están matando, y que las instituciones encargadas de protegernos, en realidad nos revictimizan, nos usan y nos desechan (porque seguimos siendo lo mismo que nada para ellxs).

Chiapas se sumó una vez más a las protestas que se dieron en todo el país y en Tuxtla la convocatoria fue lanzada y los grupos convocantes fueron la Colectiva Boca por los derechos, hermana Yo sí te creo, el Frente Feminista de Chiapas, Voces feministas, Alternativa Social, Red colectiva ciudadana contra el eminicidio, Observatorio feminista contra la violencia, Capítulo IV todo sobre lesbianas y Jumaltik nos organizamos en menos de dos horas, la digna rabia y el dolor se hizo presente, toda la atención se centró en quien llevaría las cartulinas y los plumones, las consignas….

Unas 70 personas entre mujeres, hombres y niñxs se dieron cita este domingo 17 de septiembre a las 12 horas, llegamos aquellas que nos sentimos convocadas y sobre todo que teníamos el dolor, salimos a las calles de Tuxtla para exigir justicia por el caso de la joven Mara, por lesby, Kimberly, Maricarmen, Lidia, Cecilia, Cristina, Olga, Lesvia, Mariana, Nadia; por todas las mas de 150 mujeres asesinadas en este estado machista asesino, opresor e impune….

Al grito de “no somos una, no somos cien, pinche gobierno cuéntanos bien”, “ni una más,ni una asesinada más” , “No estamos todas nos falta…”

Las mujeres siempre hemos vivido un proceso crítico, siempre nos han asesinado sólo que antes el silencio o lo permisivo… hoy las mujeres nos cuidamos entre todas, el miedo se adueña cada vez más y más y sólo veo a mis compañeras decirnos, “Cuando salgan avisen con quien donde y a que hora”, “amiga por favor, acompáñame vía telefónica hasta mi destino, acabo de abordar un taxi”, “te envío la foto del taxi y la placa, por cualquier cosa”; tejemos redes de miedo y angustia por que esto ya es un juego de azar, nos están mátando sin importar si son bebés o señoras de la tercera edad, Mara para el estado es un número más… Mara para mí fue la digna rabia y el coraje para volver a salir a las calles y escupirle en la cara al estado su falta de protección, su falta de capacidad para poder procurar justicia a las víctimas de feminicidio en Chiapas.

*Gabriela Cruz Rodríguez | Estudia actualmente la licenciatura en Derechos Humanos, activista y defensora de los derechos humanos de las niñas y mujeres. Editora del Portal Voces Feministas, integrante del Frente Feminista de Chiapas y de la Red Colectiva Ciudadana para la Prevención de la Violencia Feminicida.

Voces Feministas