México: realizan marcha silenciosa a tres años de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa

Conmemoran tres años del caso Ayotzinapa

A tres años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, familiares, activistas y sindicalizados protestan en el Ángel de la Independencia.

En el sitio, religiosos realizaron una celebración ecuménica por los estudiantes desaparecidos y por las víctimas del sismo del 19 de septiembre.

“Dios no abandona a los padres y a los familiares de los normalistas, Dios camina con nosotros en silencio, recordando también la vida que se ha perdido y la vida que estamos buscando”, dijo uno de los religiosos.

Los manifestantes caminarán en silencio al memorial por los 43 que se encuentra frente a la Torre del Caballito. Por el momento se encuentra parcialmente cerrada la circulación en la Avenida Paseo de la Reforma, a la altura del Ángel de la Independencia.

“¡Ayotzi vive, la lucha sigue!” y “¡Cuidado, cuidado con Guerrero, Estado, Estado guerrillero!”, corean los inconformes.

La protesta es vigilada por elementos de Tránsito local.

Exigen organizaciones justicia

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y Amnistía Internacional demandaron justicia al conmemorarse tres años del caso Ayotzinapa.

“Las víctimas y sus familiares aún no encuentran las respuestas que buscan, por lo cual (la CNDH) subraya su exigencia de verdad, justicia y reparación ante esos lamentables hechos, para que no haya olvido ni impunidad”, señaló el organismo en un comunicado.

Recordó que en esos tres años ha emitido tres informes sobre el caso en los que se acumulan 57 observaciones y propuestas a la PGR, la Comisión de Atención a Víctimas, la Fiscalía General de Guerrero y el Municipio de Iguala.

“Se informa que, hasta el momento, únicamente 9 pueden considerarse totalmente atendidas, 36 están en vías de atención y 12 tienen estatus de no atendidas”, detalló la CNDH.

En tanto, la directora de Amnistía Internacional para México, Tania Reneaum, acusó la falta de investigación.

“Hoy nuestro País sigue de pie después de las profundas cicatrices que los últimos fenómenos naturales han provocado. Pero también hoy se abre de nuevo una de las más lacerantes y preocupantes heridas de la memoria colectiva: la desaparición forzada de 43 estudiantes, un hecho terrible y crimen de derecho internacional”, señaló.

“Es tiempo de que Enrique Peña Nieto deje de apropiarse del discurso de la sociedad civil con fines de campaña y oportunismo mediático. La historia no perdona, y nosotras tampoco”.

Reforma


Padres de los 43 marchan a tres años de la desaparición

A tres años de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, familiares, amigos de los jóvenes y simpatizantes marchan del Ángel de la Independencia al antimonumento de los 43, ubicado en Reforma y Bucareli, para exigir justicia al Gobierno Mexicano.

En esta caminata participan otras escuelas normales en el país, miembros de la Asamblea de Barrios y ciudadanos, quienes repartieron moños para recordar a los estudiantes de Ayotzinapa.

Previo a la movilización, familiares y amigos de los normalistas celebraron una misa frente a la Columna de la Independencia.

Un contingente de 70 miembros de la Asamblea de Barrios se desplaza en grupos de cuatro. Es la vanguardia de la manifestación.

Los manifestantes dedican la celebración eucarística de los tres años al duelo por las víctimas de los sismos del 7 y 19 de septiembre, y a los familiares de los más de 30 mil desaparecidos en el país.

Al finalizar la misa guardaron un minuto de silencio y se prepararon para iniciar el recorrido. Los organizadores pidieron no gritar consignas.

“Recordemos a los 43, a los desaparecidos, a las madres que lloran, a los padres que buscan… Dios no abandona a los padres de los normalistas”, destacaron.

Milenio


Nadie olvida a los 43 normalistas de la normal rural de Ayotzinapa

A tres años de la desaparición de 43 normalistas de la normal, rural de Ayotzinapa, Guerrero, la Procuraduría General de la República (PGR) no ha presentado una investigación que convenza a los deudos y a la sociedad sobre la ubicación de los jóvenes.

Tres líneas de investigación permanecen intactas: la participación de militares, policías federales y municipales de Huitzuco, el rastreo de celulares a los jóvenes desaparecidos y el tráfico de droga de Iguala a Chicago.

Estas son las demandas que hacen padres de los normalistas al cumplirse mil 95 días de la desaparición de los jóvenes la noche del 26 de septiembre de 2014; tiempo en que el gobierno federal ha llevado a cabo más de 800 búsquedas en ríos, cañadas, cuevas, basureros, ahondadas, sin éxito alguno.

Lo que sí está claro es que fueron integrantes de “Guerreros Unidos” los que orquestaron el levantamiento de los normalistas y por ello, la PGR, ha detenido y sometido a proceso a 130 personas relacionadas con la desaparición, pero ninguno ha sido sentenciado.

La noche del 26 de septiembre los normalistas abordaron varios autobuses para dirigirse a la ciudad de México y participar en una marcha. Un primer grupo fue emboscado en el cruce de las calles Juan N. Álvarez y Periférico de Iguala, cuando iban a bordo de tres autobuses. Otros más fueron detenidos fuera del palacio de justicia, por agentes municipales.

Esa fue la última vez que se les vio con vida, y desde ese momento, sus padres han vivido un infierno buscando por donde se puede a sus hijos, sin que hasta el momento, se tenga siquiera la certeza de dónde fueron masacrados (si es que así fue) o si aún siguen vivos en algún lugar.

A tres años, el lema de los padres sigue siendo: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, y su lucha la han trasladado a la Ciudad de México, a un costado de la Procuraduría General de la República (PGR) sobre Paseo de la Reforma, donde instalaron casas de campañas tapizadas con las fotografías de sus hijos desaparecidos.

Felipe de la Cruz, vocero del Comité de Madres y Padres de Ayotzinapa, señala que a tres años de la tragedia, “no olvidamos, no perdonamos, exigimos castigo a los culpables, tres años de angustia, de ansiedad, de rabia, de tormento sicológico pero con mucha dignidad, seguimos firmes y convencidos de que los vamos a encontrar”.

En entrevista sostiene que la verdad histórica de la PGR (que los estudiantes fueron quemados en el basurero de Cocula, Guerrero) es una mentira y forma parte de la insensibilidad y corrupción que caracteriza a este gobierno, “todos los mexicanos unidos lo vamos a lograr encontrar a los jóvenes, ya tenemos tres años en resistencia pero con la esperanza para encontrar la verdad y la justicia en este caso”.

LO QUE SI SE SABE DEL CASO
Integrantes del Mecanismo de Seguimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) estuvieron en México para dar seguimiento a las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Los representantes de la CIDH expresaron “su preocupación ante la falta de celeridad en alcanzar conclusiones tanto en las actividades de búsqueda como en el esclarecimiento efectivo de las diferentes líneas de investigación señaladas por el GIEI”.

De acuerdo al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que colaboró con los padres de los desaparecidos, los estudiantes llegaron a Iguala, Guerrero, en dos autobuses, la tarde del 26 de septiembre para trasladarse a la Ciudad de México para participar en los actos en recuerdo de la masacre de la matanza de Tlatelolco de 1968.

Fue cuando los policías de Iguala, Cocula, y posiblemente Huitzuco, los interceptan y agredieron y es ahí donde algunos mueren y otros escapan.

De manera sospechosa, la detención de normalistas, pasó inadvertida para integrantes del 27 batallón de infantería de la Secretaría de la Defensa Nacional, quienes no intervinieron, y según testimonios de algunos de los estudiantes que llegaron a un hospital del municipio, trataron de amedrentarlos.

Según la investigación oficial, una vez que los agentes los interceptaron, los normalistas fueron entregados a un grupo de delincuentes quienes los habrían quemado en el basurero de Cocula.

Esta hipótesis fue cuestionada luego de darse a conocer un video en el que Tomás Zerón de Lucio, extitular de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, se ve en el basurero de Cocula manipulando evidencias, lo que a decir de los padres de los normalistas, fue “para armar” la llamada “verdad histórica” hasta hoy desmentida por expertos internacionales.

En este sentido, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (Wola, por sus siglas en inglés) señala que el gobierno mexicano ha dedicado importantes recursos a la investigación de Ayotzinapa, pero ningún responsable ha sido sancionado por su participación en los hechos y tampoco han encontrado a los estudiantes.

“La falta de resultados después de tanto tiempo plantea dudas sobre la capacidad y la voluntad del gobierno mexicano para investigar y sancionar a los responsables en este caso, así como su voluntad de atender en su verdadera dimensión y profundidad las desapariciones en el país”, advierte.

A tres años de los hechos, la PGR sigue analizando los datos telefónicos de los estudiantes desaparecidos y de algunos detenidos, por lo que ha pedido a las compañías telefónicas reportes de más de mil números telefónicos que están en análisis.

Asimismo, ha empleado el uso de la tecnología LIDAR para identificar a posibles fosas clandestinas que puedan contener los restos de los estudiantes desaparecidos. Entre diciembre de 2016 y febrero de 2017 se hicieron nuevas búsquedas en zonas alrededor de Iguala con información derivada del uso de la tecnología LIDAR.

El Sol de Zacatecas


Expertos reconstruyen con una plataforma el ataque a los normalistas de Ayotzinapa

“Forensic Architecture” presentó una plataforma interactiva en la cual se reconstruyeron los hechos del 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, cuando más de un centenar de estudiantes de Ayotzinapa fueron atacados por funcionarios públicos y presuntos miembros del crimen organizado.

A través del estudio del rango de visión de las cámaras de seguridad en el Palacio de Justicia de Iguala, los expertos sugirieron los eventos que pudieron ser captados, pero que fueron eliminados por decisión de autoridades de Guerrero.

“Forensic Architecture”, comisionado por el equipo argentino de antropología forense y el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez para ubicar las zonas en que ocurrieron los crímenes, utilizó como punto de partida los dos reportes de Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Los expertos también analizaron otros reportes, testimonios, registros telefónicos, notas periodísticas, fotografías y videos. La información de las fuentes fue convertida en miles de registros, los cuales fueron almacenados en una base de datos.

Con el cúmulo de información fue posible vaciar la ubicación de los hechos -y lograr que tomaran sentido en “una línea de tiempo ajustable”-.

LA FOTOGRAFÍA DEL MILITAR

Un elemento castrense, quien fue seleccionado para reportar “las actividades irregulares del 26 y 27 de septiembre”, captó los hechos que se desarrollaron frente al Palacio de Justicia de Iguala, donde normalistas habrían sido obligados a descender de un autobús y subidos a unidades oficiales de Huitzuco de los Figueroa. Su participación fue clave en la investigación de Forensic Architecture.

“Estuvo presente durante al ataque al autobús 1531 (en el cual viajaban los estudiantes aún desaparecidos) y la evacuación forzada del autobús Estrella Roja. Fue este mismo agente el que tomó la única evidencia fotográfica disponible de la escena del crimen del Palacio de Justicia. Forensic Architecture usó estas fotografías para reconstruir la escena, localizando las fotografías en un modelo 3D. La ubicación de estas patrullas coincide con los testimonios de otros policías, como Alejandro Andrade, quien declaró que estacionó la patrulla 28 diagonalmente”, detallaron los investigadores.

En la denominada Noche de Iguala, 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos desaparecieron y tres más fueron asesinados en calles del municipio gobernado -en ese momento- por José Luis Abarca.

Las revelaciones de Forensic Architecture buscan formar parte del contrapeso de la versión oficial de la Procuraduría General de Justicia (PGR) -denominada “verdad histórica por Jesús Murillo Karam-.

Página de la plataforma: http://www.plataforma-ayotzinapa.org/

Sin embargo


Comunicado de la Procuraduría General de la República a tres años de Ayotzinapa

Gobierno Federal reafirma su compromiso con la investigación y búsqueda de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero.

A tres años de distancia de los hechos de Iguala, que resultaron en la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero, el Gobierno de la República reafirma su compromiso con las víctimas y reitera que continuará agotando todos los medios a su alcance en materia de investigaciones, búsqueda y atención a las víctimas y sus familiares.

De los avances y resultados se ha informado tanto a los familiares como a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en seguimiento a sus medidas cautelares.

Al respecto, se destaca que la Procuraduría General de la República ha continuado avanzando en las investigaciones y la búsqueda de los de 43 estudiantes, y ha procurado mantener la más amplia comunicación con sus familiares y representantes, además de la atención a los requerimientos del mecanismo de seguimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

A tres años de los trágicos y condenables hechos, se informa lo siguiente:

  • La PGR se ha enfocado en agotar todas las líneas de investigación que han resultado necesarias, entre las que en encuentran aquellas planteadas por los familiares de las víctimas, las indicadas en su momento por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH, así como las relacionadas con las observaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).
  • De las recomendaciones y peticiones (973) que hiciera en su momento el GIEI, puede afirmarse que se han atendido casi en su totalidad.
  • En todo momento se ha obrado con objetividad en este caso, cuya investigación constituye la más amplia realizada en época alguna por la Procuraduría General de la República. Los más de 500 tomos del expediente así lo confirman.
  • Hay más de 120 personas bajo proceso judicial como resultado del trabajo de investigación en torno al caso. 71 de ellas están acusadas del secuestro de los 43 jóvenes estudiantes. Si bien no se cuenta aún con sentencias, ello se debe principalmente a dos razones sustantivas: 1) los procesados han estado agotando toda clase de recursos legales en contra de las decisiones judiciales que se van emitiendo; y, 2) no es legalmente posible cerrar la instrucción de esos procesos mientras continúen ofreciendo pruebas. La PGR, no obstante, continúa desplegando sus mayores esfuerzos para que los procesos judiciales avancen de la manera más expedita posible.
  • En atención a las líneas de investigación planteadas por los familiares de las víctimas directas y sus representantes, se han venido dilucidando aspectos centrales de los hechos, siguiendo un cronograma de once puntos entregado en su momento a la CIDH y notificado a la representación de las víctimas.

De los once puntos o temas de referencia, a la fecha se ha dado cumplimiento a los siguientes:

1.    La situación específica de elementos policiacos municipales que han pedido se proceda contra ellos.

2.    Lo relativo al denominado quinto autobús.

3.    Lo concerniente a la telefonía de los estudiantes desaparecidos.

4.    Los detalles sobre la operación que tuvo la noche de los hechos el C4 de Iguala.

5.    El esclarecimiento sobre la identidad de personajes que era imperativo aclarar (El Caminante y El Patrón),

6.    La definición sobre la existencia o no de responsabilidades de elementos policiacos estatales y federales.

7.    La obtención de información mediante una solicitud de asistencia jurídica internacional al Gobierno de los Estados Unidos, sobre el trasiego de drogas de Guerrero a la ciudad de Chicago, por parte del grupo delictivo Guerreros Unidos.

En este proceso de atención al caso, la búsqueda de los estudiantes desaparecidos, que es parte fundamental de las acciones en marcha, como lo contemplan las medidas cautelares de la CIDH, se emprendió con múltiples acciones, en terreno, en instituciones y con uso de tecnología avanzada (Lidar). Actualmente se examinan las imágenes obtenidas en una extensión de 60 kilómetros cuadrados de un área sugerida por la representación de las víctimas, para enseguida proceder a revisar directamente los lugares considerados, por sus características, como de ubicación probable de fosas clandestinas. Este es el ejercicio con empleo de esa tecnología.

Toda la información sobre avances y resultados se han hecho del conocimiento de los familiares en las reuniones que periódicamente se sostienen con ellos y sus representantes.

Por último, a la CIDH se le mantiene informada mediante la atención a solicitudes de información, así como en las audiencias públicas y privadas que periódicamente son celebradas con ese propósito. Además, se comparte esa y cualquier tipo de información sobre el caso a través de los encuentros con la Comisionada para México y personal técnico de la CIDH en las visitas oficiales y técnicas que se realizan en el marco del Mecanismo de Seguimiento sobre el caso.

Gobierno de México