Ayotzinapa: protestas en la previa del 3er aniversario de la desaparición de los normalistas

Contexto Nodal
En la noche del 26 de septiembre de 2014, policías federales y municipales de Iguala, estado de Guerrero, atacaron a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa que se dirigían en autobuses a la capital mexicana a conmemorar la masacre de Tlatelolco en 1968. El saldo de la represión fue de seis personas asesinadas y 43 estudiantes desaparecidos. Sin avances en la investigación, sus familiares siguen reclamando justicia y denunciando la responsabilidad del Estado.

Toman padres de los 43 de Ayotzinapa, tres casetas de la Autopista del Sol

Durante cuatro horas de este domingo, padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos mantuvieron en su poder las casetas de la Autopista del Sol en Paso Morelos, Palo Blanco y La Venta.

Apoyados por integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM), durante todo ese tiempo dejaron el paso libre a conductores de todo tipo de vehículos.

Esta acción la iniciaron hacia las 10:00 horas y se retiraron a las tres de la tarde de las tres casetas.

Melitón Ortega, uno los padres, señaló que la toma de las casetas fue también para solidarizarse con los damnificados por el sismo del pasado 19 de septiembre, que afectó a habitantes de la Ciudad de México, algunos municipios de Morelos, Puebla y Guerrero.

Entrevistado en Paso Morelos, informó que asimismo “haremos una caminata silenciosa en la Ciudad de México en solidaridad con los damnificados por el sismo”, pero que el martes, cuando se cumplen tres años de la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala, tenían planeadas movilizaciones simultáneas en todo el país con “acciones fuertes”.

Aseveró que, a tres años de los hechos de Iguala, el estado mexicano, específicamente la PGR, se ha negado a avanzar en las investigaciones, y por eso desde el pasado 29 de agosto ellos decidieron romper las pláticas con las autoridades.

Digital Guerrero


Protestas ante Batallón 27; lanzan piedras y cohetones, a casi tres años del caso Ayotzinapa

Estudiantes de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos, y padres de los 43 normalistas desaparecidos, acudieron este sábado a protestar frente a las instalaciones del 27 Batallón de Infantería de Iguala.

En el contexto de esta protesta, se registró que un grupo de jóvenes, con el rostro cubierto, lanzó piedras y cohetones contra las instalaciones militares. La Policía Federal llegó, y las personas que lanzaron objetos se retiraron, con dirección a Chilpancingo.

“La Fiscalía General del Estado integró una carpeta de investigación por los daños causados contra las instalaciones del 27 Batallón de Infantería en Iguala y lesiones a un soldado de la Secretaría de la Defensa Nacional”, indicaron las autoridades de Guerrero, sobre lo ocurrido en Iguala.

“El portavoz del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, señaló que de acuerdo con las primeras investigaciones el Ministerio Público dio fe que jóvenes estudiantes lanzaron dos petardos y tres bombas molotov, además arrojaron piedras con resorteras al interior de las instalaciones militares”, agregaron.

Estos hechos sucedieron a tres días de que se cumplan tres años de la desaparición del grupo de 43 normalistas.

Desde temprano, un grupo de 300 normalistas, de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM), salió de la normal ubicada en Tixtla y se trasladó hacia las instalaciones militares, en Iguala.

Felipe de la Cruz, vocero de los padres de los normalistas desaparecidos, dijo que una de las líneas de investigación sobre el caso apunta hacia la participación de militares en los hechos del 26 de septiembre, y sin embargo el Estado mexicano se ha negado a indagar a los efectivos del Ejército.

Animal Político