Perú: cientos de personas marchan en favor de la legalización de la marihuana para uso medicinal

Aarón tiene dos años, sufre de osteogenesis imperfecta (huesos de cristal) y desde su tercer mes de nacido padece, en promedio, cuarenta convulsiones diarias que no le han permitido desarrollarse con normalidad ni tener momentos de paz.

Hasta enero de este año en que su madre, Iris Túpac, supo del aceite de cannabis.

Iris se enteró de que el uso medicinal de la marihuana había dado buenos resultados en casos similares al de su hijo. Esperanzada en los testimonios que escuchó, durante varios días buscó y logró conseguir el producto.

“En cuatro días, Aarón dejó las convulsiones. Antes, cuando terminaban sus ataques, quedaba echado en la cama, en shock, era como si estuviera muerto”, recuerda con lejano pesar.

Junto con el pequeño Aarón, Iris fue una de las madres que marchó al lado de cientos de hombres y mujeres que ayer recorrieron las calles del Centro de Lima en un nuevo intento por convencer al Congreso de que debe aprobar el proyecto de ley que permite legalizar el uso de la marihuana con fines medicinales.

“Lo hacemos para que nuestros niños tengan una mejor calidad de vida. A nosotras, como madres, nos duele verlos sufrir tanto”, cuenta Iris Túpac.

Marchando por la vida

En medio de la manifestación, el pedido de aquellos que padecen ataques diarios de epilepsia, convulsionan, tienen dolores musculares y óseos estuvo representado por carteles y arengas que, más allá del pedido explícito, invitaban a reflexionar sobre la mejor calidad de vida que pueden obtener con el uso del cannabis medicinal.

“Mi hijo Joaquín padece epilepsia refractaria. Está en tratamiento y sigo las indicaciones médicas, pero añado cannabis porque sus efectos duran más; antes sufría 20 ataques diarios y ahora uno a la semana”, cuenta Ana Cucho, cuyo hijo la acompaña en la marcha, sentado en su coche, entusiasmado por mostrar que también puede gritar.

Para toda edad

El uso medicinal del cannabis no es solo para bebés. Isabel Kaqui Quiñones tiene 51 años y padece fibromialgia, una enfermedad incurable que causa dolores musculares y la ha mantenido sin poder caminar durante un año y medio.

“El aceite de cannabis redujo el dolor que sentía. Espero que puedan aprobar, también el autocultivo regulado. El precio en el mercado es muy alto, podríamos pagar menos”, expresó.

La marcha siguió y llegó al jirón Quilca, donde los gritos y pedidos se hicieron uno: “Aprueben la ley”.

Y es que el martes 3 de octubre, la Comisión de Salud decidirá si el proyecto de ley pasa a ser debatido en el pleno del Congreso. De ser positivo, al día siguiente se podría aprobar el uso medicinal de la marihuana, ya que sesiona el Parlamento.

Claves

En la marcha participaron los congresistas Alberto de Belaunde y Tania Pariona, autores del proyecto de despenalización del uso del cannabis con fines medicos.
La Comisión de Defensa aprobó por unanimidad el proyecto el lunes último.

La República


Bancada PPK pide que proyecto sobre uso medicinal del cannabis sea prioridad

El vocero de la bancada de Peruanos por el Kambio (PPK), Vicente Zeballos, consideró que el proyecto para el uso de aceite de cannabis con fines medicinales debe ponerse a debate a la brevedad en el pleno del Congreso.

En declaraciones a la Agencia Andina, sostuvo que en el país existen personas que esperan el uso de este aceite para aliviar síntomas adversos como la epilepsia, cáncer, parkinson, entre otros males.

“Tenemos la idea de que se apruebe cuanto antes, ahora estamos en la semana de representación y luego vamos a insistir para que tenga carácter prioritario en la agenda del Parlamento”, sostuvo el legislador de la bancada oficialista.

Zeballos recalcó que esta iniciativa tiene un carácter social y espera que las demás bancadas y sus voceros puedan sumarse a esta iniciativa que tiene que ser aprobada en el Pleno del Congreso.

“Nosotros la impulsamos con Alberto de Belaunde, se tiene que valorar el lado humano de este tipo de iniciativa que saludamos y esperamos que el Parlamento lo haga con rapidez porque este tema de salud tiene que ver con derechos fundamentales”, reiteró

De aprobarse el proyecto de ley, se establecerán los requisitos para otorgar las licencias a las entidades públicas o privadas encargadas de la producción, importación y comercialización de productos derivados del cannabis para uso medicinal.

Además, se otorgarían licencias a los laboratorios debidamente constituidos, que deberán cumplir estrictas regulaciones. Solo las entidades autorizadas podrán producir el producto para fines medicinales.

Los médicos tratantes y los usuarios finales tendrán que ser incluidos en un registro ante la autoridad competente, la cual se definirá al momento de reglamentarse la normativa.

Andina