Perú: el Congreso interpela a la ministra de Educación por la huelga de maestros

Marilú Martens: claves de la interpelación que enfrentará por huelga de maestros

La ministra de Educación, Marilú Martens, llegará hoy, viernes, al Congreso de la República para enfrentar una interpelación, en la que deberá explicar las acciones que tomó el gobierno frente a la huelga de maestros.

Como se recuerda, gremios de docentes decidieron suspender la protesta que duró más de 70 días. Edgar Tello, secretario del SUTE Lima, ha anunciado un paro en la capital para seguir la participación de Marilú Martens en el Parlamento.

Frente a su presentación en el Congreso, cabe preguntar cómo se originó la huelga de maestros y qué hizo el gobierno para frenarla. A continuación, explicamos punto por punto el conflicto.

—Inicio de la protesta—

La huelga de maestros se inició en la región del Cusco el 15 de junio y se trasladó a otras diecisiete regiones en el lapso de un mes después. El 12 de julio, tras un fallido intento de bloquear la vía del tren a Machu Picchu, se anuncia la huelga nacional indefinida, a la que se suman Puno, Junín, Ayacucho y Apurímac. En Lima, eligen al dirigente Pedro Castillo como presidente del comité de lucha de la huelga.

Un día antes de Fiestas Patrias, Marilú Martens señala que hay infiltraciones del grupo proterrorista Movadef en la huelga y anuncia sanciones a los docentes que no asistan a clases. En su mensaje a la nación, el presidente Pedro Pablo Kuczynski no alude directamente a la protesta.

—Firma del acta—

El presidente Kuczynski, la ministra Martens y algunos sindicatos de maestros se reúnen en Palacio de Gobierno y suscriben un acta que, entre otros acuerdos, adelantaba el aumento de piso salarial de S/2.000 para diciembre.

Ello concluyó con la huelga de maestros en Cusco, donde se inició, pero otras bases regionales llegan a Lima y empiezan a concentrarse en la Plaza San Martín.

Los maestros realizan plantones frente a instituciones como el Ministerio de Educación y marchan hacia el Congreso de la República, donde se dan enfrentamientos con la Policía Nacional.

—Martens en el Congreso—

La ministra Marilú Martens llegó el 17 de agosto a la Comisión de Educación del Parlamento, presidida por la fujimorista Paloma Noceda. En las afueras del Legislativo, Pedro Castillo y otros huelguistas reclaman que se les permita ingresar, pero los miembros de la comisión no acceden.

Al finalizar la sesión, se acuerda que Marilú Martens se reúna con los dirigentes de la protesta en el Minedu para llegar a un acuerdo. Congresistas de diversas bancadas se ofrecen como mediadores.

—Diálogo frustrado—

La reunión entre los dirigentes de la huelga y el Minedu se inició el 18 de agosto. El Gobierno ofreció adelantar el piso salarial a S/2.000 para noviembre, tanto para profesores nombrados como contratados.

Sin embargo, luego de tres días de negociaciones, estas no llegaron a buen puerto. Según explicó la propia Martens, algunos dirigentes exigían que las evaluaciones a los maestros no terminen en despidos, así los docentes hayan reprobado en tres ocasiones.

La ministra dijo que no había posibilidad de que el Gobierno acceda a dicha medida y fue respaldada por los congresistas que hicieron de mediadores en la negociación frustrada. Entre ellos, Jorge del Castillo (Apra), Vicente Zeballos (PPK), Edmundo del Águila (Acción Popular) y César Villanueva (APP). Fuerza Popular no participó del diálogo y, días después, se aprueba interpelación a Marilú Martens.

—Suspensión de la protesta—

El 24 de agosto, el Ejecutivo publicó un decreto de urgencia que materializó los preacuerdos a los que se llegaron con los dirigentes de la huelga de maestros. Entre estos, el subir el piso salarial para docentes nombrados y contratados a S/2.000 desde noviembre.

La protesta aumenta en la capital y profesores aún en huelga marchan y bloquean vías. Mientras, el presidente exhorta a los maestros a retornar a las aulas.

Hacia finales de agosto, el Minedu anuncia el reinicio de clases en todo el país, pero medios de comunicación informan que aún hay ausentismo. El sábado 2 de setiembre, el congresista Rogelio Turcto (Frente Amplio) anuncia la suspensión temporal de la huelga de maestros. Al día siguiente, el anuncio es ratificado por Pedro Castillo en la Plaza Dos de Mayo.

El Comercio