Con el presidente dando el ritual “Grito de dolores” se celebra la independencia de México

Si el Zócalo es un termómetro, los Gritos de Peña empezaron fríos y concluyen… helados

Contra la expectativa, la ceremonia fue de más de un minuto. Al gritar y al ondear la Bandera Nacional, estuvo acompañado por su esposa, Angélica Rivera Hurtado, la actriz conocida como “gaviota” quien iba en un vestido negro con bordados oaxaqueños en el escote. Al final, para apreciar los juegos pirotécnicos, aparecieron los seis hijos que tienen entre los dos. Si el Zócalo es un termómetro, los Gritos de Peña Nieto empezaron fríos en 2013 y están concluyendo helados. La noche de ayer, debido a la tragedia en el Istmo de Tehuantepec por el sismo del pasado 7 de septiembre, ni siquiera acudió el Gabinete.

El Presidente Enrique Peña Nieto por primera vez rompió el protocolo de la Fiesta Patria. Entre las vivas a los héroes, introdujo un “Viva la solidaridad de los mexicanos con Chiapas y Oaxaca”. Antes, gritó: “¡Viva Hidalgo! ¡Viva Morelos! ¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez! ¡Viva Allende! ¡Viva Galeana! ¡Viva Guerrero! ¡Viva Matamoros!”

Contra la expectativa, la ceremonia fue de más de un minuto. Al gritar y al ondear la Bandera Nacional, estuvo acompañado por su esposa, Angélica Rivera Hurtado, quien iba en vestido con bordados oaxaqueños en el escote. Al final, aparecieron los seis hijos que tienen entre los dos.

Hace nueve días que la tierra mexicana se estremeció con un sismo de 8.2 grados Richter. La capital del país no presenta estragos; pero Oaxaca y Chiapas padecen entre escombros y muerte. Peña Nieto viene de Cintalapa, Chiapas, donde adelantó la arenga nacional. Allá gritó qué viva Cintalapa, Chiapas y México.

Peña Nieto ha cumplido con cinco Gritos de Independencia. En ninguno faltó el abucheo ni los reclamos, ni las protestas. Esta vez, lo que se impone es el desánimo. Hay protestas que se desinflan hasta opacarse frente a la transmisión nacional y darle paso a lo inverosímil: “¡Te queremos Peña, te queremos!” La tarde no trajo ningún elemento que sustentara ese exabrupto. Lo que sí se encontró fue el vacío. La Plaza de la Constitución, a las siete de la noche, estaba llena apenas en 70 por ciento.

Enrique Peña Nieto ha gritado “¡Viva México!” y la reprobación de su gestión se mantiene lo que lo convierte en el Mandatario más repudiado de la Historia desde que en 1994 se iniciaron los ejercicios para medir la evaluación de los Jefes del Ejecutivo. La última encuesta al respecto fue la del Pew Reasearch Center, un think tank con sede en Washington que dio a conocer que sólo 28 por ciento de los mexicanos tiene una opinión favorable.

Si el Zócalo es un termómetro, los Gritos de Peña Nieto empezaron fríos y están concluyendo helados. Esta noche, debido a la tragedia en el Istmo de Tehuantepec por el sismo, ni siquiera está el Gabinete.

Incluso el guión del acarreo se realiza sin misterio ni emoción. La cincuentena de camiones proveniente de Tepetitlán y La Paz, Estado de México, así como de Hidalgo, se estaciona desde las 16:00 horas en las calles de Tacuba, 5 de mayo, y también a un costado de El Palacio Nacional, en República de Chile y de Guatemala. Es el preámbulo de la noche del 15 de septiembre de 2017 y filas de personas llevan en el lado del corazón un engomado que dice: 207. “Es la sección donde está anotado su nombre”, suelta un hombre mientras lava uno de los autobuses.

Un hombre sentado en el suelo y recargado en una valla palomea una lista del municipio La Paz, región III. Es un palomeo a través de un celular. Poco le importa ser captado por la cámara. Palomea, revisa, hace el trabajo.

Si esta noche alguien no porta un brazalete rojo, será mejor que no intente ingresar a la parte frontal de El Zócalo, la que le da cara al balcón presidencial.

Sin Embargo


Cancela Oaxaca fiesta y desfile del Grito por el sismo

En solidaridad con los deudos de las 78 personas fallecidas a en el temblor del 7 de septiembre, el gobierno de Oaxaca canceló la fiesta y el desfile posteriores al Grito de Independencia.

El gobierno estatal dio a conocer, a través de sus redes sociales, que sólo se desarrollará el acto cívico correspondiente al inicio de la guerra de Independencia, pero no habrá festejo, pues los recursos estatales deberán de dirigirse al apoyo de los 41 municipios afectados.

Por orden del gobernador Alejandro Murat, se canceló el brindis que tradicionalmente se ofrece la noche del 15 de septiembre en el palacio de gobierno.

También el desfile cívico militar del 16 de septiembre ha sido suspendido en señal de duelo y solidaridad.

En contraparte, profesores de la Sección 22 adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se reunirán esta noche, en el zócalo de esta ciudad, para dar “el antigrito” magisterial popular, con un sentido de denuncia ante la emergencia por los daños que causó el temblor de 8.2 grados.

De acuerdo con la convocatoria emitida por la gremial disidente, este evento político será a las 20:00 horas, en el quiosco de la Plaza de Armas, frente al palacio de gobierno.

Por esta ocasión, el grito alterno del magisterio tendrá como arenga el reclamo de la atención urgente a quienes perdieron su patrimonio a consecuencia del fenómeno natural.

Vanguardia