Primer encuentro internacional de universidades protestantes y evangélicas de la región

Organizaciones educativas y evangélicas realizaron en República Dominicana el “Primer Encuentro Internacional de Universidades Cristianas”, donde se dio a conocer la plataforma de universidades protestantes y evangélicas de América Latina y el Caribe.

En el encuentro participaron la Universidad Nacional Evangélica (UNEV),  la Corporación Universitaria Reformada de Colombia (UR), la Universidad Evangélica Nicaragüense, Matin Luther King Jr, (UENIC MLK); la Universidad del Centro Educativo Latinoamericano (UCEL), de Argentina, junto a Creas Internacional, entre otras.

En el evento, el rector de la UNEV, Wilfredo Mañón Rossi, promovió la educación superior universitaria inspirada en el espíritu de la reforma, y con la impronta y capacidad de continuar reformándose de manera sistemática y permanente.

La máxima autoridad de la academia manifestó el deseo de que el encuentro sea de éxito y produzca los frutos esperados por sus organizadores.

La ponencia principal estuvo a cargo de Helis Hernán Barraza Díaz, el cual dijo que las universidades cristianas poseen la responsabilidad implícita de enfrentar y darle respuesta a los procesos deshumanizantes que la revolución industrial —e incluso tecnológica— significa para la vida en el planeta de  hoy.

En tanto que el rector del Corporación Universitaria Reformada de Colombia (UR) sostuvo que en medio de la nueva era y la llamada cuarta revolución industrial, se enmarcan tres grandes acontecimientos: los humanos perderán su utilidad económica y militar, el sistema seguirá encontrando valor en los humanos colectivamente, pero no en los individuos, y el sistema seguirá encontrando valor en algunos individuos, pero estos serán una nueva élite de super-humanos mejorados y no la masa de la población.

Listín


PLATAFORMA LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA DE UNIVERSIDADES DESTACA LABOR EDUCATIVA COMO ELEMENTO DE FE EN JESUCRISTO

Uno de los puntos principales, que recoge el documento sobre la Plataforma Latinoamericana y Caribeña Plataforma de Universidades Protestantes y Evangélicas QONAKUY, es la gran importancia de labor educativa como elemento fundamental del testimonio de fe en Jesucristo, sustentado en las Sagradas Escrituras cristianas, con el propósito de generar vida plena y realizar transformaciones positivas en la sociedad para la gloria de Dios.

Sostiene dicho manifiesto que, solo a través de la educación, se puede generar oportunidades para un diálogo evangelizador, que promueva valores y principios de la nueva vida del Reino de Dios.

Aquí el documento integro discutido por los rectores de la Universidad Nacional Evangélica (UNEV) de la República Dominicana, Helis Barraza, Corporación Universitaria Reformada de Colombia (UR), Universidad Evangélica Nicaragüense, Matin Luther King Jr, (UENIC MLK), el Centro Educativo Latinoamericano (UCEL) de Argentina, y la entidad Creas Internacional.

MANIFIESTO

Plataforma Latinoamericana y Caribeña de Universidades Protestantes y Evangélicas QONAKUY

La Plataforma de Universidades Evangélicas y Protestantes de AL y el Caribe, QONAKUY, nos convoca a ponernos en el camino de nuestro prójimo en su contexto, a salir al encuentro, a extender nuestras manos; nos invita a encontrar a Dios en los rostros y entornos de los demás.

QONAKUY es el gran llamado a esta región Latinoamericana y Caribeña, ya que genera un sentido de cooperativita, de comunidad, de realizar tareas conjuntas que redunde en el bienestar integral de todos.

El nombre de esta plataforma, QONAKUY, es una propuesta para deconstruir categorías enquistadas derribar viejos paradigmas heredados de los conquistadores, para desalentar el individualismo que destruye la convivencia en y entre los pueblos, para impedir la tendencia a usar e instrumentalizar al ser humano los fines de convertirlo en un engranaje más de una lógica mercantilista. Todo aquello que conduce al consumismo y destrucción, tanto de la humanidad como de su ambiente.

Por el contrario, QONAKUY nos convoca a una vida plena, a co-crear ambientes saludables, a co-construir vínculos sostenibles, a emprender caminos que favorezcan celebrar la unidad en medio de la diversidad de nuestra región. La invitación es a facilitar puentes de compromiso de ayuda mutua, de alteridad emancipadora e inclusiva y de bienestar ecosistémico.

Esta iniciativa está enfocada en el propósito de conformar una Plataforma Latinoamericana y Caribeña de Universidades Protestantes y Evangélicas que desde sus trayectorias institucionales y académicas contribuyan de manera asociativa y colectiva a la construcción de conocimiento, el desarrollo de la investigación y la búsqueda de la solidez teórica y práctica para avanzar en la solución de los problemas económicos, sociales y ambientales en  el horizonte que representa la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 suscrita por todos los países de la región en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas en septiembre de 2015.

QONAKUY se hace en el marco de los 500 años de la Reforma Protestante, lo cual otorga un significado relevante y pertinente por los valores éticos cristianos y principios morales protestantes que enarbolan nuestras universidades como: la convivencia sustentada en una cultura de paz, el bien común expresado en amor y solidaridad con el prójimo, así como una ecoteología expresada en el cuidado de la creación. Estos son solo algunos de los grandes aportes que hacen nuestras universidades, es decir la transformación de vidas, comunidades y la sociedad en sentido general, los cuales son expresión del Reino de Dios.

Dicha referencia histórica nos une en la expectativa de ser más visibles a nivel regional, poder intercambiar nuestras propuestas educativas de carreras afines desde las distintas facultades, escuelas e institutos; desarrollar proyectos de investigación conjuntos; complementar nuestros enfoques y programas; compartir nuestras buenas prácticas en el campo de extensión y de la responsabilidad social. Ser, en concreto, entidades académicas protagonistas de un nuevo tiempo que alienta a toda esperanza y justicia y abiertas a la diversidad cultural de nuestros pueblos y sociedades.

Por lo cual declaramos que:

  • La labor educativa es un elemento fundamental de nuestro testimonio de fe en Jesucristo, con el propósito de generar vida plena y realizar transformaciones positivas en la sociedad para la gloria de Dios.
  • La vocación y llamados son de Dios a todo ser humano, muchos de ellos para servir en nuestras comunidades educativa inspirados por el Espíritu en la fe cristiana para lograr que las personas descubran, eduquen y desarrollen su propósito en cumplimiento de la voluntad de Dios. Nuestro deber como herederos de la Reforma es guiar a las personas para el descubrimiento de sus vocaciones y brindarles herramientas para el desarrollo de las mismas.
  • La educación como un medio para la transformación social, para lograr un ser humano emancipado, digno, creativo, con responsabilidad social y comprometida con el prójimo y su entorno.
  • La educación como generación de oportunidades para un dialogo evangelizador, que promueva valores y principios de la nueva vida del reino de Dios.
  • La educación que facilite una visión crítica, integral e integradora en favor de la creación de Dios, del ser humano, para la formación ciudadana con compromiso solidario.
  • La educación como un cultivo de esperanza, paz y justicia social y ambiental que proponga oportunidades de visualizar el reino de Dios.

Por ello procuramos:

  • La formación integral de los estudiantes en: conocimientos, actitudes y valores. Para ello, el proceso pedagógico se concentra en el aprendizaje. Este proceso toma como punto de partida los principios de la Educación reformada.
  • La habilitación de espacios de construcción ciudadana que identifiquen las nuevas responsabilidades y desafíos que se tienen frente a lo público.
  • La visibilidad de los valores de respeto a la dignidad humana, a la diversidad y libertad de pensamiento; al compromiso ético cristiano con la defensa de la vida y el cuidado de la creación.
  • La posibilidad de compartir con nuestros estudiantes y equipos de colaboradores el sentido de trascendencia y de espiritualidad, con un dialogo ecuménico e interreligioso, comprometidas con la vida toda.
  • La práctica de optimización de los recursos económicos, sociales, culturales y simbólicos mediante una gestión sustentable y un espíritu asociativo.
  • Generar instancias colectivas de producción de conocimiento, actualizado y pertinente, al servicio de la vida y su entorno.
  • La formación de docentes investigadores de alto nivel que contribuyan a generar conocimiento de frontera e innovación y promuevan la solución de los problemas y necesidades de la comunidad.
  • La formación de un cuerpo docente con buenos conocimientos científicos y con capacidades pedagógicas y habilidades didácticas para orientar los procesos de aprendizaje de los estudiantes, que tengan destrezas para expresar los valores transcendentes del reino de Dios
  • La construcción de comunidades educativas, académicas y científicas que estén en permanente confrontación y renovación de sus ideas y prácticas en búsqueda del bienestar común.
  • Estructuras organizativas institucionales en coherencia con su misión y su visión de futuro.
  • Que la tecnología y sus rápidos cambios estén al servicio y desarrollo de la humanidad y de toda la creación, para generar culturas sustentables.

Por tanto nos comprometemos a:

  • Ser espacios de educación superior capaces de generar, desarrollar y compartir conocimientos, de generar una cultura innovadora, solidaria, cooperativa, justa, pacificadora e inclusiva como expresión del amor de Dios hacia la humanidad.
  • Realizar intercambios académicos entre estudiantes, docentes e investigadores para promover la excelencia académica y lineamientos en común acordes con los objetivos propuestos en la Agenda de Desarrollo Sostenible. (ODS –ONU 2015)
  • Proponer acuerdos de cooperación y de colaboración mutua interinstitucionales con el fin de promover y desarrollar espacios de discusión y elaboración de estrategias que incidan en las problematización y soluciones de la agenda regional.
  • Propiciar la construcción colectiva e intercambio académico favoreciendo los espacio de diálogos y formaciones de redes entre las comunidades científica.

Ser generadores de espacios de cooperación horizontales y de pensamiento social crítico, conforme al testimonio del evangelio.

UNEV