El proceso de la integración Centroamericana – Por Andree Cardona

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Nuestra Centroamérica tan rica en recursos naturales, bellísimas playas, volcanes, montañas, historia y sobre todo rica en su gente, es lo más valioso que tiene. Rodeados por los Océanos Atlántico y Pacífico, provenimos de una misma gesta cívica-patriótica. Todos tenemos familiares, amigos y vecinos que es originario de otro país Centroamericano. Región de poetas y poetisas, próceres que ofrendaron su vida por la libertad, excelentes historiadores, comida atractiva y más.

Desde mis inicios como estudiante universitario siempre he sido creyente en el proceso de la integración Centroamericana, estoy convencido que es un polo de desarrollo al cual debe incentivarse periódicamente, las nuevas generaciones que ya estamos inmersas en una globalización creciente y demandante nos pone como reto el trabajo para poder ubicarnos en esta fase tan importante. Hace poco, pude realizar un breve artículo de opinión manifestando mi beneplácito por el apoyo que otorgará el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) en un Plan Maestro para poder desarrollar el Golfo de Fonseca, que de hecho, esta semana en Managua se tuvo una importante reunión de Presidentes de El Salvador, Honduras y Nicaragua referente al tema. Desde mi punto de vista hoy la Integración Centroamericana tiene un nuevo aire, hemos observado un compromiso notable por así decirlo, una visión de desarrollo del actual Secretario General del SICA Vinicio Cerezo y también, el Secretario General de SIECA Melvin Redondo.

La Integración Centroamericana es acompañada por la países amigos de la Comunidad Internacional, no sólo acompañada, sino que también apoyada lo cual eso es muy importante y estratégico. La Integración es un todo, nuestros socios comerciales después de Estados Unidos somos nosotros mismos, la interdependencia comercial Centroamericana es una realidad y es algo que quizás muchos pasan por alto. Uno de los avances evidentes que ya está en marcha es la Unión Aduanera entre Guatemala y Honduras, tanto así, que los vuelos entre ambos países son considerados a precio local, estos son elementos que ayudan al proceso de integración.

Actualmente, con la presidencia pro témpore de Panamá en el SICA estoy seguro que se logrará una sinergia de iniciativas, ideas, proyectos en beneficio de nosotros los ciudadanos Centroamericanos.

Mencionado lo anterior, se me hace necesario decir que debe haber un viraje de mentalidad regional, es decir, reconocer que nos necesitamos entre nosotros mismos para poder subsistir económica y socialmente, siempre he dicho que la región es pequeña pero muy distinta pues cada país piensa de forma nacional, no se logra todavía ese pensamiento comunitario tan necesario para nosotros los Centroamericanos.

Las distancias entre los países del Triángulo Norte Centroamericano- por ejemplo- son cortas viajando en un bus o en carro particular, todos los días vemos empresarios y ciudadanos viajando por turismo o negocios dentro de este corredor, nuestra riqueza no la podría medir en dinero, sé que nuestra gente, los profesionales, los trabajadores y demás, esa es nuestra gran riqueza que saca adelante día a día a esta región. Vayamos al encuentro de esta dinámica de desarrollo que es la Integración Centroamericana.

(*) Columnista de Siglo 21.

Siglo 21