En reunión con presidentes latinoamericanos, Trump advierte que podría impulsar más sanciones contra Venezuela

Donald Trump advirtió que EEUU podría tomar más medidas contra el régimen de Nicolás Maduro

Al inicio de una reunión con varios mandatarios de América Latina, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió la “restauración plena” de la democracia y las libertades políticas en Venezuela, y advirtió que la Casa Blanca podría aplicar más medidas contra el régimen militar de Nicolás Maduro.

El jefe de Estado consideró que la situación en el país caribeño es “insostenible” y recordó las sanciones que Washington impuso contra el gobierno chavista.

A la reunión con Trump, que se celebra en un hotel de Nueva York en la previa de la Asamblea General de la ONU, asisten el presidente brasileño, Michel Temer; el colombiano, Juan Manuel Santos; el panameño, Juan Carlos Varela, y la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti.

Trump reiteró que el pueblo venezolano “está muriendo de hambre” y señaló que el país “está colapsando”.

En esa línea, aclaró que Estados Unidos está preparado para tomar más medidas si el régimen chavista continúa con los atropellos en Venezuela.

Por su parte, este lunes, más temprano, Santos aseguró que los países de la región deben trabajar “de forma colectiva” para lograr un cambio en Venezuela.

En entrevista con la cadena Bloomberg TV, el jefe de Estado colombiano aseguró que los países de la región deben trabajar en conjunto para devolver el orden constitucional en Venezuela.

Infobae


Inicia reunión entre Trump, Santos, y otros presidentes de la región

El encuentro es en el Hotel New York Palace, en el sector conocido como la Gran Manzana, y el eje central del encuentro será la crisis en Venezuela y el incremento de cultivos ilícitos en Colombia.

A las 6:30 de la tarde (5:30 p.m. hora de Colombia) arrancó el encuentro multilateral entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y varios presidentes de la región en la que, por supuesto, hace presencia el presidente Juan Manuel Santos.

El encuentro es en el hotel New York Palace, en el sector conocido como la Gran Manzana, y se confirma la asistencia, además de Santos, del presidente de Brasil, Michel Temer; de Panamá, Juan Carlos Varela; y la vicepresidenta de Argentina, Gabriela Michetti.

En principio, se tenía prevista la asistencia del presidente de Perú Pedro Pablo Kuzcynski pero por los escándalos de corrupción rodean su gobierno se canceló mi llegada a la reunión con Trump.

Como lo anticipó más temprano en entrevista con la agencia Bloomberg, Santos hablará con Trump acerca del aumento de cultivos ilícitos y en el concepto de responsabilidad compartida entre países productores y consumidores, pero también la crisis en Venezuela será eje central de la reunión.

“Lo que todos queremos es que Venezuela se convierta en una democracia nuevamente y estamos ejerciendo toda la presión posible para que ello vuelva a suceder, estamos trabajando unidos, y entre más unidos y coordinados estemos más efectivos seremos en nuestro trabajo”, dijo Santos.

La reunión aún no tiene una hora específica de duración pero se sabe que será una cena en la que cada jefe de Estado le expresará sus preocupaciones en la región.

El Espectador


Donald Trump se reunirá con presidentes latinoamericanos en Nueva York para abordar la crisis en Venezuela

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, invitó a los gobernantes de Brasil, Colombia, Panamá, Argentina y Perú a una cena esta semana en Nueva York con la intención de discutir la crisis de Venezuela y mejorar los lazos con la región tras complicaciones surgidas con México.

La crisis económica y política en Venezuela, fuente de un 10 por ciento del crudo que se consume en los Estados Unidos, estará casi con seguridad en el tope de la agenda cuando Trump reciba a Michel Temer, presidente de Brasil, a Juan Manuel Santos, mandatario de Colombia, Juan Carlos Varela, presidente de Panamá, y a Gabriela Michetti, vicepresidente de Argentina.

El peruano Pedro Pablo Kuczynski rechazó la invitación luego de que el Congreso forzara el cese del primer ministro y todo su gabinete. El encuentro será el lunes por la noche en la Torre Trump.

“Trump necesita demostrar que tiene buenos amigos en la región que comparten una agenda con los Estados Unidos, pero no estoy seguro de que vaya a obtener lo que quiere”, dijo un diplomático brasileño, quien pidió que no se mencionara su nombre porque no podía hablar públicamente sobre el tema.

Funcionarios de la Casa Blanca confirmaron que Trump asistirá a una cena con varios líderes latinoamericanos este lunes por la noche y que la crisis de Venezuela será el principal tópico de discusión. Los mandatarios también hablarán sobre Cuba, dijo una de las fuentes.

La cena tendrá lugar la víspera a la apertura de la Asamblea General de la ONU en Nueva York. El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, que dejará el cargo tras las elecciones del próximo año, decidió no asistir al encuentro.

Trump ha molestado a México, el principal socio comercial de su país en América Latina, al acusarlo de robar empleos, amenazarlo con retirarse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte e insistiendo en que debe pagar por el muro que planea construir en la frontera para frenar la inmigración ilegal.

Trump no tiene actualmente otras iniciativas con otros países latinoamericanos. De hecho, dos de sus tres invitados a la cena del lunes -Colombia y Perú- son miembros del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) del que Estados Unidos se retiró.

El miércoles, Trump indispuso a Colombia, el país sudamericano con los lazos más estrechos con Washington, al amenazar con incluirlo en una lista negra por no detener un alza en la producción de cocaína, que en su mayor parte termina siendo vendida en las calles de ciudades estadounidenses.

Ambos países han sido estrechos aliados durante mucho tiempo en la lucha contra el narcotráfico, pero en los últimos años han ampliado el foco de sus relaciones para incluir comercio y el proceso de paz de Colombia con las guerrillas.

Infobae


Venezuela denuncia ‘contra-reunión de diálogo’ de Trump

La Cancillería de Venezuela critica la ‘contra-reunión del diálogo’ convocada por Donald Trump con los líderes latinoamericanos para discutir la crisis del país.

“Esa reunión que está convocando el señor presidente de Estados Unidos con otros presidentes de nuestra América del Sur para evaluar la relación con Venezuela, es como la contra-reunión del diálogo en República Dominicana”, resaltó el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

En declaraciones formuladas el viernes en la sede del Ministerio que encabeza, invitó a Trump y los presidentes latinos a evaluar sus problemas internos ya que “no tienen nada que evaluar sobre nuestra situación”.

A su juicio, es lamentable que el jefe del Gobierno de Washington mantenga su atención sobre Venezuela, mientras que “tiene serios problemas de gobernabilidad, está perdiendo aliados en el mundo, está perdiendo el apoyo inicial que tuvo de parte del electorado”.

EEUU convocó en la misma jornada del viernes a los presidentes de los países latinoamericanos a reunirse el próximo lunes en Nueva York con Trump y en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) para abordar la situación en Venezuela.

La iniciativa injerencista del país norteño tiene lugar mientras en Venezuela, el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición han dado inicio a diálogos que ponga fin a la crisis política.

La primera tanda se celebró los días miércoles y jueves, al término de la cual las partes anunciaron que México, Chile, Bolivia y Nicaragua acompañarán el proceso impulsado por el Gobierno dominicano y el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres.

“Mientras algunos países (…) propician el diálogo entre los venezolanos y propician la paz, pareciera que hay otros, que además los convoca el jefe, el emperador, para buscar el conflicto en Venezuela”, lamentó Arreaza.

Correo del Orinoco