Santos responde tras la amenaza de Trump de “descertificar” al país: “Colombia es el país que más sangre ha puesto en lucha antidroga”

Colombia es el país que más sangre ha puesto en lucha antidroga: Santos

El presidente Juan Manuel Santos, defendió este jueves el trabajo que ha hecho su Gobierno y el país para erradicar cultivos ilícitos y bajar las cifras de hectáreas cultivadas en Colombia.

“Colombia ha sido la nación que más sangre ha puesto, que más sacrificios ha hecho” contra el narcotráfico, manifestó el jefe de Estado en un discurso que dio en la Base Naval de Bahía Málaga, en el Pacífico, donde amplió las áreas marinas protegidas del país, lo que incluye el Santuario de Fauna y Flora de Malpelo.

El mandatario, sin citar directamente a EE.UU., hizo referencia a la lucha contra las drogas después de que el presidente de ese país, Donald Trump, advirtiera de que puede “descertificar” a Colombia por supuestamente incumplir sus compromisos internacionales contra el narcotráfico.

En un memorando enviado ayer al secretario de Estado, Rex Tillerson, Trump identificó a 22 países, en su mayoría latinoamericanos y caribeños, como grandes productores o plataformas para el tráfico de drogas.

Esa lista de países, que “no refleja necesariamente los esfuerzos antidrogas de sus Gobiernos o el nivel de cooperación con EE.UU.”, la integran Afganistán, Bahamas, Belice, Birmania, Bolivia, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú y Venezuela.

Santos recordó a los militares de la Armada Nacional, que tienen bajo su control la zona del Pacífico, las “instrucciones de erradicar hasta la última mata de coca antes de finalizar el año”.

“Podemos declarar libres de cultivos ilícitos los cinco parques del Pacífico”, manifestó el presidente citando las reservas naturales de Malpelo, Gorgona, Utría, Uramba Bahía Málaga y Sanquianga.

Según el presidente, en esa tarea “hay que continuar, perseverar, no permitir la resiembra (de matas de coca) y que ese avance que venimos haciendo para erradicar los cultivos ilícitos se mantenga para cumplir las metas que nos hemos propuesto”.

En marzo pasado, un informe de la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP, por sus siglas en inglés) reveló que en Colombia hay 188.000 hectáreas cultivadas con coca y puede producir al año 700 toneladas de cocaína.

Otro estudio de ese mes de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de las Naciones Unidas indicó por su parte que la superficie dedicada al cultivo de coca aumentó en Colombia desde las 69.000 hectáreas de 2014 hasta las 96.000 de 2016.

El Gobierno colombiano se fijó como meta para este año la erradicación de 50.000 hectáreas sembradas de coca mediante una “estrategia integral” que incluye la sustitución voluntaria por parte de campesinos y la erradicación forzosa de plantaciones de narcotraficantes.

Santos recordó hoy que el volumen de droga incautado en 2016 por las autoridades colombianas fue “sin precedentes” y que en lo que va de 2017 van “por encima del año pasado” con casi 280 toneladas decomisadas hasta el momento.

Previamente, en respuesta a las advertencias de Trump, el Gobierno colombiano manifestó en un comunicado que es “el país que más ha combatido las drogas y más éxitos ha tenido en este frente. Nadie tiene que amenazarnos para enfrentar este desafío”

El Espectador


MinHacienda y Procurador responden al anuncio de EE.UU. por certificar a Colombia

El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas y el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, defendieron la política del Gobierno Nacional, contra los cultivos y ilícitos y le salieron al paso del anuncio del Gobierno de Estados Unidos, descertificar a Colombia.

Para el procurador Fernando Carrillo, una teoría que los acuerdos de paz se convirtieron en un incentivo para el aumento de los cultivos y el narcotráfico, es muy importante pero a hora se debe demostrar lo contrario.

“En la implementación de los acuerdos hay acuerdos efectivos y genuinos del Estado Colombiano para evitar que aumenten los cultivos ilícitos, por la vía de la erradicación, pero sobretodo que ingresen esos dineros a la política y particularmente al proceso electoral de Colombia en el año 2018”, dijo Carrillo.

Por su parte el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, expreso que con respecto a las declaraciones de la lucha contra el narcotráfico, Colombia es un país con la frente en alto y con un gran compromiso en lo que respecta a la lucha contra el narcotráfico.

“Ningún otro país tiene tanto como Colombia y en el campo específico el trabajo del Ministerio de hacienda y en primer lugar a través de la Unidad de Información y Análisis Financiero, UIAF, somos una entidad ejemplar en el mundo contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo y no lo decimos nosotros, sino las evaluaciones internacionales”, afirmo Cárdenas.

Señalo, que con La Paz va ser mucho más fácil resolver el problema de los cultivos ocultos porque ya no “tenemos a las Farc, protegiendo esos cultivos ilícitos, sino que las tenemos comprometidas en la política de la sustitución y erradicación, que es una política de largo plazo, estructural y hay que evaluarla sobre la base de los resultados que va dar en los próximos años”.

Tanto el ministro de Hacienda como el procurador general se pronunciarnos en el Congreso Nacional de Fenalco, que se cumple en Santa Marta.

Caracol


Trump amenaza con “descertificar” a Colombia, el gobierno responde

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con “descertificar” a Colombia si el país no logra controlar el incremento de los cultivos ilícitos en el país. Se trata de una noticia inesperada y que cayó como balde de agua fría.

“El Gobierno de los Estados Unidos considera seriamente denominar a Colombia como un país que ha fracasado demostrablemente en cumplir sus obligaciones en virtud de acuerdos internacionales contra el narcotráfico debido al extraordinario crecimiento del cultivo de coca y la producción de cocaína en los últimos 3 años”, dice el memorando oficial publicado este miércoles en la página oficial de la Casa Blanca.

Trump hizo este anuncio en su determinación anual sobre los países con mayores problemas de producción y tráfico de drogas. El mandatario sustentó que “la única razón por la que no fue designada fue porque las Fuerzas Armadas y la Policía son socios estrechos de EE. UU. en el Hemisferio Occidental y están mejorando sus esfuerzos de prohibición y han reiniciado cierta erradicación que habían limitado desde el 2013”, dice el documento.

Colombia solo ha sido “descertificada” por Estados Unidos en tres ocasiones en su historia. La última de ellas se dio en 1998, bajo el gobierno de Ernesto Samper (1994-1998), periodo en el que el país fue descertificado en dos ocasiones por el entonces Proceso 8.000. Sin embargo, este mecanismo terminó generando fuertes tensiones en la región y de allí su cambio a un sistema en el que solo se identifica a a los países como no cooperantes.

De acuerdo con el presidente de Estados Unido, la designación de Colombia como un páís “que no coopera” se mantendrá como una “opción” y reiteró su interés en que haya avances en la reducción de producción y cultivos de coca en el país, que este año superó la histórica cifra de 180.000 hectáreas cultivadas.

En su declaración, el presidente tuvo tiempo para enumerar los países de mayor tráfico y producción de drogas ilícitas. En el documento se menciona a Afganistán, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú y Venezuela como los principales productores de drogas o tránsito ilícito de drogas.

El tema de la coca es una de las prioridades para Trump. Una vez llegó a la presidencia de Estados Unidos, el magnate ha dejado claro que uno de sus intereses en las relaciones entre su país y Colombia es el de la reducción de los cultivos ilicitos, que en 2017 alcanzó cifras récord.

Un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos, específicamente la CIA, reveló que desde 2013 se ha duplicado el área cultivada de coca. El año pasado, esta misma entidad había situado los cultivos en 159.000 hectáreas. Un crecimiento del 39 por ciento respecto a 2014.

La respuesta de Colombia

Ante las advertencias de Trump el Gobierno no demoró en responder contundentemente. Lo primero que aclaró es que es el país que más ha combatido las drogas y que por tanto “nadie tiene que amenazarnos para enfrentar este desafío”.

Además, recordó algunas cifras para sustentar sus esfuerzos, desde el 2010 se han incautado más de 1621 toneladas de cocaína pura, y de esa cifra en este año van 275 toneladas.

Aclaró que tiene toda la disposición para seguir cooperando “con los países consumidores para superar este flagelo” y brindándoles asistencia técnica, al tiempo que recordó el principio de corresponsabilidad de esos países en la reducción del consumo, el ataque a las organizaciones de tráfico y la distribución en sus propios países.

Aunque el Gobierno reconoce el incremento de área cultivada, aclara que lo está enfrentando con una estrategia que combina la erradicación y la sustitución en la que la meta son las 100.000 hectáreas.

Según el Gobierno su estrategia también se centra en atacar los ingresos del narcotráfico, por tanto ha extinguido el dominio a más de 15.200 bienes por más 5.5 billones de pesos. También sacó a relucir los últimos golpes al Clan del Golfo “tiene hoy menos de la mitad de integrantes que los que tenía al iniciar el gobierno”.

Por último, el Gobierno colombiano recuerda que el problema de las drogas no se limita a la cocaína. “Por ejemplo, en los Estados Unidos, por cada dos muertes causadas por sobredosis de cocaína, hay cinco por sobredosis de opiáceos y heroína. En materia de interdicción, por cada 44 toneladas de cocaína que se incautan en Colombia, en la frontera sur los Estados Unidos decomisan una tonelada”.

Cultivos ilícitos, la preocupación

Durante la reunión que mantuvieron Juan Manuel Santos y Donald Trump en mayo, el estadounidense no titubeó en poner su principal preocupación en la agenda del encuentro. “El año pasado el cultivo de coca llegó a niveles record”, dijo el magnate, quien también afirmó que esperaba que el presidente Santos pudiera resolver el problema lo más pronto posible. “Me preocupa mucho esta tendencia”, dijo Trump en referencia al aumento de cultivos ilícitos en Colombia. Eso sí, le aclaró Trump a Santos: “en esa tarea lucharemos juntos”.

Y un mes más tarde, cuando el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, visitó Cartagena, las preocupaciones de los gringos volvieron a ser el centro de la agenda. Durante la conversación conjunta que mantuvieron con el presidente Santos, Pence le exigió resultados. “Esto tiene que acabar pronto”, dijo el vicepresidente estadounidense.

Santos le presentó algunos. Los convenios de sustitución voluntaria de cultivos firmados con 80.000 familias para erradicar 50.000 hectáreas. Y el de erradicación manual, adelantado por la Fuerza Pública, que tiene la misma meta, 50.000 hectáreas, de las cuales ya se han arrancado 27.000 hectáreas.

Pence le indagó a Santos por la aspersión aérea, el presidente colombiano le mostró unas estadísticas del año 2007, cuando más se fumigó en el país, que coincidió con el mayor crecimiento de cultivos ilícito. “La fumigación aérea no dio resultados”, dijo Santos.

“La erradicación de los cultivos ilícitos es una tarea titánica, pero Colombia la va a cumplir”, se comprometió en su momento el presidente Santos.

Estas declaraciones de Trump cayeron como un baldado de agua fría en el país luego de que el Gobierno colombiano informara que ya se había erradicado el 62 % de las 50.000 hectáreas de cultivos ilícitos que se fijó como meta para este año. El balance lo hizo el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

Esta semana, Villegas destacó además los “resultados muy importantes en materia de interdicción” por el decomiso de 275 toneladas de cocaína pura este año, lo que supone “un incremento de dos dígitos frente al año anterior”, cuando los decomisos alcanzaron un récord de 362 toneladas, según cifras divulgadas el mes pasado.

Semana


Comunicado del Gobierno Nacional

Durante más de 30 años Colombia ha demostrado su compromiso –pagando un muy alto costo en vidas humanas– con la superación del problema de las drogas. Este compromiso nace de la convicción profunda de que el consumo, la producción y el tráfico de drogas constituyen una grave amenaza para el bienestar y la seguridad de la ciudadanía. Colombia es sin lugar a dudas el país que más ha combatido las drogas y más éxitos ha tenido en este frente. Nadie tiene que amenazarnos para enfrentar este desafío.

Colombia reitera hoy nuevamente ese compromiso y subraya su disposición a seguir cooperando con los países consumidores para superar este flagelo. En ese marco Colombia no solo coopera, sino que brinda asistencia técnica a otros países para fortalecer su capacidad institucional en el combate al tráfico de drogas.

En los últimos 7 años los resultados en Colombia son contundentes. Desde 2010 a la fecha se han incautado más de 1.621 toneladas de cocaína pura. Solo en 2016 fueron 362 toneladas y en lo corrido del 2017 van 275 toneladas. De igual manera, se han centrado los esfuerzos en atacar los ingresos del tráfico de estupefacientes. Se ha extinguido el dominio a más de 15.200 bienes por más 5.5 billones de pesos. En el marco de la cooperación judicial, se han extraditado a 1.020 personas vinculadas con esos delitos, de las cuales 821 a los Estados Unidos. Nunca se ha bajado la guardia contra las organizaciones criminales. Organizaciones criminales como el clan del golfo tiene hoy menos de la mitad de integrantes que los que tenía al iniciar el gobierno.

En materia de cultivos ilícitos, el incremento reciente está siendo enfrentado con decisión a través de una estrategia que combina la erradicación y la sustitución. En lo corrido del año se han eliminado forzosamente 31 mil hectáreas y el programa de sustitución voluntaria está en pleno desarrollo. La meta combinada es de 100 mil hectáreas. Colombia tiene hoy, por cuenta del proceso de paz, una oportunidad única para superar de manera definitiva ese problema y no dejará que se pierda.

Estos resultados en materia de cultivos, procesamiento y tráfico de drogas se han dado en cumplimiento directo de políticas ordenadas por el Presidente de la República y ejecutadas gracias al trabajo incesante del conjunto del gobierno nacional, la Policía Nacional y las Fuerzas Militares. En esta lucha, la Fiscalía General de la Nación, el sistema judicial y las demás autoridades del Estado han cumplido un papel fundamental.

El problema de las drogas es global. Su superación solo se puede lograr a través de la cooperación y bajo el principio de la corresponsabildad. Las autoridades de los países consumidores tienen una responsabilidad fundamental con sus conciudadanos y con el mundo de reducir el consumo y atacar las organizaciones de tráfico y distribución en sus propios países.

El problema de las drogas es complejo y no se limita a la cocaína. Por ejemplo, en los Estados Unidos, por cada 2 muertes causadas por sobredosis de cocaína, hay 5 por sobredosis de opiáceos y heroína.

En materia de interdicción, por cada 44 toneladas de cocaína que se incautan en Colombia, en la frontera sur los Estados Unidos decomisan 1 tonelada.

El mundo lleva más de 40 años en la guerra contra las drogas. Los resultados en la materia son insatisfactorios. Colombia viene insistiendo en la necesidad de que el mundo adelante una reflexión de fondo sobre la forma más eficaz de combatir y superar este flagelo y continuará liderando esta tarea.

Presidencia de Colombia