Bolivia: en la OEA, el gobierno defiende la repostulación de Evo Morales y denuncia injerencia de Almagro

Contexto Nodal
El 18 de septiembre, el oficialismo presentó ante el Tribunal Constitucional una demanda para que se declare la inconstitucionalidad de varios artículos de la Ley de Régimen Electoral, lo que permitiría una nueva postulación de Evo Morales para las presidenciales de 2019. Los magistrados tienen 15 días para admitir o rechazar la demanda y 45 días más para tomar una decisión. En febrero de 2016, el NO se impuso en el plebiscito que impulsó el mandatario para reformar la Constitución y habilitar su repostulación.

Gobierno defiende en la OEA la repostulación y pide llamada de atención para Almagro

La repostulación indefinida que promueve el oficialismo mediante un recurso planteado ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), finalmente llegó a la Organización de Estados Americanos (OEA), donde este miércoles fue explicada y defendida por el ministro de Justicia, Héctor Arce, y la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño.

Ambos expusieron sus argumentos en audiencia del Consejo Permanente, donde además solicitaron una llamada de atención para el secretario general de ese organismo, Luis Almagro, por considerar que cometió un acto “inaceptable” de intervencionismo al exigir públicamente que el presidente Evo Morales respete el resultado del referéndum de reforma constitucional que en 2016 rechazó justamente la repostulación.

Mediante su jefe de gabinete, Gonzalo Koncke, Almagro respondió que se pronunció en el marco de sus atribuciones y la obligación que tiene de velar por el cumplimiento de los instrumentos y las normas del sistema interamericano, como el principio “inderogable” de defensa de la democracia, basado en el respeto de la voluntad popular.

Ambas argumentaciones dieron paso a otras intervenciones, como la del representante de Estados Unidos, Kevin K. Sullivan, quien expresó su respaldo a los argumentos de Almagro. Los delegados de Granada y Costa Rica, en cambio, cuestionaron que se haya llevado a debate un tema sobre el que los estados miembros no se encuentran suficientemente informados.

La sesión del Consejo Permanente comenzó con la intervención de Montaño, quien justificó las acciones legales iniciadas en busca de la repostulación indefinida de autoridades electas y aseguró que no tienen nada que ver con el resultado del referéndum que el 21 de febrero de 2016, que rechazó una nueva postulación de Morales a la Presidencia.

“La consulta del 21 de febrero se trató de un referéndum para modificar la Constitución, a diferencia del recurso de inconstitucionalidad presentado ante el TCP, que lo que pretende es la declaratoria de inconstitucionalidad de cinco artículos de la Ley de Régimen Electoral y el control de convencionalidad sobre cuatro artículos de la Constitución”, explicó.

“¿Cómo puede acusarse entonces a esta acción de un intento de vulnerar el voto popular? son dos procedimientos totalmente diferentes”, agregó.

Luego fue el turno de Arce, quien soltó una ráfaga de críticas y denuncias contra Almagro, a quien acusó de ser un “portavoz y lazarillo” de grupos intervencionistas que se oponen a la continuidad del gobierno de Morales.

Cuestionó el mensaje publicado por el secretario general de la OEA en su cuenta en Twitter, en el que dice que el presidente Morales “deberá respetar” la decisión popular que rechazó la reelección.

“Semejante acto de intervencionismo político, acción insultante hacia la primera investidura de mi país, intento vacuo de generar influencias en el Tribunal Constitucional de Bolivia, no puede ser sino rechazado y reprochado enérgicamente por el Estado Plurinacional de Bolivia”, dijo.

Luego lo acusó de “pisotear” las bases fundamentales y constitutivas de la OEA, como la no intervención en asuntos internos de los Estados.

“Resulta grosero, vergonzoso e inaceptable, que la cabeza de la Secretaría General de la organización pisotee las normas generales para el funcionamiento de la Secretaría General aprobadas por la Asamblea General a través de números resoluciones que sería largo enumerarlas”, aseveró, antes de pedir freno a esta situación.

“Bolivia insta respetuosamente a que el secretario general desista de su accionar intervencionista y retome las normas de conducta ética que rigen a la secretaria general”.

Koncke respondió en representación de Almagro, quien no estuvo presente debido a que debía cumplir una misión del organismo internacional. “Existe consenso respecto a que la democracia se construye en el respeto a la voluntad popular expresada de acuerdo con las normas que regulan el estado de derecho, y es en este contexto que el secretario general realizó esta comunicación pública”, afirmó.

Luego se refirió al argumento de que esta decisión popular pueda violentar los derechos de todos los bolivianos a ser elegidos sin exclusión ni limitación, por considerarlo un derecho humano internacionalmente protegido. “Esta interpretación, cuando va contra una decisión libre del soberano, de acuerdo a normas previamente acordadas, parecería no tener sustento”, dijo.

En respuesta, Arce cuestionó que Almagro no haya tenido “ética ni coraje” para haber asistido a la sesión para explicar sus actos de intromisión.

Este jueves una delegación de la oposición acudirá también ante la OEA, aunque esta vez ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para denunciar al Gobierno y al TCP por desconocer la voluntad popular expresada en el referéndum del 21 de febrero de 2016.

La Razón


Luis Almagro aparece en una foto con Carlos Sánchez Berzaín

La foto de Luis Almagro flanqueado por el opositor cubano Armando Valladares y el exministro de Defensa de Gonzalo Sánchez de Lozada, Carlos Sánchez Berzaín movió el tablero político ayer. Luego de que los enviados del Gobierno comparecieran ante la OEA, Sánchez Berzaín, sonriso y corbata gualdinegra, subió la foto a su cuenta de Twitter para mostrar que participó del Latin American Summit para “defender los derechos humanos y la democracia”.

La foto del Zorro, que huyó del país el 17 de octubre de 2003 junto a Sánchez de Lozada, dejando atrás a 55 muertos y más de 300 heridos en la ‘guerra del gas’, no tardó demasiado en llamar la atención del oficialismo.

Fue el propio presidente Evo Morales el primero en reaccionar. “Luis Almagro recibe con los brazos abiertos a Sánchez Berzaín y convierte a la OEA en refugio de asesinos prófugos de la masacre de octubre”, tuiteó. “Condenable que a 14 años de la masacre de octubre, Almagro se reúna con uno de los principales responsables del delito de lesa humanidad”, agregó a los minutos. “No quiero pensar que Almagro planifica con la derecha boliviana otra Masacre de Octubre. Nos defenderemos del golpismo junto al pueblo”, concluyó luego.

Sánchez Berzaín no se quedó con las ganas y le contestó a través de la misma red. “Desesperación del dictador Evo Morales, que se oculta en (un) decreto de amnistía, desnudo en su corrupción, crímenes y narcoestado”, dijo primero, haciendo referencia al decreto de Carlos Mesa que libró de ser investigado a Morales y a todos los movilizados en octubre de 2003. “El autor de masacre de octubre es Evo Morales que debe responder por las masacres de Cochabamba, Las Américas, Porvenir, Calancha, Oruro y 20 más”, retrucó el hombre que aún es buscado por la justicia boliviana para juzgarlo junto a Sánchez de Lozada por delitos de lesa humanidad.

La foto fue utilizada por el MAS para retratar a Almagro. “Pasó de militante de derecha a encubridor de genocidas”, dijo el diputado Javier Zabaleta. Por su parte, David Ramos lo calificó como un operador del imperio y la derecha.

El turno opositor

Hoy estarán en Washington los opositores que fueron a denunciar el intento del MAS y el TCP de “desconocer la voluntad popular expresada en el referendo del 21-F”. Ayer viajó la comisión integrada por el abogado Carlos Alarcón y los senadores de UD Arturo Murillo y Óscar Ortiz. Este último, antes de abordar el avión, también recordó el caso Ríos Montt y aseguró que la CIDH le dijo al exdictador que “no se violaron sus derechos porque las constituciones pueden limitar los derechos individuales en función del interés general”.

Una respuesta similar esperan conseguir con la denuncia que dejarán en la OEA.

Entre cívicos, políticos y movimientos sociales

1.- La marcha de protesta de dirigentes cívicos que se dirige desde Aiquile a Sucre en contra de la acción de inconstitucionalidad que viabilizaría la reelección de Evo Morales, llegará a Sucre hoy, en medio de la tensión que generan las protestas a favor y en contra de la repostulación judicial.

2.- Ayer por la mañana, líderes de algunos ayllus del Conamaq presentaron un memorial exigiendo el rechazo de la acción de inconstitucionalidad del MAS. Advirtieron con medidas radicales si el Tribunal da curso a este pedido.

3.- En contrapartida, la Federación de Campesinos de Chuquisaca hizo una contramarcha en respaldo a las decisiones del TCP.

El Deber