Brigada médica cubana arribó a México para asistir a los afectados por el sismo

Una brigada médica cubana llegó a méxico en la noche de este sábado, para asistir a los damnificados de los terremotos que azotaron este mes al estado mexicano de Oaxaca, de los más afectados por la fuerza de esos eventos naturales.

Galenos, enfermeros, psicólogos, anestesistas y terapeutas físicos, técnicos de laboratorios, entre otras especialidades, y personal de apoyo, integran el equipo cubano, que está acompañado por un hospital de campaña con más de 10 toneladas de equipos médicos, medicamentos e insumos.

Los especialistas integran el Contingente Internacional de Médicos Especializados en el Enfrentamiento de Desastres y Graves Epidemias ‘Henry Reeve’, que ha prestado servicios en 27 ocasiones en 19 países.

Al frente de la brigada está el doctor Rolando Piloto, quien encabezó antes otro contingente de médicos de la isla en Tabasco, afectado por intensas lluvias en 2007.

El 7 de septiembre un sismo categoría 8,2 afectó sobre todo a los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco, con saldo de cerca de 80 muertos.

A las víctimas fatales de ese primer sismo se suman las 355 registradas hasta ahora por el terremoto de magnitud 7,2 ocurrido el 19 de septiembre en Ciudad de México y los estados de Morelos, Puebla, México, Guerrero y Oaxaca.

Los profesionales de la salud cubanos fueron recibidos por el embajador de la isla, Pedro Núñez Mosquera; el director de América Latina y el Caribe de la cancillería mexicana, Miguel Díaz Reynoso; el secretario de Salud de Oaxaca, Celestino Alonso, y el general Armando Barrera, comandante de la 46 Zona Militar de Ixtepec, al suroeste de Ciudad de México.

México agradece envío de médicos cubanos para asistir a damnificados

México reconoce a Cuba su vocación generosa, solidaria y de hermano por el envío de una brigada médica para atender a los damnificados de los sismos en Oaxaca, uno de los estados más golpeados por esos eventos naturales.

Así lo expresó el director de América Latina y el Caribe de la cancillería mexicana, quien recibió la víspera a los profesionales de salud cubanos, junto a altas autoridades militares y de instituciones estatales y federales, así como el embajador de la isla, Pedro Núñez Mosquera.

México acoge a una brigada médica sumamente calificada y agradece al presidente Raúl Castro, al gobierno y pueblos cubanos, dijo el diplomático mexicano a Prensa Latina.

Afirmó que el anuncio de la llegada del contingente médico, acompañado de un hospital de campaña y más de 10 toneladas de equipos, medicamentos y otros insumos, ‘despertó expectación y beneplácito’ en la población oaxaqueña.

En particular en el municipio de Juchitán, uno de los más afectados por el sismo del 7 de septiembre, y donde se instalarán y prestarán asistencia los galenos de la nación caribeña.

Los cubanos vienen a ofrecer su experiencia y trabajo para salvar vidas, apuntó, y reconoció la alta calidad de prestaciones del hospital de campaña que les acompaña.

Ellos representan lo mejor de Cuba, que es bienvenida para sumarse a los esfuerzos en esta etapa en la que se precisa de atención especializada a los damnificados por los terremotos y para que lo más pronto posible retorne la normalización de la vida, expresó.

Septiembre de 2017 será recordado como el mes de los movimientos telúricos pero también como el mes en que Cuba vino a Oaxaca, la tierra de Benito Juárez, y extendió su mano solidaria, concluyó.

El 7 de septiembre un terremoto magnitud 8,2 provocó cerca de 80 muertos y severos daños materiales en Oaxaca, Chiapas y Tabasco.

Doce días después otro sismo, magnitud 7,1 ocasionó la muerte a 355 personas y graves pérdidas materiales en Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México, Guerrero y Oaxaca.

Cuba Debate