Colombia: el gobierno releva a un centenar de policías, tras las denuncias por el ataque a campesinos y a la comisión humanitaria en Tumaco

Contexto Nodal
El jueves 5 de octubre campesinos de diferentes organizaciones se manifestaban en el municipio de Tumaco, departamento de Nariño, en Colombia, en contra de la erradicación forzada de cultivos ilícitos. Hasta el momento, el gobierno reconoció la muerte de seis personas por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad). Sin embargo, desde las organizaciones denuncian una “masacre” en la que fueron asesinadas unas nueve personas. En tanto, el pasado domingo 8, la comisión humanitaria conformada por integrantes de la ONU y la OEA que se hizo presente para verificar lo sucedido también fue atacada.

Gobierno ordena relevo de un centenar de policías en Tumaco

Pasados cinco días de la masacre de seis campesinos que hacían parte de labores de erradicación de cultivos ilícitos en el municipio de Tumaco (Nariño) –hecho agravado por el hostigamiento de la Policía contra una misión humanitaria y de periodistas que indagaba lo ocurrido– este martes el Gobierno Nacional ordenó que 102 uniformados que prestan sus servicios en la población sean relevados, es decir, que sean trasladados a otras poblaciones. Según explicó el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, se trata de una orden expresa del presidente Juan Manuel Santos ideada para mejorar los niveles de confianza de la ciudadanía en la Policía. A esta medida se sumarán una serie de decisiones –desde lo social, lo policial y lo militar– para que las comunidades se acerquen a las autoridades, se combata el crimen organizado (tanto narcotráfico como minería ilegal) y se recupere el control territorial institucional.

“Con el presidente Santos, hemos instruido al señor general Jorge Hernando Nieto, director de la Policía Nacional, para que se adelante un relevo de las unidades policiales en el municipio de Tumaco. Vamos a empezar con 102 unidades policiales: dos oficiales, 20 uniformados del nivel ejecutivo y 80 patrulleros que serán rotados a otros destinos del país”, manifestó Villegas.

El ministro anticipó nuevas rotaciones en la Policía de Tumaco e indicó que, además de un mejor trabajo con las comunidades, la apuesta es porque en Tumaco “no solo se vean nuevos rostros, sino nuevas actitudes en los uniformes policiales para aumentar la confianza”.

Villegas –quien dijo que Tumaco ha sido una ciudad martirizada por la violencia y el crimen organizado– manifestó que, en el plano militar, se intensificarán los esfuerzos para enfrentar al crimen residual de las Farc, “que es activo y peligroso”, así como el crimen organizado, que ha extendido su actividad hasta la frontera con Ecuador y la ribera del Pacífico.

Las acciones se enfocan también contra la guerrilla del Eln, agregó Villegas, quien aseguró que, pese a que se respetará el cese bilateral al fuego vigente hasta enero de 2018, ello no impide que la Fuerza Pública “persiga el delito donde se esté cometiendo y por quien lo esté cometiendo”.

A nivel social, el ministro señaló que el vicepresidente de la República, general (r) Óscar Naranjo, está coordinando acciones para establecer nuevos puentes de diálogo con las comunidades: “Los pobladores necesitan cercanía y mayor atención, por ejemplo, en temas comoresolución de conflictos; trabajo con infancia y adolescencia; prevención del consumo de drogas; medio ambiente y protección de comunidades vulnerables”, precisó Villegas.

Por último, el funcionario ratificó la “plena disposición de la Policía y de las instituciones armadas” para contribuir en el avance de las investigaciones que adelanta la Fiscalía en relación al asesinato de seis campesinos y el hostigamiento a tiros contra miembros de una misión humanitaria que indagaba por los hechos. Tales acciones han sido atribuidas, de forma preliminar, a miembros de la Policía.

El Espectador


Tras masacre de Tumaco 14 personas siguen internadas en hospitales

La Fiscal (E) General de la Nación, María Paulina Riveros, entregó el primer informe sobre las investigaciones que permitirán establecer responsabilidades tras la masacre ocurrida en la vereda El Tandil, el jueves pasado.

Así mismo, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, informó que serán cambiadas todas las unidades de la Policía Antinarcóticos que adelantaban labores de erradicación forzada de cultivos ilícitos en Tumaco, en total, dos oficiales, 20 suboficiales y 80 patrulleros.

A continuación, publicamos el pronunciamiento de la Fiscal (E) Riveros:

Hemos terminado el primer trabajo en equipo de evaluación y análisis de la investigación penal que se adelanta en la Fiscalía General de la Nación, que se inició desde el momento mismo de la ocurrencia de los hechos acaecidos el 5 de octubre último en la vereda El Tandil, corregimiento de Llorente, municipio de Tumaco (Nariño); investigación tendiente a esclarecer las circunstancias en las que estos hechos sucedieron y determinar la responsabilidad penal de quienes hubieran podido incurrir en delitos. Hemos avanzado a muy buen ritmo en la recolección de evidencia.

El equipo de la Fiscalía General de la Nación a quien se ha confiado la investigación penal está compuesto por más de 70 personas, entre quienes se encuentran el delegado para la Seguridad Ciudadana de la Fiscalía, Luis González León; el director nacional del CTI, general en retiro Luis Alberto Pérez Albarán; la directora especializada contra la Criminalidad Organizada, Claudia Carrasquilla Minamí; el director de la Seccional Nariño, Nelson Andrés López, y el fiscal que conduce la investigación y dirige los actos procesales para el recaudo y análisis de pruebas, según las directrices de la vicefiscal general de la Nación.

Dentro del equipo tenemos fiscales especializados en criminalidad organizada y en derechos humanos e investigadores expertos en balística, informática forense, perfilación criminal y topógrafos, entre otras especialidades —todos ellos adscritos al cuerpo técnico de investigación de la fiscalía general de la nación—. También hacen parte del equipo 5 médicos legistas de Tumaco y Pasto (Nariño), así como Cali (Valle del Cauca) y sus equipos de patología y ciencias forenses.

· Podemos confirmar que a la fecha hay 6 personas fallecidas, quienes ya están plenamente identificadas y un número de 20 personas heridas — todas localizadas— 11 de las cuales continua hospitalizadas, y de quienes estamos recibiendo su testimonio sobre los hechos. Por último tenemos conocimiento de que probablemente habría tres personas hospitalizadas en el vecino país de Ecuador.

· En este momento la Fiscalía General de la Nación tiene en su poder y en cadena de custodia las armas de fuego y la munición asignada a la Policía Nacional y al Ejército, así como los proyectiles y vainillas encontrados en los cuerpos de las personas fallecidas y aquellos recuperados en el lugar de los hechos, los que —previos los cotejos científicos correspondientes— nos permitirán definir el tipo de armas que fueron utilizadas.

· El día de hoy el equipo de la Fiscalía General de la Nación continúa con la obtención de elementos materiales probatorios en la escena del crimen y con el recaudo de evidencia testimonial documental, para la adopción oportuna de las decisiones correspondientes en materia judicial. Invitamos a todas las personas que tengan conocimiento de las circunstancias que rodearon este lamentable suceso para que se acerquen a la Fiscalía general de la Nación.

· Continuaremos informando a la ciudadanía y al país los avances de la investigación penal.

Diario del Cauca


Gobierno: donde hubo muertos en Tumaco no hay programas de sustitución de cultivos

El Alto Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, aseguró que la zona en Tumaco donde se presentaron los hechos el pasado jueves y donde resultaron muertos 6 campesinos, hay una situación de conflicto por que en ese lugar no hay aún convenio de sustitución de cultivos ilícitos, pues allí hay concentrados campesinos que no son propietarios de dichas tierras.

“Con el Consejo Comunitario de esta zona en Tumaco, hay un acuerdo para hacer un programa de sustitución en el territorio por ellos ocupado, pero hay un conflicto en esa comunidad desde hace varios años, quienes ocupan el territorio desde siempre son los afrocolombianos; pero hubo un conjunto de personas de Caquetá y Putumayo, que llegaron a esa zona hace casi 10 años, no tienen propiedad y están cultivando coca”.

Según Pardo, estos campesinos que migraron desde Putumayo y Caquetá hacia un sector de Tumaco, que comprende cerca de 5000 hectáreas de las 25 mil que tiene el territorio colectivo, es lo que viene siendo objeto de erradicación forzada.

“Esa situación solo se vive en ese sector, en Tumaco no es generalizado, pues allí hay cerca de 16 consejos comunitarios con quienes ya hay programas de sustitución de cultivos lo que el gobierno no va a hacer es un programa de sustitución con quienes no tienen titulo de propiedad sobre al tierra”.

Pardo indicó que ya se esta trabajando con los dirigentes del territorio colectivo para llegar a definir ese proceso de sustitución en esas zonas donde los campesinos no tienen propiedad de la tierra y donde el gobierno tendría entonces que hacer sustitución forzada de cultivos.

Por otra parte y frente a esta situación que se vive en Tumaco, el representante de la Unión Europea en Colombia, Eamon Gilmore, indicó que para la comunidad internacional es preocupante dicha situación y expresó las condolencias a las familias.

Gilmore aseguró que confía en la investigación que se adelanta en estos hechos

“Es muy importante que se establezcan las causas de estos eventos y que se garantice la seguridad no solo de las comunidades locales sino también de los derechos humanos que se protejan a estas personas que confluyen en este lugar”, señaló Pardo.

RNCRadio


ONU y OEA rechazan agresión a integrantes de comisión humanitaria en Tumaco, Nariño

La Misión de Verificación de la ONU en Colombia, la Oficina de la ONU para los DDHH y la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la OEA rechazan la agresión de la Policía hacia los integrantes de una comisión humanitaria que ingresó a la vereda El Tandil el domingo 8 de octubre.

En la misiva explican que una misión integrada por personas de la Gobernación de Nariño, Personería de Tumaco, Diócesis de Tumaco, Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, Misión de Verificación de la ONU y Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de los Estados Americanos (MAPP- OEA) se organizó para trasladarse a El Tandil y hacer seguimiento a los hechos ocurrido el 5 octubre en el que murieron seis personas.

Indica la misiva que “la Misión Humanitaria desde Tumaco realizó todas las comunicaciones pertinentes para dirigirse al lugar” Luego, pidieron autorización a un hombre que se “identificó como Capitán de la Policía Antinarcóticos encargado de los efectivos en el lugar, que no portaba identificación”.

Continúa relatando que el capitán autorizó el traslado de una parte de la misión hacia donde se encontraría un posible cadáver luego de la protesta por erradicación de cultivos.

“En medio del recorrido la delegación fue atacada por miembros del ESMAD y Policía Antinarcóticos con una bomba de aturdimiento a las 14:20 horas. Al respecto, los integrantes de la Misión gritaron para identificarse, mientras hacían esto, otra bomba de aturdimiento les fue lanzada a las 14:22 horas. En ese momento la delegación retrocedió, cuando cayeron otras dos bombas de aturdimiento, a las 14:23 y 14:24 respectivamente y una de ellas estuvo a punto de impactar sobre algunas personas, durante este tiempo también fueron escuchados disparos y además fue utilizado algún tipo de gas”.

Luego de las detonaciones la comitiva pidió al capitán que los había autorizado detener la acción.

“Una vez que regresó la totalidad de la delegación, la Misión se retiró hacia la vereda El Tandil”.

Ante esto, piden al Gobierno Nacional no solo una investigación sino también que estos hechos no se repitan y respeten las misiones humanitarias en zonas de conflicto.

“La Misión de Verificación de la ONU, la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos y la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP-OEA) manifiestan su enérgico rechazo a la agresión de que fueron víctimas todas las organizaciones e instituciones presentes y confían que el gobierno tomará todas las medidas necesarias para que tales incidentes no se vuelvan a producir”, dice la misiva.

Noticias RCN


Cumbre Agraria convoca a movilización nacional por masacre en Tumaco

La Cumbre Agraria Campesina, Étnica y Popular, anunció este lunes la realización de movilizaciones a nivel nacional como medida de rechazo y protesta frente a los hechos de violencia presentados el pasado 5 de octubre en Tumaco (Nariño), en los que perdieron la vida seis campesinos, y por los que ya fueron suspendidos cuatro policías.

Durante una rueda de prensa extraordinaria, la Cumbre inició lo que denominó “Semana de la Indignación” e hizo un llamado a los colombianos para que “apoyen la movilización nacional que llevarán a cabo este 12 de octubre, para rechazar los incumplimientos del Gobierno y la sistemática violación de los Derechos Humanos”, expresó Luz Perly Córdoba, integrante de la Cumbre.

En ese sentido, dijo que “esperamos que el Gobierno nos dé garantías para la movilización. Nosotros no queremos tener un hecho más que lamentar durante este periodo de movilizaciones justas que vamos a realizar”.

Según Córdoba, “personas que presenciaron el hecho aseguran haber visto a miembros de la Fuerza Pública, halando a las personas heridas o que parecían fallecidas para ocultarlas en el monte” y que, además, hay un reporte de “varios desaparecidos quienes estaban trabajando en la zona”.

Con respecto al ataque del domingo a la misión de derechos humanos que se movilizaba por la vereda Tandil, en Tumaco, denunciaron el presunto ocultamiento de información y la alteración del terreno donde ocurrieron los hechos. “¿Cuál es el interés que tienen los miembros de la Fuerza Pública de impedir que entre una misión humanitaria a la zona?”, cuestionó Córdoba.

Por ello exigió una misión de verificación y una comisión de la verdad, por medio de la cual se logren esclarecer los sucesos del jueves entre los que fueron víctimas campesinos mestizos, afrodescendientes, un niño de 13 años y dos consejeros indígenas Awá.

Por su parte, Nidia Quintero, tesorera de Fensuagro, se pronunció exigiendo al Gobierno el “cumplimiento del Acuerdo de Paz y garantías para la participación”. Así mismo, el dirigente Indígena Kankuamo, Consejero Mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), pidió al presidente Juan Manuel Santos, que “brinde garantías para la pervivencia de nuestras comunidades”.

Finalmente, Luz Perly Córdoba hizo un llamado a “la comunidad internacional y a todo el pueblo colombiano a rechazar estos hechos de violencia, a rechazar todo lo que está pasando contra los campesinos y campesinas más desprotegidos de este país, porque la paz no nos puede seguir costando la vida”.

El Espectador