Diputados sanciona ley de cuotas que asegura la equidad de género en el Congreso

Ambos sexos consiguieron anoche una resonante equiparación en la actividad política: en adelante, en todas las instancias en que se deba elegir representantes políticos se asegurarán uno o dos lugares para las mujeres u hombres cada tres que formen la lista.

El plenario de Diputados, en forma dividida, sancionó por 76 en 85 votos una ley que obligará a que en las elecciones internas de los partidos, en las elecciones nacionales para cargos en el Parlamento, en las elecciones de gobernantes departamentales y de los municipios las listas se armen de esa manera.

El proyecto sancionado anoche pasó al Poder Ejecutivo para su promulgación y naturalmente regirá en el período electoral 2019-2020 de elecciones internas, nacionales y departamentales. Quienes no la acompañaron dejaron ver algunos aspectos no muy claros como una posible lesión a la autonomía de los gobiernos departamentales, o a la autoridad de los partidos políticos.

En 2009 todos los partidos aprobaron en forma experimental la llamada cuota femenina a aplicarse en los comicios nacionales siguientes, es decir en 2014. Se trataba de la obligatoriedad de incluir una mujer cada tres lugares en todas las listas a cargos electivos, tanto en el Poder Legislativo como en los órganos partidarios.

Pero ahora el criterio fue ampliado en su alcance: el proyecto dice que se deberá incluir cada tres lugares en esas listas a todos los cargos electivos a mujeres y hombres, asegurando la participación de ambos sexos. Así, podrá haber una mujer y dos hombres cada tres candidatos, o dos mujeres y un hombre en cada terna.

El proyecto establece que para las elecciones nacionales, departamentales y municipales, cada lista de candidatos a la Cámara de Senadores, a la Cámara de Representantes, a las Juntas Departamentales, a los Municipios y a las Juntas Electorales deberá incluir en su integración personas de ambos sexos en cada terna de candidatos, titulares y suplentes en el total de la lista presentada. El mismo criterio se aplicará a cada lista de candidatos, el titular y sus suplentes a las Intendencias.

División

La bancada del Partido Nacional votó dividida. Si bien cuando se votó no estaban todos sus legisladores en sala, la mayoría de los integrantes de Alianza Nacional se opuso a la iniciativa, mientras que los del sector Todos la acompañaron. El representante del Partido de la Gente Guillermo Facello votó negativamente.

Pablo Abdala aclaró que su voto contrario en general no significa que se oponga a la mayor participación femenina en las listas, y de hecho anunció y así lo hizo, que votaría a favor el artículo primero del proyecto, que es el que consagra la presencia de ambos sexos en las listas.

En nombre de la bancada del Partido Colorado, la diputada Susana Montaner anunció el apoyo a la iniciativa.

“No nos gustan las cuotas”, afirmó la nacionalista Elizabeth Arrieta. “Y mucho menos que nos regalen nada. Hemos sabido las mujeres abrirnos camino solas”, añadió. “No se trata de una lucha de mujeres contra hombres, ni de mujeres que quieren desplazar a hombres. Hemos procurado aportar a la igualdad de oportunidades”, aclaró.

Luego, el representante de Alianza Nacional Jorge Gandini sostuvo que es una ley “polémica” incluso dentro de los sectores de un mismo partido, con lo cual explicó el resultado en su bancada.

Gandini propuso que haya cuota de género en cargos de designación (ministros, subsecretarios, entes) porque considera que “lo importante es dar una oportunidad” a ambos sexos. “Es desde allí donde las mujeres y hombres gestionan y se hacen conocer”, explicó.

“Capaz que no soy políticamente correcto porque voy en contra de las corrientes latinoamericanas”, reconoció. “Si en mi grupo político ponemos a las mujeres, las ofendemos”, añadió.

“En cualquier momento nuestros queridos hombres nos pasan factura. Voto en homenaje a las mujeres de mi partido pero no lo hago por convicción sino para sumarme a la lucha”, afirmó la colorada Graciela Matiaude.

No habló ningún legislador del Frente Amplio.

El País