[Entrevista NodalCultura] Ricardo Muñoz Izquierdo, artista colombiano: “tengo unas líneas de trabajo pero siempre están abiertas a transformaciones, nuevos caminos y nuevas preguntas”

Por Mixar López – Nodal Cultura

La obra del artista visual colombiano Ricardo Muñoz Izquierdo procede del mundo real, a partir de la ficción absurda de una óptica rosa de lo histórico. Es la crudeza la materia prima de Izquierdo, un artista proveniente de lo marginal y de la malicia que subsiste ahí, del contacto con la calle, la prostitución óptica y cultural, lo transexual en el género y en el intelecto.

Transgredir no persuadir, dañar no sólo exhibir. Los espacios en donde se muestra su obra son homólogos y oficiales, pero ésta siempre se escapa de ellos, regresando al terreno mismo en donde fue creada, las arterias llenas de ficción cutre, miedos, pornografía, orines y mierda, como el arte mismo.

Nacido en la ciudad de Pereira, Colombia (1985), Ricardo Muñiz Izquierdo se ha interesado por explorar asociaciones entre lenguajes gráficos de fuerte carga anecdótica desde el humor, el cinismo y la deformación alegórica. A lo largo de su producción artística ha indagado sobre la iconografía y la gráfica occidental de los dibujos infantiles, de forma tal que reinterpreta los contenidos y subvierte su visualidad a un grado de perversión. Lo anterior sucede gracias al uso de literatura ligada al mundo de la psicodelia, el punk, la pornografía y las subculturas, tamizado por la reflexión autobiográfica.  Así se permite construir universos simbólicos que amplían las posibilidades de los medios discursivos implicados en su obra como la fotografía, el dibujo, el video y la pintura, entre otros. Hay un uso desmedido y saturado de las superficies permitidas desde la experiencia estética, a través de yuxtaposiciones absurdas y sórdidas de íconos del arte con signos triviales pertenecientes a la cultura popular y underground, acentuando tensiones dialécticas entre lo público y lo privado, lo culto y lo marginal. Paralelo a sus estudios profesionales en el arte, ha abordado proyectos de creación personales; obteniendo subvención para algunos de ellos por parte del Ministerio de Cultura de Colombia y otras instituciones. Actualmente reside en Pereira, Colombia.

Muñoz Izquierdo habló en esta entrevista para Nodal Cultura sobre su ciudad, sus influencias, obsesiones, la cultura popular, el punk, las perversiones y el trabajo del artista en el marco de un campo institucionalizado y global.

¿Qué recuerdas de Pereira, tu ciudad?

Pereira es una ciudad intermedia que se encuentra en el centro del país, entre Bogotá, Cali y Medellín, tiene una atmósfera extraña y acogedora, un clima óptimo y templado. Es la ciudad sin puertas. Lo más maravilloso es tener un paisaje montañoso, río y cultivos a veinte minutos del centro de la ciudad. Recuerdo los parques evolucionando y mutando constantemente, el paisaje cafetero y el campesinado, las prostitutas y travestis en la carrera séptima, los bares de la mala muerte y la buena fiesta que está viva y latente.

Creciendo con ella, he percibido el proceso del tercer mundo y esto me gusta, el caos ordenado de Latinoamérica. Es importante aportar, madurar con ella, hay mucho por hacer y es lo más interesante.

¿De dónde proviene el cinismo y la deformación alegórica en tu trabajo? ¿Cuáles son tus referentes?

Proviene de una mixtura de referentes, desde los personajes bizarros de la ciudad, pasando por lo popular de lujo: mis amigos, la estética de lo grotesco, hasta artistas burgueses y malditos. Referentes en la escena internacional están: Marcellí Antúnez Roca, Matthew Barney, Blu, D.R Lakra, Bayrol Jiménez, Roland Topor, Bansky, Eko Nugroho, Francesco Clemente, Jonathan Meese, Julian Schnabel, Gaspar Noé, Alejandro Jodorowsky, David Lynch, Piero Manzoni, William Kentridge, Mike Kelley, Peter Greenaway…

Y Colombianos: María Isabel Rueda, Juan Mejía, José Antonio Suárez, Martín Abad, Oscar Muñoz…

¿Cuál fue el primer Cartoon infantil que viste, y de qué manera influyó en tu futura visión?

Una cantidad de Cartoons gringos: la edad dorada de Walt Disney (Blanca Nieves, Pinocho). Hanna Barbera (Los Picapiedra, Tom y Jerry,  Don Gato). Marvel Cómics (Spider-Man, Hulk, X Men). Warner Bros (Bugs Bunny y sus amigos) y hasta Kaliman impreso en revista.

Estuve muy cerca una temporada de los videojuegos, siempre tuve los más recientes, 2600, Family, Nintendo, Súper Nintendo, PlayStation, hasta el ultra 64, y no dude en pagar por esta excitante droga visual cuando no tuve acceso a ella. Algunos de los juegos que más me impactaron por su crudeza y rareza fueron: ‘Street Fighter’, ‘Mortal Kombat’, ‘Killer Instinct’ y ‘Súper Mario World’. Pero Cartoons influyentes: Hayao Miyazaki con ‘Mi Vecino Totoro’, al igual que ‘Dragon Ball Z’ y ‘Los Caballeros del Zodiaco’. La manga japonesa fue un gran referente para mi generación, las influencias más fuertes para mi visión son y fueron los universos y acciones imposibles que pueden acontecer en la animación; todo el misterio, el misticismo y la historia en tramas por capítulos incorporada en estos animes, han sido clave para la producción en diferentes medios y técnicas de mis recientes videos.

“Si no sigues un auténtico camino hasta el final, una pequeña maldad al principio se convierte en una gran perversión”, escribió Musashi, ¿cuánto hay de perversión en tu trabajo?

Estoy en medio del camino y aún sigo encontrando pequeñas maldades, la perversión es inherente a la vida y más cuando se quiere ver en todos lados. Hay mucho de perversión en mi mirada, en las fábulas, en el imaginario personal y ésta es parte clave en mis procesos creativos y vivenciales.

 ¿Cuál es la relación entre tu obra y el punk?

En el punk permanece un pálpito adolescente y provocador, el cual es excitante y necesario. Creo que debe haber una chispa, así sea fugaz, de una violencia novedosa e impulsadora para el cerebro y la existencia. Si el punk se convierte en cliché, ¿qué más hacer?, ¿recorrer a los ‘Bad Brains’?, ¿a ‘los Saicos’?, ¿a ‘Rage Against The Machine’?, ¿a una nueva era de santidad?, ¿o ya no lo hizo? El punk se relaciona con la pulsión sexual que hay en mi trabajo, con el fracaso, la crudeza y con la inagotable búsqueda del no hacer nada.

Pink, Punk and Bad Painting
Pink, Punk and Bad Painting

Háblame de ‘Pink, Punk and Bad Painting’, montada en el 2015 en el ‘Museo de Arte de Pereira’, Colombia

En ‘PINK, PUNK AND BAD PAINTING’ se establecen relaciones narrativas en las cuales el cuerpo ficcionado se presenta por medio de una fuerte esencia animal, con la cual  subraya conductas y pulsiones humanas, ligadas a comportamientos primitivos, salvajes e instintivos, al igual que la forma segmentada y cercenada de sus representaciones pone en evidencia como los postulados gráficos de los cuentos infantiles, las historietas, los cómics y el universo de Walt Disney son subordinados por contenidos de orden sexual, psíquico y político. Las imágenes que conforman este proyecto señalan las condiciones de fragilidad y mortalidad que acompañan la condición humana mediatizada, como también, de acuerdo al grado de vecindad a lo largo del espacio connotan diversas interacciones interpretativas.

Hace poco vi ‘Pieles’ (2017) de Eduardo Casanova y me recordó tu obra Blancanieves Careculo

'Blancanieves careculo', escultura. 2014. Fotograma de 'Pieles' película de Eduardo Casanova 2017
‘Blancanieves careculo’, escultura. 2014. Fotograma de ‘Pieles’ película de Eduardo Casanova 2017

Es una escultura a escala real de Blancanieves, pero con cara de culo y piel blanca, su vestido es amarillo, azul y rojo; es muy evidente y eso me gusta en

ciertos aspectos. Los cuentos no son como parecen, el cuento original de Blancanieves es de los Hermanos Grimm y es bastante crudo, fuerte y real. Cuando la reina manda a buscar a Blancanieves le pide al hombre que le traiga sus pulmones y su hígado para comérselos guisados. Al final, Blancanieves y el príncipe quieren vengarse y disfrutan poniendo a la reina a bailar desnuda sobre fuego y terminan empalándola, un “dulce” final de cuento de hadas. Encuentro una relación directa con el personaje de ‘Pieles’, el cual me encantó, al igual que la escena final del gran beso. ¡Casanova está haciendo la tarea! ¡Haa! y Roland Topor tiene unos careculos que te cagas!

También tengo una versión animada de Blancanieves careculo.

¿Cómo llegaste a lo que conocemos como ‘Cráneo de Pinocho’?

 

Fue después de otra escultura previa, un pinocho a escala de un niño en madera y tatuado, en vez de crecerle la nariz, le crece la pija, este falo es de varios metros y por lo general atraviesa alguna pared de un espacio arquitectónico.

De nuevo el imaginario de Walt Disney no tiene nada que ver aunque tiene sin duda notorias influencias. En este caso leeremos la versión que escribe la odiada y amada Avelina Lesper, basada en la serie de dibujos de Francisco Toledo y éste basado en la novela original de pinocho del escritor Italiano  Carlo Collodi.

“Érase una vez un carpintero llamado Geppetto que construyó una marioneta de madera con forma de niño para su disfrute emocional y sexual. Pinocchio llegó al mundo lúdico y desenfrenado de las marionetas con instinto y sin experiencia; era un juguete virgen. Esa misma noche Geppetto lo emborrachó, lo metió en su cama atándolo de los barrotes de la cabecera y lo sodomizó. Pinocchio adolorido y humillado se sentó a llorar desconsolado. Ese dolor lo excitó y su nariz creció. Una nariz de madera dura, fuerte, larga.

En la carpintería vivían varias marionetas que eran explotadas sexualmente por Geppetto y sus amigos alcoholizados y drogados con solventes. En una catarsis del abuso, esta familia incestuosa de marionetas celebraba cada noche una orgía por placer, entre ellos, sin pederastas. Invitaron al novicio a participar y fornicaron con la muñeca de mejillas rosas, hasta quedarse dormidos enredados en sus hilos. Esta experiencia empujó a Pinocchio a convertirse en un niño de verdad, sin la intermediación chantajista del Hada Azul, lejos de esa carpintería miserable. Una orgía más con esos monigotes y con ese viejo apestoso sería insoportable. Y salió al mundo, se unió a un circo y ahí, en la decadencia del espectáculo, descubrió su sexualidad ingobernable y se convirtió en la estrella del show. Se cogió con su falo-nariz a los zorros, los domadores, los changos y a toda la promiscua troupe. Entre los seducidos estaba un pintor, dibujante y grabador, que por inventar historias perversas le crecieron orejas de burro.”

Esta historia es la más cercana a estos pinochos que construí, al final como en la vida real, muere el protagonista y este fue el cráneo que encontraron; el cráneo de pinocho.

¿Qué hay detrás de ‘Puro Oro – Mierda Forrada con Laminilla Dorada’, que expusiste en 2013?

‘Puro oro, Mierda forrada con laminilla dorada’, 2014. Ricardo Muñoz Izquierdo.

Solo hay mierda a primera vista o eso es lo que parece. ‘Puro oro’ estuvo dentro de una muestra titulada ‘Algo huele mal’ en el año 2013, donde dialogaba con otras piezas de la misma sintonía como ‘Pánico’ (Pan y Coca Cola) un cubo de pan masticado acompañado de una fotografía, dicho cubo  se iba deformando y descomponiendo durante el transcurso de la muestra, un corazón de felpa el cual contiene una cuchilla de maquina de licuadora en el centro, luego de que el espectador activa al pisar un pedal, esto disparaba la cuchilla siendo tan peligrosa como para cortar cualquier dedo u otro fragmento que estuviera cerca.

El proceso de “Puro oro” consistió en buscar una mierda de perro, la mierda más seca posible en la ciudad, luego forrarla con laminilla dorada, un gesto que recuerda a los momificadores egipcios, a la cultura indígena, al valor de dicho excremento, a los alquimistas y todo el universo que los circunda. Esta mierda forrada iba entrando en deterioro durante el tiempo de la exhibición, hasta llenarse por completo de hongos.

Primero intenté forrar mi propia mierda, pero esto me exigía una dieta especial, y el tiempo de secado al sol no me dio para la fecha de la exhibición. Piezas efímeras, absurdas, asquerosas, que suscitan asco, preguntas y hasta alguna patada en el culo

¿Cuál fue tu primer acercamiento con la cultura popular o underground?

Vengo de allí, de estrato bajo, de anécdotas populares, pensamientos rápidos, contundentes y poco intelectuales. Creo que la pintura que realizo se relaciona con esto, como dicen por ahí “BRUTO COMO PINTOR” toda esta inmediatez en la creación de imágenes, el automatismo y el resolver problemas visuales velozmente tiene mucho de raíz en lo popular.

¿Qué sígnificó obtener este año la Distinción Movilidad Internacional del Ministerio de Cultura de Colombia?

El Ministerio de Cultura de Colombia viene llevando un proceso interesante con lo referente a apoyos para artistas y demás agentes de las artes durante los últimos años, dentro de estos apoyos se encuentra la beca de ‘Movilidad Internacional’ que consiste en responder a una invitación, ya sea a ponencias, residencias o proyectos de creación; tuve la posibilidad de acceder a este apoyo gracias a la invitación del artista catalán Marcelli Antúnez Roca y su productora ‘PANSPERMIA’ para colaborar en su más reciente proyecto ‘EXQUIZOS’ encargado por el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid. Una experiencia gratamente enriquecedora.

 ¿Cuál fue tu aprendizaje en Portugal, en la ‘Bienal Cerveira’, en 2014?

Fue un aprendizaje geográfica y culturalmente cargado, rico en autorreflexiones y conversaciones, experiencias y construcción de imágenes distópicas. Se trató de una Residencia Artística en la Fundación Bienal de Cerveira, en Portugal en el año 2014. La metodología se basó en la realización de recorridos por diferentes espacios y lugares de La Villa de Cerveira, registrando por medio de fotografías y apuntes en libretas, el entorno y sus objetos, los personajes históricos del lugar, los sueños y perversiones de la imaginación y de la mirada, la monstruosidad de las fábulas.

¿De qué manera se relacionan lo culto y lo marginal en tu arte, o hay una ruptura?

No hay ruptura ni en “mi arte” ni en el “mundillo del arte” ni en la “vida misma” lo culto y lo marginal conviven muy bien, podría ser ubicuo en esto, estoy en lo marginal y en lo decadente, pero a la vez estoy en lo sofisticado, opulento y creo, desde y a partir de ello. Trabajo y vivo en una vereda, dentro de un corregimiento, en una ciudad intermedia como comentaba anteriormente, es pequeño y armonioso al igual que hostil. Desde aquí, por medio del arte, puedo viajar y compartir historias de diversa clasificación cultural, mi obra la consumen en espacios completamente undergrounds; alternativos e independientes, como en espacios de alta alcurnia: Galerías, Instituciones y Museos; a su vez, pasa por la calle (Street Art) y por la inmediatez de la virtualidad, no tengo en mi chip una posición y prevención hacia dónde me dirijo y con quién. Creo que estoy donde debería estar, o sea en cualquier lugar, en el arte.

¿Cuál es el manifiesto de Ricardo Muñoz Izquierdo?

Estar, ser, proceder y hacer. Recuerdo al movimiento pánico de Jodorowsky, Arrabal y Topor, donde existe un manifiesto, pero se convierte todo en un anti-movimiento, éste se desdibuja; tengo unas líneas de trabajo a seguir definidas, pero siempre están abiertas a transformaciones, nuevos caminos y nuevas preguntas.