Horacio Verbitsky presentó su libro sobre Milagro Sala en un auditorio colmado

Ante un auditorio colmado, el periodista y presidente del CELS, presentó su libro en la UNAJ. “Una investigación sobre la historia de la Túpac Amaru, una biografía de Milagro, una radiografía de los problemas sociales de la provincia de Jujuy” y de la ofensiva desatada contra la dirigente social detenida en forma ilegal desde hace casi dos años.

Periodista del diario Página 12, investigador, autor de innumerables libros de investigación, luchador por los derechos humanos Verbitsky responsabilizó de la situación de Milagro Sala a “la patronal y los políticos servidores del gran capital” que actúan “en contra de esta mujer que organizó la rebeldía de la gente más vulnerada de la provincia de Jujuy, y que llegó a niveles de organización muy grandes y realizó una obra extraordinaria desafiando todos los poderes y todas las convenciones”.

El periodista fue recibido en el rectorado de la UNAJ por el vicerrector Arnaldo Medina y por el intendente a cargo de Florencio Varela, Andrés Watson, junto a docentes estudiantes y militantes sociales. También participaron del panel de presentación el coordinador nacional de la Organización Túpac Amaru, Alejandro “Coco” Garfagnini, y el coordinador de la carrera de Trabajo Social de la UNAJ, Astor Masseti.

Entre otras definiciones el periodista consideró que la situación actual de Sala es una revancha del poder que “no le perdona que es mujer, que es india, que es organizadora social y que desafió al bipartidismo justicialista-radical al servicio del poder económico del Ingenio Ledesma y que nunca claudicó, ni siquiera ahora en la situación actual”.

Acerca de la discusión en torno a las condiciones de su detención, explicó que “a raíz de la medida cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos tuvieron que dejarla salir de la cárcel, donde corría peligro su vida, según dijo la CIDH, y trasladarla a una vivienda pero no le ahorraron humillaciones y convirtieron esa vivienda en una cárcel”

“Milagro tiene la obligación de tres veces por día salir al balcón y saludar a los gendarmes. Medida ilegal y dirigida a humillarla, someterla, basurearla, que es lo que el contador Morales intenta permanentemente. ¿Y saben que hizo Milagro? Sale al balcón con un piyama que tiene en el pecho la imagen de Santiago Maldonado y en la espalda la frase “Fue la gendarmería”, se asoma y dice: “Buen día gendarmes, dónde está Santiago Maldonado?” Ella resinifica esa humillación y la convierte en un acto de militancia”, graficó Verbitsky.

El periodista, que mantiene contacto con la dirigente, contó que pese a las condiciones aberrantes de detención, se mantiene con fuerzas. “Ella tiene una moral de lucha muy alta a pesar de las circunstancias sórdida en la que la han puesto”, aseguró el autor de Los vuelos de la muerte.

“El gobierno nacional está incumpliendo la medida cautelar de la CIDH, nosotros desde el CELS hemos denunciado eso a la Comisión Interamericana que en estos días ha hecho saber que observa con preocupación la situación y ha dejado constancia que el gobierno argentino no está cumpliendo con su obligación internacional. En los próximos días la comisión va a tener una sesión en Uruguay y esperamos que se produzca una nueva comunicación con el gobierno argentino. Esperamos que la comisión insista y que el gobierno nacional recapacite”, dijo en referencia al curso posible que podría tomar la situación de Sala.

“Están poniendo a la Argentina en una situación de riesgo, de aislamiento internacional que no coincide en absoluto con el discurso presidencial que insiste en que volvimos al mundo. Pero volvimos como incumplidores de las obligaciones impuestas por el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos; es muy grave”, sostuvo.

Fuente-Universidad Nacional Arturo Jauretche