La Corte Suprema de Chile ordena la liberación de mapuches acusados de “terrorismo” tras determinar “falta de fundamentos”

Suprema ordena liberar a detenidos por Operación Huracán

Segunda Sala del máximo tribunal acogió recurso de amparo de los ocho formalizados. Determinó que había falta de fundamentos para justificar su participación en los atentados.

Fueron dos días de deliberación en el tercer piso del lado poniente del Palacio de Tribunales. En ese sector está ubicada la Segunda Sala de la Corte Suprema, tribunal que escuchó atentamente el martes los alegatos de los abogados defensores de los ocho detenidos en el marco de la llamada Operación Huracán. Ellos están en prisión preventiva a raíz de que se les imputa una supuesta asociación ilícita terrorista para realizar una serie de atentados en La Araucanía. Todo esto bajo el rótulo de la Ley Antiterrorista.

Mientras los fiscales defendieron su postura de imputarles una presunta coordinación para hacer los ataques en base a intercep- taciones de mensajes de WhatsApp y manifestaron que fue un juzgado de garantía el que tomó la decisión de dejarlos en prisión preventiva, los representantes de los imputados indicaron que no existían pruebas en su contra y que esa resolución no se hacía cargo de los argumentos de la defensa y le daba validez sólo a lo que señalaba el Ministerio Público. Este caso fue revisado por los jueces Milton Juica, Lamberto Cisternas, Carlos Cerda, Andrea Muñoz y Manuel Antonio Valderrama.

Finalmente, los magistrados tras ese análisis llegaron a un acuerdo ayer y tomaron de forma unánime una drástica decisión: acoger el recurso de amparo y ordenar la liberación de los comuneros.

La resolución será dada a conocer hoy y notificada a los penales de Concepción y Temuco, donde están presos los imputados. Luego de esto, Héctor Llaitul, Ernesto Llaitul, Jaime Huenchullán, Rodrigo Huenchullán, Fidel Tranamil, Martín Curiche, David Cid y Claudio Leiva quedarán en libertad.

¿Cuál fue el argumento de los jueces para revertir la decisión que tomó la jueza de garantía de Temuco, Luz Arancibia? De acuerdo a la resolución de los supremos, en el fallo de la magistrada que ordenó la prisión preventiva de los comuneros no se estableció uno de los requisitos principales para decretar la medida cautelar más gravosa del sistema penal: hubo una falta de fundamentos que justifiquen la participación de los imputados en los hechos indagados por el Ministerio Público.

De acuerdo a fuentes del Poder Judicial, la resolución de los magistrados no significa que ellos queden libres de la investigación del Ministerio Público, sino que el problema estuvo en la argumentación de la magistrada para determinar la prisión preventiva. Es por esto, que el Ministerio Público podrá solicitar esta cautelar con nuevos antecedentes si lo estima necesario.

La investigación

El caso estalló el 23 de septiembre, luego de que luego de que la Dirección de Inteligencia de Carabineros entregó un dossier a la Fiscalía Regional de La Araucanía con una serie de interceptaciones de mensajes emitidos desde los supuestos teléfonos celulares de los detenidos. En ellas se daba cuenta de coordinaciones para perpetrar atentados incendiarios a camiones e incluso un presunto tráfico de armas. Además, se señaló que el objetivo de esta agrupación era incendiar 100 camiones.

De acuerdo a la información de la policía, los comuneros pertenecían a tres grupos violentistas en el Biobío, La Araucanía y Los Ríos: la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Weichan Auca Mapu (WAM) y la Resistencia Mapuche Malleco (RMM).

De esta manera se ligó a la CAM a Héctor Llaitul, David Cid, Ernesto Llaitul Pezoa y a Claudio Leiva; sindicaron a Fidel Tranamil y Martín Curiche como líderes de la WAM, y a Jaime Huenchullán Cayul y a Rodrigo Huenchullán Cayul como miembros de la RMM.

Durante el 24 de septiembre fueron formalizados y se les imputó tres atentados, entre ellos el ocurrido el 19 de agosto en Padre Las Casas, en que fueron quemados 17 camiones.

Sobre estas acusaciones, los abogados de los comuneros restaron legitimidad a las pruebas y manifestaron que inclusos sus defendidos no usaban sistema de mensajería como WhatsApp o Telegram.

La Tercera


Corte Suprema acoge recurso de amparo de imputados de asociación ilícita terrorista y ordena libertad inmediata

La Corte Suprema acogió los recursos de amparos presentados en favor de Claudio Antonio Leiva Rivera, David Eduardo Cid Aedo, Rodrigo Nazario Huenchullán Cayul, Jaime Eduardo Huenchullán Cayul, Martín Damián Curiche Curiqueo, Fidel Tranamil Nahuel, Héctor Javier Llaitúl Carrillanca y Ernesto Lincoyam Llaitul Pezoa, formalizados por el delito de asociación ilícita terrorista y ordenó su inmediata libertad, si no se encuentran imputados por otra causa.
En fallos unánimes (causas roles 40.860-2017; 40.862-2017; 40.863-2017 y 40.864-2017), la Segunda Sala del máximo tribunal del país –integrada por los ministros Milton Juica, Lamberto Cisternas, Andrea Muñoz, Manuel Antonio Valderrama y Carlos Cerda– revocó la resolución recurrida, dictada por la Corte de Apelaciones de Temuco, que rechazó la acción cautelar.

La Segunda Sala de la Corte Suprema, establece que la resolución de primera instancia no fundamentó los motivos por los que concedió la prisión preventiva solicitada por el Ministerio Público, y no decretó una medida cautelar diversa; además de no explicitar por qué no validó los argumentos de la defensa de los imputados, que se opuso a la prisión preventiva.

“De esa manera, si en la audiencia en cuestión, el tribunal debe necesariamente oír tanto al solicitante como al defensor del imputado que se opone a la prisión preventiva, sancionando incluso con nulidad la celebración de la audiencia sin la presencia de este interviniente, la justificación de su decisión, esto es, la procedencia de la prisión preventiva, ya no puede efectuarse sólo mirando los antecedentes y argumentos de hecho y derecho invocados por el peticionario, sino que, necesariamente, le imponen igualmente el deber de expresar las razones por las que los antecedentes y argumentos de la defensa no fueron válidos, útiles o suficientes para desvirtuar aquéllos, con independencia que todo ello se desarrolle en un único análisis global de las alegaciones de ambas partes, o se estudie sucesivamente”, establece el fallo.

Resolución que agrega: “En otras palabras, los aspectos, alcances y peso que revista la justificación de la decisión que decrete la prisión preventiva dependerán del tenor del debate -atento a los principios acusatorio y de bilateralidad de la audiencia que rigen durante todo el juicio-, pues así como respecto de aquellas circunstancias fácticas o cuestiones jurídicas en que las partes estén contestes la necesidad de ahondar en ellas será menor e, incluso en algunos asuntos, excusable -como por ejemplo, en el caso sub lite, que un día, hora y lugar determinado, terceros procedieron a quemar determinados vehículos-, por el contrario, respecto de aquellas circunstancias y asuntos que fueron fundadamente controvertidos en el debate -por ejemplo, en el caso de autos, la participación de los imputados en los hechos punibles objeto de la formalización-, pesa sobre el juez el deber de hacerse cargo de ellos en su resolución en la forma que las disposiciones antes comentadas demandan; de otro modo, esa sentencia no puede ser calificada como una decisión fundada”.

“(…) lo que se ha venido expresando no importa –continúa–, de modo alguno, elevar los deberes y cargas de fundamentación de la resolución que decreta la prisión preventiva a aquellos propios de una decisión condenatoria descritos en el artículo 342 del Código Procesal Penal, pero sí reconocer que el legislador no se contenta con aquel propio de toda resolución judicial establecido en el artículo 36 del mismo texto, el que, en todo caso, por constituir un requisito general, también debe ser cumplido en la resolución que se dicte conforme al artículo 143 del mismo código. Huelga explicar que, si bastare con satisfacer las exigencias del aludido artículo 36 en la resolución en comento, no habría sido menester consagrar expresamente los requisitos que en cuanto a su fundamentación se previeron en el artículo 143. Entonces, la resolución en estudio no sólo debe expresar “con precisión” los motivos de hecho y de derecho en los que se basa la decisión de decretar la medida cautelar -como demanda el artículo 36-, sino que, además, debe expresar “claramente” los antecedentes calificados que justificaron esa determinación -según requiere el artículo 143 (….) En síntesis, debe tratarse de una resolución que, sin necesidad de cumplir las exigencias de fundamentación propias de una sentencia condenatoria, en forma “clara y precisa” exponga los antecedentes calificados por los que se tuvo por acreditados, pese a las alegaciones en contrario de la defensa -en su caso-, los requisitos que el artículo 140 del Código Procesal Penal prevé para ello”.

“Sentadas todas estas premisas, en el caso de marras, a los amparados Claudio Antonio Leiva Rivera, David Eduardo Cid Aedo, Rodrigo Nazario Huenchullán Cayul, Jaime Eduardo Huenchullán Cayul, Martín Damián Curiche Curiqueo, Fidel Tranamil Nahuel, Héctor Javier Llaitúl Carrillanca y Ernesto Lincoyam Llaitul Pezoa se les formalizó como autores del delito de asociación ilícita terrorista y, además, a Curiche Curiqueo y Tranamil Nahuel se les imputó autoría en el delito de incendio, solicitando el Ministerio Público y la parte querellante en base a dicha imputación, su prisión preventiva, exponiendo en la audiencia los antecedentes que en su parecer acreditaban el requisito de la letra b) del artículo 140 del Código Procesal Penal, esto es, “Que existen antecedentes que permitieren presumir fundadamente que el imputado ha tenido participación en el delito como autor, cómplice o encubridor”. Frente a tal petición, las respectivas defensas de los imputados se opusieron cuestionando múltiples deficiencias, vacíos e inconsistencias de los antecedentes presentados por los solicitantes de la medida cautelar, los cuales fueron expuestos en sus libelos y cuya formulación en la audiencia celebrada ante el tribunal de garantía no fue desconocida ni por el Ministerio Público ni por la parte querellante ante esta Corte”, añade.

La resolución de la Corte Suprema continúa: “como resulta de claridad meridiana, la resolución antes transcrita está lejos de acercarse al cumplimiento de las formas que la ley prevé para autorizar a un órgano jurisdiccional para decretar la prisión preventiva y así privar de su libertad personal a una persona. La resolución en estudio señala que tiene por acreditada la participación con la información entregada por el Ministerio Público, es decir, hace una remisión general a lo expuesto en dicha audiencia por el Fiscal compareciente sin siquiera identificar o aludir a los elementos principales de dicha exposición que le permitieron construir las presunciones fundadas de participación respecto de cada uno de los acusados. Repárese que el artículo 36 del Código Procesal Penal establece que no puede sustituir la fundamentación de una sentencia -y, por ende, no constituye tal- la simple mención de los medios de prueba de los intervinientes, con lo que por sobre una exposición de antecedentes, la norma ordena un análisis de los mismos “preciso y claro” -como surge de los artículos 36 y 143, cual ya se explicó-, en los hechos y en el derecho. Pues bien, en el caso sub judice ni siquiera se alcanza lo que la misma norma expresamente señala que es insuficiente para considerar una sentencia como debidamente motivada, pues la juzgadora se conforma con remitir a los imputados privados de su libertad personal, a sus defensores preocupados del respeto de ese derecho, y a la sociedad interesada en la correcta administración de justicia, a todo lo expuesto y dicho por el representante del Ministerio Público -antecedentes que, a mayor abundamiento, ni siquiera están resumidos en el acta de la audiencia y, por ende, son totalmente ignorados”.

“De ese modo, el dictamen en examen no expone en forma “clara y precisa” los antecedentes calificados que le permitieron presumir fundadamente, pese a las alegaciones en contrario de las defensas -de las cuales, desde luego, igualmente debe hacerse cargo en forma “clara y precisa”-, que cada uno de los imputados tuvo participación en los delitos de asociación ilícita terrorista y, en el caso de los encartados Curiche Curiqueo y Tranamil Nahuel, además, en el delito de incendio, con lo cual no se ha cumplido con las formas que la Constitución y las leyes demandan para autorizar al tribunal recurrido para decretar la prisión preventiva de los amparados”.

Por lo tanto, concluye: “se revoca la sentencia apelada de cinco de octubre de dos mil diecisiete, dictada por la Corte de Apelaciones de Temuco y, en su lugar, se decide que se acogen los recursos de amparo deducidos en favor de Claudio Antonio Leiva Rivera, David Eduardo Cid Aedo, Rodrigo Nazario Huenchullán Cayul, Jaime Eduardo Huenchullán Cayul, Martín Damián Curiche Curiqueo, Fidel Tranamil Nahuel, Héctor Javier Llaitul Carrillanca y Ernesto Lincoyam Llaitul Pezoa y, en consecuencia, se deja sin efecto la resolución que decretó la prisión preventiva de los amparados en audiencia de 24 de septiembre del año en curso, dictada por el Juzgado de Garantía de Temuco en causa Rit N° 7228-2017 y Ruc N° 1700879814-1, disponiéndose su inmediata libertad, si no estuvieren privados de ella por otra causa. Lo anterior, sin perjuicio de la facultad del Ministerio Público y la parte querellante para solicitar nuevamente la medida cautelar dejada ahora sin efecto conforme a las normas procesales que rigen la materia”.

Presidente de Sala Penal y vocero

Al dar a conocer la resolución del máximo tribunal, el presidente de la Segunda Sala y vocero de la Corte Suprema, ministro Milton Juica, aseguró que: “Lamentablemente por defectos nuestros hubo filtraciones respecto de lo que se iba a decidir, lo que lamento bastante y trataremos de buscar fórmulas mucho más equitativas para que la información aparezca en todos los medios y no sólo aparezca en algunos aprovechándose de sus capacidades cuando en realidad la noticia debe ser conocida por todos”.

Consultado respecto del fondo del fallo y si existieron deficiencias del Ministerio Público en la investigación en contra de estos imputados, el ministro Juica respondió: “El tema no pasa por el mérito de la investigaciones, el tema pasa porque nosotros corregimos una deficiencia de un tribunal y no hay un análisis de si los antecedentes son suficientes para una investigación. Están formalizadas las personas, la investigación sigue su curso lo único que ha pasado es que no ha sido posible justificar una medida de prisión preventiva, nada más que eso”.

Poder Judicial


Todos los detenidos en “Operación Huracán” dejaron la cárcel

Cerca de las 16:30 horas de este jueves comenzaron a abandonar las cárceles de Temuco y Concepción los comuneros mapuche que se encuentran acusados de la quema de camiones y detenidos en el marco de la “Operación Huracán”.

El primero en dejar el penal de La Araucanía fue Martín Curiche, quien acusó “una visión clasista, una visión fascista en contra de nuestro pueblo. Nosotros, sólo por el hecho de llegar y tener un apellido mapuche y ser de comunidades que llevan un proceso de restitución territorial, al tiro estamos siendo juzgados”.

“La prensa nos tildó como terroristas, la gente nos trató como violentistas, como los responsables de los distintos atentados que han pasado dentro de la zona de la Octava (Biobío), Novena (La Araucanía) y Décimocuarta Región (Los Ríos). Nosotros decimos que hay una colusión completa de parte de los poderes económicos que mantienen y son los que llevan el Estado”, agregó.

En Concepción, en tanto, David Cid Aedo, Ernesto Llaitul y su padre, Héctor, fundador y líder de la Comunidad Arauco-Malleco (CAM), abandonaron cerca de las 17:00 horas el penal El Manzano II entre un callejón de palines formado por otros comuneros y sin emitir declaraciones a la prensa.

Mientras que en la cárcel de Temuco también se encontraban detenidos Fidel Tranamil y Claudio Leiva, los que también dejaron el recinto penitenciario.

A la salida del penal, Tranamil declaró que “estamos contentos, porque hoy se cae este montaje, se cae todo esto que está pasando hoy y es necesario que aquí quede claro que las comunidades van a seguir en proceso legítimo de lucha, no tenemos miedo”.

Además, sostuvo que “no tenemos peligro de fuga. Ellos saben donde vivimos, la Inteligencia nos anda siguiendo constantemente, la ANI también lo está haciendo y nosotros, todos los de la ‘Operación Huracán’, somos inocentes”.

También recuperaron su libertad Rodrigo Nazario Huenchullán Cayul y Jaime Eduardo Huenchullán Cayul, que estaban en la cárcel de Angol.

Cooperativa


Ministro de Justicia y liberación de detenidos por Operación Huracán: “Si la Corte Suprema lo resolvió así, así será”

“Si la Corte Suprema lo resolvió así, así será”, declaró el Ministro de Justicia, Jaime Campos, tras conocerse la resolución del máximo tribunal del país que acogió un recurso de amparo por los 8 detenidos en la Operación Huracán y que ordenó su libertad.

“En esta materia tengo una sola posición, cualquiera sea el hecho, yo me atengo a lo que resuelven los tribunales. Los que determinan qué es delito, qué no es, cómo se califica y las medidas cautelares en relación con los procesados son los tribunales. Si la Corte Suprema lo resolvió así, así será”, señaló Campos a la radio Cooperativa.
“Yo me atengo a lo que la Corte Suprema determine. Yo soy ministro de Justicia y trato de moverme dentro de los marcos que señala la ley”, añadió.

También expresó que “una cosa es decir que en Chile hayan actos de terrorismo y otra cosa es decir que estamos en un estado generalizado de terrorismo en el país”.

De acuerdo a la resolución de los supremos, dada a conocer hoy por La Tercera, en el fallo de la magistrada Luz Arancibia que ordenó la prisión preventiva de los detenidos, no se estableció uno de los requisitos principales para decretar la medida cautelar más gravosa del sistema penal: falta de fundamentos que justifiquen la participación de los imputados en los hechos indagados por el Ministerio Público, esto es, en una asociación ilícita terrorista.

De esta manera, la Corte Suprema ordenó la libertad del vocero de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul Carrillanca; su hijo Ernesto Llaitul Pezoa; el werken de la Comunidad Autónoma de Temucuicui, Jaime Huenchullán Cayul, y su hermano Rodrigo; el ex mirista David Cid Aedo; el estudiante universitario Claudio Leiva Rivera, y los comuneros Martín Curiche Curiqueo y Fidel Tranamil Nahuel. Estos dos últimos también están imputados como autores directos de un atentado incendiario a camiones en Padre Las Casas.

Publímetro


Piñera criticó libertad a comuneros mapuche: ¿Quién se hace responsable si se fugan?

El candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera, participó la tarde de este jueves en el foro económico Encuentro Nacional de la Empresa (Enade) 2017, donde criticó la libertad otorgada por la Corte Suprema a los ocho comuneros mapuche detenidos en el marco de la “Operación Huracán”.

“Una Sala de la Corte Suprema, por un problema de forma, que pudo haberlo subsanado, decretó la libertad de ocho personas que están presuntamente acusados de haber quemado una iglesia con niños y mujeres dentro, ¿quién se hace responsable si se fugan?, ¿quién se hace responsable si vuelven a cometer delitos terroristas contra las familias chilenas?”, afirmó el ex Mandatario.

A propósito de este tema, el aspirante a La Moneda remarcó que su Gobierno se hará cargo “de una nueva forma de enfrentar la inmigración, un Chile más seguro y en paz. Tenemos que enfrentar de otra forma la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo, porque estamos perdiendo esa batalla”.

José Antonio Kast criticó legado de Bachelet

También pronunció un discurso ante los empresarios reunidos en Enade el candidato presidencial independiente José Antonio Kast (diputado ex UDI), quien criticó el legado de Michelle Bachelet, el que calificó como “de los peores que puede esperar un país”.

El parlamentario remarcó que “Sebastián Piñera ya tiene asegurado el paso a la final, con la votación que saque está asegurado, yo lo que estoy haciendo ahora es pelear y llegar a esa final donde él ya está clasificado, pero ese día no hay elección de Presidente. No hay ninguna posibilidad, ninguna, de que Sebastián Piñera salga electo en primera vuelta”.

“Mi invitación es que me ayuden y no me peguen en las canillas, ayúdenme a hacer lo que yo sé hacer, que es defender ideas, ayúdenme a enfrentar a los otros señores y convenzan también a Sebastián Piñera de que vaya a los debates, que vaya a los foros. Dos contra seis es bastante más fácil que uno contra seis”, añadió.

Kast también criticó a Piñera, porque “más allá de cualquier cifra, más allá de las tasas de desempleo, más allá de cualquier cifra de inversión, perdimos, porque yo también fui parte de ese Gobierno y también perdí y por eso no quiero volver a perder, porque el legado que ella (Michelle Bachelet) nos va a dejar ahora es de los peores que puede esperar un país”.

A juicio del aspirante a La Moneda, Bachelet “dejó un desastre económico, y eso está a la vista, dejó un desastre en cualquiera de los indicadores que ustedes quieran medir: innovación, libertad de prensa, inversión, capital humano, riesgo país, en todo estamos peor. Nos dejó un desastre social, un abandono del Sename, una salud en crisis, un Transantiago del cual no se puede ni hablar, una educación desastrosa”.

Durante la mañana participó del foro la Presidenta Michelle Bachelet, y aparte de Piñera y Kast lo hicieron el resto de los candidatos presidenciales invitados: Carolina Goic, Alejandro Guillier, y la periodista Beatriz Sánchez, quien presentó un video de Marco Enríquez-Ominami, quien esbozó una crítica a los empresarios.

Cooperativa