México: el PRI y el PAN cruzan acusaciones en torno a la ayuda de damnificados por el terremoto

Tras los sismos de septiembre que provocaron graves daños en al menos 11 entidades del centro y sur del país, las principales fuerzas políticas nacionales cruzaron acusaciones por el manejo de los recursos públicos que destinarán para apoyar a los damnificados en el proceso de reconstrucción.

Ayer, el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, denunció que, hasta ahora, PAN, PRD y Morena no han renunciado al dinero público para destinarlo a los damnificados por los sismos del 7 y 19 de septiembre.

Detalló que los recursos de estos tres partidos, correspondientes al mes de octubre, ascienden a 132 millones 933 mil 179 pesos, de los cuales, al PAN regresaría 63 millones 286 mil 842 pesos; al PRD 37 millones 929 mil 925 pesos, y a Morena 31 millones 716 mil 412 pesos.

Ochoa Reza indicó que estos partidos “no han pasado de las palabras a los hechos”, lo que significa que están muy apegados al dinero público y no han querido renunciar a él.

El líder nacional del PRI, reiteró que los afectados por los sismos no pueden esperar, razón por la cual su partido renunció a 100% de su financiamiento público ordinario para el resto de 2017, unos 258 millones de pesos, en favor de los damnificados y la reconstrucción.

Ochoa recordó que el pasado 22 de septiembre, los dirigentes del PAN y del PRD prometieron que el dinero de los partidos políticos debe destinarse 100% para ayudar a las personas afectadas, lo mismo que López Obrador, quien dijo que les tomaba la palabra y ofreció destinar las prerrogativas de Morena a ese propósito.

“Anaya, Barrales y López Obrador se comportan de manera muy distinta: le mienten al pueblo de México, pues no han renunciado al financiamiento público, y ahora es tarde para que devuelvan los recursos que corresponden a octubre”, externó.

Pero la dirigencia nacional del PAN rechazó los señalamientos de Ochoa Reza y afirmó que sus declaraciones “obedecen a la desesperación del PRI, porque desea administrar discrecionalmente, a través del gobierno federal, los recursos destinados a los damnificados por los sismos.

El PAN dijo que hasta ahora se han depositado 50 millones de pesos, de un total de 200 millones de pesos, destinados para la reconstrucción de los sismos, mismos que se irán concentrando hasta el primer trimestre de 2018, en la cuenta 0110997471 de Bancomer, cuyo saldo es público.

“Que no quede duda, el PAN no permitirá que se roben el dinero destinado a la reconstrucción y la ayuda a los damnificados”, agregó.

Chocan en PRD por apoyo a damnificados. Contrario a la postura de la dirigencia nacional del PRD, la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN) rechazó la propuesta de eliminación de 100% del financiamiento público a partidos, pues sólo institucionalizará, afirmó, el “pase de charola” entre empresarios.

El líder de esa expresión, Alejandro Sánchez Camacho, estableció que sería peligroso para la nación eliminar los recursos a partidos “sería poner en bandeja de plata el pago de favores a OHL, a Odebrecht y a todas esas empresas que se han enriquecido” por favores realizados durante las campañas y cobrados al gobierno.

El Universal


México eleva a 361 cifra de muertos por terremoto en en centro del país

El gobierno de México elevó a 361 la cifra de fallecidos por el terremoto de 7,1 grados Richter que sacudió al centro del país el pasado 19 de septiembre y que dejó daños considerables a la infraestructura.

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, dijo en su cuenta oficial de Twitter que 220 personas murieron en la Ciudad de México, 74 en Morelos, 45 en Puebla, 15 en el estado de México, seis en Guerrero y uno en Oaxaca.

El reporte oficial previo daba cuenta de 358 muertos por el movimiento telúrico que se registró el 19 de septiembre a las 13:14 horas locales (18:14GMT), en los límites de los estados centrales de Morelos y Puebla.

El sismo ocurrió 12 días después de que México se viera afectado por otro terremoto, éste de 8,2 grados, calificado por el gobierno como el de mayor intensidad en un siglo y que causó daños en los sureños estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco, que registraron 98 muertos.

Al realizar un balance de las acciones emprendidas por el gobierno tras los sismos de septiembre, Puente dijo en su cuenta de Twitter que en las labores de ayuda han participado más de 90.000 elementos de las fuerzas federales.

México recibió además el apoyo de 439 voluntarios de Panamá, El Salvador, Estados Unidos, España, Ecuador, Japón, Honduras, Israel, Colombia, Costa Rica, Suiza, Perú y Alemania, agregó.

Se habilitaron 205 albergues a los que han acudido 14.689 personas damnificadas, precisó Puente.

Casi 48.000 personas han recibido atención médica en las diversas instituciones de salud pública y se han desplegado 11.185 unidades médicas móviles.

El coordinador de Protección Civil dijo que 400 municipios o delegaciones se han declarado en emergencia por los sismos del 7 y 19 de septiembre.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, estimó el pasado miércoles en más de US$2.000 millones el costo que tendrá reparar los daños tras la devastación de los dos sismos.

América Economía