Se desarrolla el 2º Congreso Internacional de Artes en la universidad

El miércoles 4 de octubre comenzó el 2º Congreso Internacional de Artes, Revueltas del Arte, cuyo acto de inauguración contó con la presencia de la Rectora de la UNA, Prof. Sandra Torlucci y del director del Centro Cultural San Martín, Diego Pimentel. También estuvieron presentes las autoridades de la UNA y la agregada cultural de la embajada de la Federación de Rusia, Marina Pilipenko.

El acto de inauguración del Congreso dio inicio formal a las intensas jornadas que se desarrollarán los días 4, 5 y 6 de octubre en el Centro Cultural General San Martín, el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, el Museo de la Cárcova y la sede del Departamento de Artes Musicales y Sonoras de la UNA.

En primer lugar, el director del Centro Cultural San Martín, Diego Pimentel, dio la bienvenida a todos los participantes del Congreso de Artes más importante del país, y señaló la importancia de este Congreso por ser “un lugar destinado a seguir interpelando al mundo y reflexionando sobre nuestra realidad desde las Artes”. Asimismo, celebró que el Centro Cultural San Martín sea la sede de los eventos más importantes de la UNA, como lo son el Congreso y el FAUNA. En este sentido, concluyó “este centro cultural tiene como misión ser la casa de todos para fomentar el desarrollo cultural.”

A continuación, la rectora de la UNA, Prof. Sandra Torlucci, destacó la importancia de la fecha y remarcó que esta segunda edición “se dio en coincidencia con el aniversario de la revolución rusa, y por eso el nombre del Congreso se vio resignificado.” En este sentido, Torlucci expresó “las revueltas permiten redimensionar los niveles de verdad de nuestra cultura” y pidió por la aparición de Santiago Maldonado, ya que Santiago también forma parte de una posición de revuelta. A continuación, la rectora invitó a todos los participantes del Congreso “a interpelar, decir y alojarse en las instituciones que permitan hacer un trabajo de resistencia”, además de agradecer a Diego Pimentel por ofrecer el CSM para la realización de este evento.

La apertura fue coronada con la proyección del cortometraje El diario de Glumov, de Sergei Eisenstein que, a su vez, fue acompañada por la banda sonora de Esteban Calcagno e incluyó la performance Todos los Cuadernos de Belgrado.

En esta ocasión, se celebran distintos centenarios de eventos que han transformado el mundo tal como lo conocíamos, y especialmente el mundo de las artes: La revolución rusa, que es un hito ineludible si se consideran los cambios ocurridos a partir de ella: del arte monumental a una nueva secuencia cinematográfica, pasando por la caída de la representación teatral; La Fuente, de Duchamp – firmada con seudónimo y exhibida en 1917, se ha convertido en uno de los íconos indiscutibles de las vanguardias, evidencia la puesta en crisis del sistema de las Bellas Artes, a la vez que descentra la figura del artista; El Apóstol, primer largometraje animado argentino y mundial, estrenado en 1917 que muestra las articulaciones entre el mundo de la industria y el de las artes. Dichos eventos, evidencian el carácter político de la producción artística y lejos de constituirse en un mero recuerdo revelan la potencia de sus revueltas.

Fuente-Universidad Nacional de las Artes