Se reanuda el juicio por genocidio contra el dictador Efraín Ríos Montt

Un tribunal reinicia este viernes un juicio especial por genocidio contra el exjefe de Estado Efraín Ríos Montt (1982-1983), luego de que la Corte de Constitucionalidad (CC) confirmó un amparo a favor de los querellantes.

La CC, máxima instancia judicial del país, validó la resolución de una sala de apelaciones que en mayo de 2016 ordenó separar el juicio a puerta cerrada de Ríos Montt, quien padece demencia, y el proceso público por el mismo delito contra el exjefe de inteligencia militar José Rodríguez, dijo el abogado Héctor Reyes, defensor de las víctimas.

“Derivado de esta situación es que fuimos convocados para la continuación de debate” para el viernes por parte del Tribunal B de Mayor Riesgo, señaló el jurista del querellante Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (Caldh).

Juicios separados

Reyes señaló que el juicio especial contra el Ríos Montt, de 91 años, será recomenzado la mañana del viernes a puerta cerrada en un proceso que de encontrarlo culpable no conlleva prisión sino una medida sustitutiva.

Por la tarde se reiniciará el juicio oral y público contra el septuagenario Rodríguez, agregó.

El abogado prevé complicaciones para el desarrollo de los debates porque se esperaba que otro tribunal se hiciera cargo del juicio público contra Rodríguez.

La separación de los juicios permitirá que el proceso contra Ríos Montt se realice a puerta cerrada sin la presencia del acusado por la demencia diagnosticada y serios problemas de salud, mientras que el de Rodríguez será abierto y público. Los querellantes temían que al hacerlos en conjunto pudieran ser anulados posteriormente.

Señalamientos

Ríos Montt está acusado de la matanza de 1 mil 771 indígenas mayas-ixiles en el departamento de Quiché durante su dictadura (1982-83), considerado el período más sangriento de la guerra civil guatemalteca (1960-1996), que dejó unos 200 mil muertos o desaparecidos, según la ONU.

De acuerdo con la acusación, Ríos Montt orquestó una política de exterminio contra el pueblo indígena, al que acusaba de colaborar con las guerrillas izquierdistas durante la guerra civil.

Publinews


Caso Ríos Montt: Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos pide justicia para las víctimas; Zury Ríos sostiene que “no hubo genocidio”

Este viernes se retoma el juicio por genocidio, en el cual están señalados el exjefe de Estado, Efraín Ríos Montt, y el militar José Mauricio Rodríguez Sánchez.

Juan Francisco Soto, director del Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH), entidad querellante en el caso; y Zury Ríos, excandidata presidencial e hija de Ríos Montt, dialogaron acerca del tema hoy en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas.

Soto aseguró que CALDH está dando acompañamiento a las víctimas y que se busca justicia “como medida de garantía de no repetición de los hechos”; mientras que Ríos sostuvo que en “el país no hubo genocidio” y explicó que el general Ríos Montt no está en condiciones para ser juzgado.

¿Es legal procesar a Ríos Montt?

Zury Ríos indicó que el general tiene más de 90 años de edad, sufre de demencia vascular, entre otros padecimientos, y que no se están respetando los derechos humanos al someterlo a un proceso judicial.

La excandidata detalló que no se está cumpliendo con la figura de interdicción, ya que su padre “no cuenta con facultades ni mentales, ni volitivas, ni de libre discernimiento”.

A su criterio, someterlo a un juicio “es una amenaza para el sistema, porque hoy es Ríos Montt, pero después serán otros”, resaltó.

Ríos añadió que se trata de un asunto de venganza y de financiamiento, y señaló a CALDH de utilizar el caso por genocidio como “su mayor fuente de financiamiento”.

Ante ello, Soto señaló que no es un tema de ideológico, ni de venganza, sino que se pretende que la ley pueda llegar a cualquier persona y que sea un proceso apegado a derecho, donde se respeten las reglas para todas las partes.

“Las víctimas piden justicia para que sus hijos no sufran lo mismo”, resaltó.

Además, manifestó que es importante hablar de los temas que ocurrieron para no volverlos a repetir y aclaró que no se solicitó ningún tipo de resarcimiento.

Soto también se refirió a que “las víctimas sufrieron graves violaciones a los derechos humanos”, y que en ese contexto el Estado ha implementado algunos planes para darles resarcimiento.

¿Hubo genocidio?

Ríos resaltó que no hubo genocidio en el país. “En Guatemala lo que hubo fue una guerra, un enfrentamiento interno donde todos perdimos, pero no genocidio, por eso en 2013 la Corte de Constitucionalidad dijo que la sentencia es ilegal”, indicó.

A su criterio, el genocidio no se demostró y de haber sido así, no se hubiera podido firmar un acuerdo de paz.

La ley y convenciones establecen la figura de genocidio como el exterminio de personas por razones religiosas o de raza “y en el país tuvimos una guerra donde murieron ixiles, soldados y población, perdimos todos”, aseguró.

En tanto, el director de CALDH mencionó que el proceso lo han conocido distintos órganos jurisdiccionales y que si se está indicando que se continuará el juicio es porque sí está en ley.

Por aparte, recordó que existen documentos militares que se refieren al “plan de operación Sofía”, en los cuales se menciona que el cien por ciento de la población ixil colaboraba con la subversión y por lo tanto era proclive a la subversión, “por lo cual la califica como enemigo interno”.

Manifestó que el 5% de la población ixil murió. “En este país se agredió a la población civil. Hubo enfrentamiento, guerra interna, pero hasta en las guerras hay normas. No se puede atacar a la población civil y la que más sufrió fue esta”, indicó.

Asimismo, Soto señaló que en el juicio de 2013 se respetó el debido proceso y que la CC no anuló la sentencia, sino que lo que se hizo fue retrotraer el proceso.

¿Qué se espera para mañana?

Soto informó que CALDH fue notificado sobre la continuación del debate oral y el juicio por genocidio.

Detalló que en el caso de Ríos Montt se programó un “juicio por medidas de seguridad” para las 8:30 horas, y que tomando en cuenta el estado de salud del sindicado, la ley establece que se lleve a cabo a puerta cerrada y que el general podrá ser representado por un tutor.

Mientras que en el caso de Rodríguez Sánchez, el debate será oral y público e iniciará a las 13:30 horas.

Zury Ríos también se refirió a lo que se espera para mañana y dio a conocer que el Tribunal que conocerá el caso ya estaba desintegrado y solo se constituirá de nuevo por este proceso.

También dijo que una de las juezas fue cuestionada porque hizo su tesis sobre el tema de genocidio y que la juzgadora Sara Yoc Yoc razonó su voto por considerar que debió dictarse “la suspensión de persecución penal contra Ríos Montt porque está declarado interdicto”.

En tanto, Soto confirmó que el tribunal se está integrando porque ya se había disuelto. “La jueza Yoc ya es parte de otro tribunal”, indicó.

El director de CALDH expresó que mañana se conocerá cómo llevará el proceso el Tribunal y que espera que este resuelva conforme a derecho.

“La justicia debe funcionar, el Estado debe asumir un papel de qué sucedió y hacer espacios en la sociedad para hacer una discusión sana; y que las futuras generaciones aprendan (acerca de lo ocurrido) y como sociedad se tenga claro que eso no puede volver a pasar”, manifestó Soto.

Mientras que Ríos hizo un llamado a que exista perdón. “Los valientes que deseen lograr la paz, no temerán perdonar”, dijo citando una frase de Nelson Mandela.

“El perdón libera el alma, elimina el miedo, por eso es una herramienta tan poderosa”. “Si en Guatemala queremos construir justicia, tenemos que basarnos en los principios legales”, añadió.

“Es hora de sentarnos, mirarnos a los ojos y admitir nuestra guerra, pero no vamos a admitir un delito que no hubo”, resaltó además la expresidenciable.

Publinews