Trump visita Puerto Rico por los daños del huracán María y habrá protestas de puertorriqueños en Nueva York

Trump llega hoy a un país devastado

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegará esta mañana a Puerto Rico para ser testigo y evaluar los daños catastróficos ocasionados por el paso de los huracanes Irma y María. El mandatario realiza su visita a la Isla en medio de la trágica noticia de la masacre en Las Vegas, Nevada, que dejó cerca de 60 personas muertas y más de 500 heridas.

Esta corta pero importante visita del mandatario estadounidense se da entre grandes expectativas y matizada por sus recientes críticas a los “ingratos” que cuestionaron el nivel de respuesta de su administración a la situación de emergencia provocada particularmente por el huracán María el pasado 20 de septiembre, cuyos vientos hicieron colapsar los servicios de energía eléctrica, de agua y de telecomunicaciones.

El fenómeno atmosférico también destruyó puentes, carreteras, infraestructuras comerciales y miles de viviendas en varios de los 78 municipios, incluyendo las islas de Vieques y Culebra.

Invitada por el presidente Trump para que le acompañara en el viaje, también llegará a las 11:45 a.m. en el Air Force One la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, quien ha hecho sucesivos llamados y se ha movilizado en Estados Unidos en pro de los recursos necesarios para ayudar a la recuperación de Puerto Rico.

Firme apoyo a FEMA

“Es asombroso lo que se ha hecho en un muy corto periodo de tiempo en Puerto Rico”, dijo en la Casa Blanca el ejecutivo, al tiempo en que enfatizó su elogio a las labores de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) en Puerto Rico.

“Vamos a estar viendo a todos los socorristas, los militares, FEMA y, francamente, lo más importante, vamos a ver al pueblo de Puerto Rico”, sostuvo Trump en alusión a parte de lo que hará en su visita y posible recorrido por algunas de las áreas afectadas por los vientos y las inundaciones.

“Nunca ha habido un pedazo de tierra que yo sepa que haya sido tan devastado. Los puentes se han caído, las comunicaciones no están en funcionamiento y están en muy mala condición. La red eléctrica, como saben, fue totalmente destruida”, subrayó.

“Hemos hecho un gran trabajo”

En una serie de mensajes en la red social Twitter el domingo, el mandatario defendió la respuesta de su administración, que incluyó el despliegue de barcos y otras naves y equipos militares con el apoyo de FEMA para distribuir asistencia de emergencia y comenzar la evaluación de los daños, previo al proceso como tal de reconstrucción.

“Hemos hecho un gran trabajo con la casi imposible situación en Puerto Rico. Aparte de las noticias falsas o los ingratos políticamente motivados, la gente está comenzando a reconocer el increíble trabajo de FEMA y de nuestras grandiosas fuerzas militares”, dijo Trump.

El presidente agregó que “todos los edificios ahora han tenido inspecciones de seguridad. Gracias al gobernador de Puerto Rico (Ricardo Rosselló) y a todos los que están trabajando muy de cerca con nuestros socorristas. ¡Trabajo fantástico!”.

Tras su visita de hoy a Puerto Rico, Trump -según dijo- tiene previsto pasar al menos “todo un día” mañana en Las Vegas, donde visitará al gobernador de Nevada, Brian Sandoval, entre otros funcionarios, para expresarles su solidaridad tras el ataque ataque a tiros contra una multitud que participaba de un evento artístico al aire libre la noche del domingo.

“Plan Marshall” para la Isla

En respeto a las víctimas de la masacre, legisladores y líderes puertorriqueños cancelaron una conferencia de prensa convocada inicialmente para ayer en la tarde, en la que divulgarían una carta al gobierno de Trump y a líderes del Congreso en la que urgen un “Plan Marshall” para la Isla.

Los senadores boricuas Carmelo Ríos y Eduardo Bhatia, así como los congresistas José Serrano, Nydia Velázquez y Darren Soto habían anunciado su asistencia al evento convocado por la Agenda Nacional de Liderazgo Hispano (NHLA), que agrupa 45 organizaciones latinas.

Los puntos del plan de acción incluyen un “Plan Marshall” para Puerto Rico, porque, según sus autores, los daños dejados por el huracán María son comparables a una “zona de guerra”. De igual forma, reclaman la extensión de plazos para solicitar ayudas a FEMA y también una exención por más tiempo de la aplicación de las leyes de cabotaje, a fin de acelerar y facilitar a menor costo el acceso a los bienes.

Además, el despliegue militar para asegurar la ley y el orden en las labores de asistencia, mayores facilidades para el acceso a los programas Medicaid y Medicare de asistencia de salud y fondos para la reconstrucción de viviendas, entre otras propuestas.

El Vocero


Grupos de boricuas protestarán contra la visita de Trump a la isla

Grupos boricuas de Nueva York realizarán hoy en la ciudad de Manhattan una protesta en contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por entender que su gobierno ha respondido con lentitud a la devastación ocurrida en Puerto Rico a consecuencia del azote del huracán María.

La manifestación frente a la Torre Trump, coincidirá con el viaje que el presidente realizará hoy a Puerto Rico para observar sobre el terreno los daños causados por el ciclón.

Frank Velgara, portavoz de la campaña Pro Libertad, sostuvo que la protesta pretende reunir también el enojo sobre las expresiones de Trump en las que sostuvo que había líderes en Puerto Rico que quieren que “el gobierno federal lo haga todo por ellos”.

“La crisis económica, la junta de control fiscal, la ley Jones, son los obstáculos estructurales que impiden la respuesta a desastres naturales junto a todos los demás problemas políticos y económicos que enfrenta hoy Puerto Rico provenientes de nuestra situación colonial,” indicó Velgara.

Lourdes García, portavoz del grupo “Un llamado a la acción”, dijo que “parece mentira que todavía tengamos que recordarle al gobierno estadounidense que los puertorriqueños poseen ciudadanía estadounidense, impuesta desde el 1917 para poder enviar pelotones de puertorriqueños al frente de batalla desde la Primera Guerra Mundial. Los servicios que ofrece FEMA no son actos de caridad, estos han sido pago con nuestro dinero y con las vidas de cientos de puertorriqueños”.

Durante la protesta reclamarán además que cese de funcionar la Junta de Supervisión Fiscal que controla las decisiones fiscales del gobierno de Puerto Rico y que impulsa un régimen de austeridad en la isla.

La protesta comenzará a las 5:30 p.m. del martes frente a la Torre Trump, en la quinta avenida de Manhattan.

El Nuevo Día


Seis visitas oficiales de presidentes de Estados Unidos

El presidente Donald Trump cumplirá hoy la sexta visita oficial de un presidente de Estados Unidos a Puerto Rico.

El viaje oficial más reciente fue el presidente Barack Obama, quien estuvo unas cuatro horas en San Juan el 14 de junio de 2011.

En aquella ocasión, el presidente Obama visitó La Fortaleza, almorzó con el líder de la oposición, ofreció un mensaje en la misma base aérea Muñiz, y recaudó cerca de $1 millón para su campaña.

La visita de Trump representa la primera de un presidente de EE.UU. en momentos en que Puerto Rico se enfrenta a una situación de emergencia.

Trump llegará a la base aérea Muñiz, en Isla Verder, alrededor de las 11.45 a.m..

Lo primero que hará será recibir una sesión informativa de la autoridades de FEMA. También se reunirá con víctimas del huracán María, con militares y los gobernadores de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, e Islas Vírgenes estadounidenses, Kenneth Mapp. Su calendario incluye una visita al buque USS Kearsarge.

Según la agenda divulgada por la Casa Blanca, el presidente Trump estará en San Juan unas cinco horas.

Cuando Obama fue a San Juan habían pasado 50 años sin que ningún presidente diera una visita oficial a Puerto Rico.

Gerald Ford estuvo en 1976 en Puerto Rico, pero su visita a la Isla sólo tuvo el propósito de asistir a la cumbre de países con las principales economías del mundo (entonces llamado el G-7), recordó el historiador Angel Collado Schwartz.

Además de Obama, las otras visitas presidenciales que deben considerarse oficiales han sido las de Theodore Roosevelt (1906), Franklin Delano Roosevelt (1934), Dwight Eisenhower (1960), y John F. Kennedy (1961). Otra visita que Collado Schwartz no considera oficial es la de Herbert Hoover, en 1931.

El historiador Luis Ferrao, sin embargo, ha indicado que aunque su paso por Puerto Rico estaba previsto sólo con el fin de tomarse unas vacaciones,Hoover ha sido el único que ha ofrecido un mensaje ante una sesión conjunta del Senado y la Cámara de Representantes puertorriqueña.

El Nuevo Día


Mapp habilita el toque de queda y dice que se reunirá con Trump este martes

Gov. Kenneth Mapp on Monday announced relaxed curfew hours for the territory. The announcement was made at his daily news conference updating the territory on hurricane recovery efforts.

For St. Thomas-St. John, the curfew will be in effect from 7 p.m. to 6 a.m. St. Croix will be under curfew from 7 p.m. to 10 a.m.

Mapp also said he will meet with President Donald J. Trump Tuesday at 11 a.m. somewhere between Puerto Rico and Vieques on a U.S. naval vessel.

The Department of Labor is two weeks overdue in issuing unemployment checks due to power issues. Generators are being brought in and options to do payments via ACH – electronic payments made through the Automated Clearing House – are being explored so that everyone can get paid by the end of this week.

The federal Blue Roof Program has run into some issues with subcontractors. Earlier reports said contractors were to install as many as 200 tarps onto roofs per day. A more realistic number is 50 tarps per day, Mapp said, although only 47 tarps have been installed to date on St. Croix and it has now been eight days since the program was initiated on the island.

“We’ve got to do better than we are doing,” Mapp said, as 13,000 homes will qualify for the program in the territory. Mapp will meet with the U.S. Army Corps of Engineers in order to try to rectify this issue.

Two barges carrying AT&T supplies have arrived in the territory and additional towers have been powered and are now functional. This will aid in more connectivity throughout the islands and will improve as the week goes on as more of the 28 AT&T towers are powered.

While flights will resume on St. Croix at the Henry E. Rohlsen airport on Thursday, the St. Croix-St. Thomas Ferry will not resume operations until the Gallow’s Bay port is opened. There are sunken boats in the port that have to be removed before the ferry will become operational. However, the St. Thomas-St. John ferry is running between Cruz Bay and Red Hook.

Although acknowledging it might be an optimistic projection, Mapp mentioned that schools on St. Croix may start operating Oct. 16. However, the focus right now is opening schools up on St. Thomas and St. John on Oct. 9. Additional contractors have been added to assist in removing debris from St. John.

Almost everyone in the territory will be eligible for one month of the SNAP allotment if they can prove that they lost food in their refrigerator and/or freezer due to the electrical outage during and after the hurricanes. Those who are already on SNAP do not need to reapply.

Points of distribution will be open on both islands tomorrow, with two additional sites on St. Croix: St. Mary’s School in Christiansted and St. Gerard’s Hall in Frederiksted. All other distribution sites will remain the same and the hours of distribution will be from 10 a.m. to 2 p.m. in the St. Thomas-St. John district and from noon to 4 p.m. on St. Croix. Tarpaulins also will be distributed at the distribution sites, and 1,000 tarpaulins were distributed Monday.

“We have enough supply not to ask FEMA for more food supply,” Mapp said, implying that the territory will use only the supply already on hand.

The U.S. Postal System was open on St. Croix from 11 a.m. to 4 p.m. Monday, with all post offices open with the exception of the Frederiksted Post Office, which is closed until further notice.

Both the movie theater and the bowling alley have re-opened on St. Croix. The bowling alley has free Wi-Fi and the kitchen is open. Banco Popular also is opening its branch in Sunny Isle from 11 a.m. to 3 p.m. and its Orange Grove ATMs are now fully functional 24 hours a day.

Police Commissioner Delroy Richards urged drivers to be careful and mentioned that some streets have been blocked off and traffic has been diverted due to a sink hole near the St. Georges area on St. Croix. Richardson urged drivers to slow down at intersections as street lights are still not functional, especially at night.

Mark McGibbon, president and CEO of the V.I. Next Generation Network, announced additional hot spots on St. Croix, at Government House, the American Red Cross across from Sunny Isle shopping center, Cost-U-Less and the D.C. Canegata Ballpark.

The governor warned that future hurricane seasons may continue to see more and more powerful storms.

“Hurricanes will be coming more often and they will be more ferocious,” he said.

For this reason, Mapp said he will ask Trump on Tuesday about placing the territory’s power lines underground so that repairing the damage caused by severe weather may be more efficient and quicker. Other issues that will be discussed with the president will be the Special Community Disaster loan under the Stafford Act, changing the share of the Medicaid program that has to be paid by local government, and money for infrastructure repair.

When asked about funds from FEMA and whether the Virgin Islands had enough funds to spend in order to be reimbursed by FEMA later on, Mapp responded that the V.I. government receives funds from FEMA through the Stafford Act. This act manages the relationship between FEMA and local governments and allows FEMA to advance dollars for certain parts of recovery. $18 million have already been advanced, with $6 million going to WAPA. Based on the FEMA worksheets, the V.I. government is able to spend millions of dollars for relief because FEMA is advancing new money. Mapp closed my saying he hopes 90 percent of Virgin Islands homes have their power restored by Christmas.

St. Thomas Source