Estados Unidos eliminó el beneficio migratorio temporal para Nicaragua y lo extendió para Honduras

Estados Unidos elimina el TPS para los nicaragüenses

El Gobierno de Estados Unidos decidió terminar con el Estatus de Protección Temporal (TPS) para Nicaragua, luego de considerar que el país ya no vive en las condiciones por las que fue concedido, además porque tampoco “hubo una solicitud para extenderlo”, de parte del gobierno del presidente designado por el poder electoral, Daniel Ortega, según un comunicado de la secretaria interina del Departamento de Seguridad Interna (DHS), Elaine Duke.

En el documento, publicado la noche del lunes, se anunció una extensión durante seis meses del mismo beneficio migratorio para Honduras.

Estados Unidos concedió en 1999 el TPS a Honduras y a Nicaragua después del devastador huracán Mitch, en 1998, y las sucesivas administraciones lo renovaron desde entonces.

Altos funcionarios del DHS dijeron a periodistas que más de 5,300 nicaragüenses y unos 86,000 hondureños viven y trabajan en Estados Unidos acogidos al TPS, un mecanismo creado por el Congreso en los años 1990 para amparar a inmigrantes que por desastres naturales o conflictos armados no podían regresar de manera segura a sus países.

Duke dijo que tomó la decisión tras concluir que las “condiciones sustanciales pero temporales causadas por el huracán Mitch ya no existen (en Nicaragua), y que por lo tanto, la designación actual de TPS debe darse por terminada”.

Un año extra

Por ley, las autoridades deben anunciar si prorrogan o suspenden el TPS a los países beneficiarios 60 días antes de que el permiso caduque, que en el caso de Nicaragua y Honduras era el próximo 5 de enero.

El Gobierno de Estados Unidos anunció también un plazo de 12 meses para que los nicaragüenses beneficiados con el TPS puedan buscar un estatus migratorio legal alternativo en EE.UU. o de lo contrario, organizar su partida, así como para dar tiempo a Nicaragua “para prepararse para el regreso y la reintegración de sus ciudadanos”, según el comunicado.

Agrega que el TPS de Nicaragua verá su fin el 5 de enero de 2019, con un retraso de un año respecto a la fecha inicialmente prevista para así “permitir una transición ordenada”.

En caso de que el Congreso de EE.UU. no apruebe ninguna medida que les dé un estatus migratorio permanente, los nicaragüenses acogidos al TPS tendrán que volver al país o convertirse en inmigrantes indocumentados a riesgo de ser deportados.

Caso hondureño

Pese a ser también Mitch el desastre que motivó el TPS de Honduras, el DHS aplazó su decisión “por la falta de información definitiva sobre las condiciones sobre el terreno comparadas con las de antes del huracán”, por lo que Duke optó por la renovación automática por seis meses de la fecha de caducidad vigente.

El TPS para Honduras quedó extendido hasta el 5 de julio de 2018, aunque el DHS anticipó que es posible que termine al final de ese plazo, con su debido retraso.

La Prensa


EEUU da prórroga del TPS por seis meses para hondureños

El gobierno de Estados Unidos decidió ampliar automáticamente este lunes el Estatus de Protección Temporal (TPS) para 56,790 hondureños por un período de seis meses.

En un comunicado oficial, el Departamento de Estado decidió dar una prórroga a este programa, que fue otorgado a raíz del huracán Mitch, en 1998, es decir hace casi 20 años.

De acuerdo con fuentes oficiales, esta extensión de tiempo se da debido a que las autoridades estadounidenses aún no han tomado una decisión sobre este beneficio para los compatriotas catrachos en ese país.

Mientras que para Nicaragua, el TPS fue cancelado de forma definitiva y los ciudadanos tienen un plazo de 12 meses para abandonar territorio estadounidense, es decir hasta enero del 2019.

Cabe mencionar que son 5,000 “tepesianos” nicaragüenses los que residen en Estados Unidos y que quedan sin el Estatus de Protección Temporal.

La secretaria interina de Seguridad Nacional Elaine Duke concluyó que el beneficio conocido por sus siglas en inglés como TPS ya no es necesario en Nicaragua, por lo que el estatus expirará en enero de 2019.

Duke postergó una decisión definitiva sobre Honduras para analizar información adicional, por lo que la vigencia del beneficio se extiende automáticamente seis meses, hasta julio de 2018.

La nueva extensión del TPS para los hondureños comienza el 5 de enero y concluye el 5 de julio del 2018, en esa fecha se sabrá si Estados Unidos considera ampliar nuevamente el permiso en favor de los catrachos.

Honduras había hecho una solicitud de ampliación de manera formal meses atrás. Asimismo, una delegación diplomática que viajó a Washington la semana pasada, abogó por la ampliación de este permiso temporal, pero también pidió a los congresistas y senadores que apoyaran una estadía permanente para los compatriotas.

Este beneficio les brinda a los connacionales un permiso de trabajo, permiso de estadía, seguro social y permiso de conducir, particularidades que no tienen el resto de los inmigrantes.

Para muchos “tepesianos” esto representa una oportunidad para continuar con la Reforma Integral Migratoria, que al ser aprobada les podría facilitar las condiciones para conseguir una residencia permanente.

El Heraldo