¿La ciencia, cuestión de hombres?: presentan en Ecuador investigación sobre desigualdad de género en el área

Mujeres invisibilizadas en la ciencia por una sociedad patriarcal, sus aportes y su pasión por seguir en el oficio a pesar de las dificultades son algunas de las temáticas que están en el libro de María Pessina Intriago “¿La ciencia, cuestión de hombres? Mujeres entre la discriminación, los estereotipos y el sesgo de género”. La obra refleja las desigualdades de género en el campo científico debido a que, durante muchos años, “se construyó a la mujer bajo teorías naturalistas biologisistas” que las expulsaron de este campo. Pessina presentará esta investigación el próximo jueves 16 de noviembre a las 18h30 en el auditorio de CIESPAL.

Pessina indicó que “la ciencia se ha consagrado históricamente como un bastión de hombres” porque cuando se le pregunta a la gente, dijo, la mayoría dice Marie Curie, que ganó dos premios Nobel. “Las mujeres hemos estado detrás de la ciencia por muchos años, pero hemos sido invisibilizadas, como en lo político, económico porque siempre se ha considerado que esos conocimiento válidos están atados a la figura de un hombre, a una clase y a una raza”, anunció.

Explicó que esto se debe a que se vive en una sociedad patriarcal porque “a la mujer siempre se la ha puesto en un espacio privado y las que están en el espacio público y pueden pronunciarse ahora, es producto de luchas de mujeres que exigieron igualdad de condiciones”. Mencionó que gracias a esas luchas, hoy, las mujeres pueden votar, abrir una cuenta bancaria, estudiar en la universidad.

Resaltó que, anteriormente, las mujeres era consideradas, únicamente, como “una persona que reproducía ciudadanía, se ocupaba del hogar, tenía hijos y ya”. Sin embargo, señaló que esto ha cambiado ya que existen mujeres en los diferentes ámbitos de la sociedad.

Puntualizó que las mujeres, durante muchos años, se construyó a la mujer bajo teorías naturalistas biologisistas, como “Darwin decía que las mujeres tenían un cerebro un poco más pequeño, casi igual a los animales”. Por esta razón, expresó que se creó la idea de que “las características de las mujeres naturales no coincidían con el quehacer científico. Es decir, las mujeres no eran racional no eran objetivos, eran pasionales, subjetivas y eso consagró a que nos expulsaran de un espacio”.

Además, resaltó que existe poca participación de mujeres que tengan doctorado en ciencia y tecnología en las universidades. Manifestó que esto se debe a que, desde que las niñas son pequeñas, las ponen dentro de espacios donde se ocupan de la muñeca y los niños con el carro. “Existe una diferencia sexogenérica en la ocupación que hace que las mujeres, de alguna manera, no se motiven a estudiar carreras científicas y tecnológicas”, anunció.

Recalcó que ha cambiado el diagnóstico que se tenía hace 20 años porque existen más mujeres interesadas en la ciencia y tecnología, pero “a la hora de subir escalafones, de llegar a ocupar puestos de tomas de decisión, eso disminuye porque la mujer tienen cargas diferentes a los hombres”.

Precisó que la biología es uno de los campos científicos donde hay más mujeres, pero en otras ciencias exactas o tecnológicos es escaso.

Pessina destacó que “los cambios tienen que surgir en diferentes bases: en la educación, la normativa y la religión, que influyen mucho en las construcciones sociales”. De igual forma, aseveró se ha dado un paso importante en los últimos años en Ecuador porque “antes era muy difícil ver una mujer rectora, ahora puede haber pero la paridad no es la misma”. No obstante, considera que se ha abierto un campo de oportunidad porque se está visibilizando el tema. “Las mujeres estamos más conscientes de nuestros obstáculos y los ponemos a denuncia, a discusión”, acentuó.

Comentó que se debe, primero, visibilizar los problemas que pasa en la ciencia, así como el trabajo de las mujeres. Segundo, “para llegar a una ciencia que realmente sea universal, integradora, tiene que incluir a la mujer en igualdad de condiciones. Nosotros tenemos años viviendo los hallazgos de un proceso científico que solo se ha hecho a través del hombre”.

Pessina enfatizó que existe una construcción social en la que las mujeres no saben hacer ciencia.

Ecuador Inmediato Radio