Recta final en Chile: así fue el cierre de campaña de los ocho candidatos presidenciales

Contexto NODAL
Más de 14 millones de chilenos y chilenas están habilitados para votar en las elecciones presidenciales del 19 de noviembre. Si ningún aspirante obtiene la mitad de los votos, se celebrará una segunda vuelta el 17 de diciembre. En los comicios también se renovarán la totalidad de Diputados y la mitad del Senado. Para presidente se postulan ocho candidatos. El exmandatario, Sebastián Piñera (Chile Vamos), lidera la intención de voto. Le sigue el representante del oficialismo, Alejandro Guillier (Nueva Mayoría). Además competirán Beatriz Sánchez (Frente Amplio), José Antonio Kast (independiente), Marco Enríquez-Ominami (PRO), Carolina Goic (PDC), Eduardo Artés (UPA) y Alejandro Navarro (País).

#ChileDecide: vea el suplemento especial de NODAL sobre las elecciones del domingo


Piñera y Guillier adelantan tono de segunda vuelta en cierre de campaña

Piñera destaca unidad de su sector en contraste a oficialismo

Una coreografía de diez corpóreos “Piñerines” -además de otros 32 desplegados en el Parque Renato Poblete de Quinta Normal- fue una de las “sorpresas” del acto de cierre de campaña de Sebastián Piñera.

Cerca de seis mil personas -según los organizadores- se congregaron en el lugar. Entre ellos, los timoneles del bloque Jacqueline van Rysselberghe (UDI), Cristián Monckeberg (RN), Francisco Undurraga (Evópoli) y Alejandra Bravo (PRI), que tuvieron un lugar especial en el escenario, al igual que algunos alcaldes como Evelyn Matthei (Providencia), Felipe Alessandri (Santiago), Cathy Barriga (Maipú) y Felipe Guevara (Lo Barnechea).

En medio de la espera del discurso del ex Mandatario, su señora, Cecilia Morel, fue consultada por la candidatura de José Antonio Kast y dijo que “ojalá” que el diputado asista a saludar la noche del domingo al abanderado de Chile Vamos. “Lo que más necesitamos en estos momentos es la unidad del sector”, señaló Morel.

Minutos más tarde, el jefe político de la campaña, Andrés Chadwick, subió al escenario y dio un discurso en el que alzó, nuevamente, la posibilidad de un triunfo en primera vuelta. “Sentimos que está muy cerca, sí, muy cerca el día en que vamos a elegir nuevamente como Presidente de Chile a Sebastián Piñera. Este domingo a triunfar y a ganar para que con Piñera en primera podamos ganar”, dijo en medio de la ovación de los presentes. Sin embargo, antes, en un punto de prensa, había dicho que la posibilidad de ganar en primera era lejana.

Fue pasadas las 21.00 horas que el ex Presidente Piñera se dirigió al escenario y fue recibido por sus hijos Magdalena, Cecilia, Sebastián y Cristóbal, además de Morel. Allí, enfatizó en lo que ha sido su línea discursiva en torno a la unidad del país y dijo que se debe hacer una “nueva transición hacia un Chile con desarrollo integral”. Asimismo, apuntó a combatir la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo “con fuerza y voluntad”.

Luego, Piñera recalcó las críticas a la actual administración. “El gobierno de la Nueva Mayoría ha debilitado principios y valores fundamentales de la sociedad chilena, como el valor de la vida y la dignidad humana, la familia”, expresó.

Casi al final, Piñera enfatizó en que es “triste” que lo único que una a la Nueva Mayoría sea el rechazo a su persona. “Debemos y podemos construir una mayoría positiva que se una, no como hacen otros en contra de una coalición o en contra de un candidato, qué triste que lo único que los une es estar en contra, saben lo que no quieren, pero no saben lo que sí quieren”. “A muchas candidaturas les han faltado ideas y les han sobrado odiosidades”, agregó. Y remató indicando que los “ataques” que ha sufrido él y su familia, “lejos de debilitarnos, nos han dado más fuerza para seguir luchando”.

Junto a 10 ministros, Guillier endurece crítica a Piñera

“Porque el pueblo unido, jamás será vencido”. Eso cantaban ayer algunos de los ministros presentes en el acto de cierre de campaña de Alejandro Guillier. Eran pasadas las 20.30 y 10 secretarios de Estado habían llegado al Paseo Bulnes con el Parque Almagro para el evento que congregó -según informaron desde el comando- a 15 mil personas, entre ellos los ministros Marcos Barraza, Andrés Rebolledo, Claudia Pascual, Aurora Williams, Pablo Squella, Paulina Saball, Carlos Furche, Jaime Campos, Carmen Castillo y Nivia Palma, además de parlamentarios, directores de servicios y subsecretarios, como Lorena Fries y Valentina Quiroga.

Mientras los asistentes esperaban que se iniciara el discurso del abanderado, podían observar la participación de Los Tres, Claudio Narea y Sol y Lluvia, mientras en el escenario también había una estatua del ex Presidente radical Pedro Aguirre Cerda. En ese mismo escenario, a través de una pantalla gigante, se había proyectado un video con el apoyo de la madre de la Mandataria, Ángela Jeria, a Guillier.

Ya pasadas las 21.00, presidentes de partidos, parlamentarios, miembros del consejo ciudadano del comando e integrantes del equipo programático subieron al escenario. Cinco minutos empezaría el discurso del candidato, quien comenzó su intervención señalando que “aquí está el pueblo de Chile, aquí está, diciendo que quiere seguir avanzando por el camino de las reformas”.

Aludiendo nuevamente al legado de Salvador Allende, de los presidentes de la Concertación y de Pedro Aguirre Cerda, el abanderado los mencionó a cada uno de ellos, pero especialmente a Bachelet, a quien calificó como “la mejor”. Además, tal como ha sido la tónica en los últimos meses, destacó su legado en educación y apuntó a ser su “continuador”. Esta vez, incluso, dijo que “estoy consciente de mi misión histórica, que es tomar el relevo de la Presidenta”.

Guillier, en línea con el discurso que utilizará para una eventual segunda vuelta, endureció su tono contra Sebastián Piñera. Aludiendo al ex mandatario, dijo que “sus ministros están respondiendo ante tribunales” por la Ley de Pesca, norma que calificó como “la única reforma emblemática de su gobierno”.

Además, acusó una persecución contra los funcionarios públicos, lo que calificó -aludiendo a la ofensiva que lanzó Piñera- como algo que tiene “características propias de la dictadura militar”. En general, fue un discurso en el que también reiteró sus propuestas programáticas, numerosas veces comparándolas con lo que plantea Piñera. “La derecha dice que ellos saben crecer. Las AFP lo hacen, por cierto. Las isapres también, pero la pregunta es ¿crece chile?”, agregó.

En un breve discurso, Sánchez promovió ejes de su programa

“¡Con fuerza y esperanza, el Frente Amplio avanza!”, gritaban las cerca de mil personas que llegaron ayer hasta la Plaza de Tribunales de Concepción para acompañar a la candidata presidencial Beatriz Sánchez en la última etapa del cierre de su campaña.

La actividad comenzó a cuadras del lugar, donde caminando junto a su marido, hijos, integrantes de su comando y una batucada, fue sumando distintos adherentes y candidatos a parlamentarios para llegar a la plaza penquista.

Ahí, junto a Pablo Aravena, su marido, bailó un pie de cueca, para luego dar paso a un breve discurso.

“Si bien todo se centraliza en Santiago, es importante dar una señal de que nos interesa estar en otras partes del país y que las distintas comunas en las que he estado también son Chile”, explicó la candidata, quien, además, resaltó visiblemente emocionada que en Concepción conoció a su marido y nació su primer hijo.

Además, Sánchez resaltó alguna de sus propuestas de gobierno: “Hoy, con la cabeza y el corazón, lo digo claramente, no más AFP para un vida más digna, decimos fin al CAE, tenemos que fijar el precio de los medicamentos, queremos un seguro de salud universal para que nadie se quede fuera, queremos educación gratuita”.

Además, hizo hincapié en la sencillez de su cierre de campaña, explicando que quiso hacer algo cercano a la gente y no en “una tarima, lejos, con muchas luces, sino que queremos caminar dando la mano, abrazos, escuchar comentarios y también críticas”.

Finalmente, la aspirante a La Moneda hizo un llamado a votar el domingo y recalcó una de sus frases más utilizadas: “Nos dicen que es muy difícil, que somos soñadores y que estamos pensando en un Chile irreal, pero yo digo que sí se puede. Nos van a decir mil veces que no se puede y yo estaré mil veces diciendo que sí se puede”.

En este encuentro, la periodista no estuvo acompañada de los máximos líderes del Frente Amplio. Los tres diputados de bloque -Giorgio Jackson, Gabriel Boric y Vlado Mirosevic- realizaron sus propios cierres en sus regiones y los presidentes de partidos se encuentran afinando detalles para las parlamentarias.

José Antonio Kast elige San Bernardo

Con un agradecimiento a la alcaldesa de San Bernardo, Nora Cuevas (UDI), por haber sido “la cara política” de su campaña, el candidato presidencial independiente José Antonio Kast cerró el periodo de campaña. Temprano, en una actividad para “fomentar el deporte”, el diputado ex UDI, luego de bailar zumba, dio las gracias a “esas miles de personas que dejaron todo en la cancha por una candidatura que ha levantado valores y principios que no estaban presentes en la discusión política”. Por la tarde, el presidenciable acudió a un culto de acción de gracias de un grupo de evangélicos, en la comuna de El Bosque.

El “maratón” de Marco Enríquez-Ominami

Un cierre de campaña itinerante. Ese fue el diseño utilizado ayer por Marco Enríquez-Ominami. El abanderado del PRO promocionó en los días previos un “maratón de los libres”, aludiendo a su eslogan de campaña, en la que recorrió lugares del centro de Santiago, Cerro Navia, La Florida, Maipú y Puente Alto, entre las 8.30 y las 20.00, mientras transmitía por Facebook Live. Al final de la jornada, ME-O llegó a la sede de su comando, en Providencia, para dar su discurso final, acompañado de adherentes; su esposa, Karen Doggenweiler; el ex senador Carlos Ominami y candidatos a parlamentarios de su partido, como Marisela Santibáñez.

Goic apunta al respaldo en regiones

Fue la Plaza de Armas de Coquimbo el lugar escogido por la abanderada DC, Carolina Goic, para culminar su campaña. “Esta es una señal de compromiso con las regiones, y por eso la última actividad de campaña tenía que ser en una región”, dijo, rodeada de unos cuatro mil adherentes que la acompañaron. También participó del cierre de campaña el primer vicepresidente del partido, Matías Walker, quien compite como diputado por la zona. Horas previas, Goic le entregó como reconocimiento a su respaldo la “abeja de plata”. El miércoles, la candidata también tuvo un acto masivo en el Court Central del Estadio Nacional.

Navarro lidera acto en el centro de Concepción

En Concepción, zona que representa en la Cámara Alta, el senador Alejandro Navarro realizó el cierre de su campaña presidencial.

El acto, que se realizó en la Plaza de Armas de la ciudad penquista, contó con la presentación de un grupo musical y la familia del parlamentario, quienes tuvieron que sortear la lluvia intermitente que cayó en medio de la actividad.

En los últimos días, el senador del partido Pais -cuyos dirigentes lo acompañaron ayer en Concepción- ha dado señales de que podría levantar una nueva candidatura presidencial para la elección de 2021.

Pese a dificultades, Artés realiza cierre en Plaza Brasil

Dos días antes del cierre de las campañas, el candidato de Unión Patriótica (UPA), Eduardo Artés, aún no sabía si tendría los recursos y los permisos para hacer un acto público.

Finalmente, el encuentro con sus adherentes se realizó ayer, a las 18 horas, en Plaza Brasil, donde el aspirante a La Moneda dio su discurso ante la presencia de cientos de personas

“No solamente hemos andado buscando el voto, compañeros, hemos estado conociendo las demandas y los deseos de transformación”, dijo el abanderado, enfocando su discurso en “la clase trabajadora y los pueblos indígenas”.

La Tercera


Elecciones en Chile: quiénes son los 8 candidatos que buscan suceder a la presidenta Michelle Bachelet

Si hay algo que describe al grupo de ocho postulantes que aspiran a la presidencia de Chile este domingo es la heterogeneidad.

Hay candidatos con muchísima experiencia -uno ya fue presidente y otro se postula al cargo por tercera vez- y hay una novata que ni siquiera estaba en la política hace un año.

También hay gran disparidad de edades: tres contendientes tienen 40 y tantos años, y otros tres superan los 60.

Y hay todo tipo de profesiones: dos periodistas, un director televisivo, un docente y uno de los empresarios más ricos del país.

Todos ellos tienen en común que quieren suceder a Michelle Bachelet y gobernar Chile de 2018 a 2022.

Los candidatos son:

Sebastián Piñera (Chile Vamos)

El expresidente Sebastián Piñera, antecesor de Bachelet, es el favorito según las encuestas.

Al mando de una nueva coalición de derecha el exempresario, el más veterano de los candidatos con 67 años, ganó las internas para volver al cargo que dejó en 2014 con un 50% de aprobación, según la consultora Adimark.

Piñera -la tercera persona más rica de Chile, según la revista Forbes- ha prometido separar la política de los negocios y ha sido el crítico más vocal de los escándalos de corrupción que sacudieron al actual gobierno.

No obstante, sus adversarios resaltan que el candidato también fue salpicado por los llamados casos Penta y SQM, entre otros, y lo acusan de defender a sus exministros imputados en estas causas. El exmandatario también ha sido criticado por realizar comentarios machistas.

Para este segundo período presidencial Piñera promete mejorar la seguridad ciudadana, la salud, la educación, el transporte y “mejorar la calidad de vida”.

El lema de su campaña es:”Tiempos mejores”.

Alejandro Guillier (Nueva Mayoría)

El famoso sociólogo, periodista y expresentador de televisión ingresó a la política hace sólo cuatro años, como senador independiente por Antofagasta, tras tres décadas de exitosa carrera en los medios de comunicación chilenos.

Guillier, de 64 años, venció en las internas del Partido Socialista al expresidente Ricardo Lagos y es el candidato de la coalición oficialista de centroizquierda.

Los sondeos lo muestran como el segundo favorito, detrás de Piñera, y cuenta con el apoyo de muchos chilenos desencantados con los políticos tradicionales.

Sin embargo, Guillier también genera desconfianza, incluso dentro de Nueva Mayoría, donde muchos hubieran preferido tener como candidato a algún referente histórico de la centroizquierda.

El aspirante a la presidencia también fue muy criticado por llamar a no votar en las primarias, en las que el oficialismo no participó.

Si gana propone reformar la salud, el sistema privado de pensiones y profundizar la reforma educativa iniciada por Bachelet.

Su lema de campaña es: “¡El presidente de la gente!”.

Beatriz Sánchez (Frente Amplio)

Sánchez, al igual que Guillier, también es periodista y es una de las dos mujeres que aspiran a reemplazar a Bachelet.

Representa a una coalición de izquierda lanzada oficialmente en enero de 2017 con el respaldo de exlíderes estudiantiles, que tiene la intención de renovar la política y superar la histórica dicotomía entre las dos principales fuerzas políticas del país.

La periodista especializada en política, de 46 años, es conocida por su trabajo en radio y se apartó de su programa cuando fue convocada por el Frente Amplio.

Ganó sus primarias en julio por amplia mayoría.

“La Bea” -como se refiere a sí misma- se declara feminista y en 2014 escribió el libro “Poderosas” sobre ocho mujeres chilenas en posiciones de poder, entre ellas Bachelet.

La candidata –tercera según los sondeos- propone modernizar y descentralizar el Estado, nacionalizar las empresas y mejorar la educación y los derechos humanos.

Sus adversarios cuestionan su falta de experiencia política.

En tanto, ha recibido críticas desde las propias filas del Frente Amplio por haber llamado “dictador” a Fidel Castro, por cuestionar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y por haber dicho que el gobierno de Salvador Allende fue “totalitario”, expresión que luego rectificó.

El lema de su campaña es: “El poder de muchos”.

José Antonio Kast (independiente)

Hijo de inmigrantes alemanes, Kast, de 51 años, es diputado y fue secretario general de la Unión Demócrata Independiente (UDI), un partido de derecha al que renunció en 2016, después de 20 años de militancia.

Abogado de profesión, se presenta a estos comicios como candidato independiente.

Tiene una larga trayectoria en la Cámara Baja del Congreso, donde se desempeña como legislador desde 2002.

Católico ferviente, padre de nueve hijos, es considerado el candidato de la “derecha dura” y defiende los “valores cristianos”: se opone al aborto y al matrimonio homosexual y reivindica al pinochetismo.

En su programa de campaña promete “reconstruir el país”, volviendo a generar confianza en las instituciones y en la política.

Su lema es: “Para volver a creer”.

Carolina Goic (Partido Demócrata Cristiano)

Goic, de 44 años, es la otra candidata del oficialismo.

La senadora es presidenta del Partido Demócrata Cristiano -también conocido como Democracia Cristiana (DC)- que forma parte de la coalición gobernante. El histórico partido es el que tiene mayor representación en el Congreso y el mayor número de alcaldes dentro de Nueva Mayoría.

Goic es legisladora desde 2005 y se formó como asistente social y economista.

En 2016, durante el funeral del expresidente Patricio Aylwin, pronunció un discurso considerado crítico hacia Bachelet, en el que pidió perdón a la ciudadanía en nombre de los políticos por los actos de corrupción.

La candidata se ha presentado como una alternativa diferentede la centroizquierda, pero sus críticos sostienen que su partido avaló las decisiones del actual gobierno.

El lema de su campaña es: ¡Yo me atrevo!

Marco Enríquez-Ominami (Partido Progresista)

“MEO”, como lo conocen muchos, saltó a las grandes ligas de la política en 2009 cuando renunció al Partido Socialista -al que representaba como diputado- para presentarse comocandidato presidencial independiente. Salió tercero.

Un año después fundó el Partido Progresista, con el cual volvió a lanzarse por la presidencia en 2013, otra vez obteniendo el tercer puesto.

Hijo del asesinado fundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), Miguel Enríquez, el candidato también es un reconocido director televisivo y conductor radial.

Con 44 años, siempre ha buscado posicionarse como una alternativa al bipartidismo histórico chileno, con propuestas que incluyen reformar el sistema previsional, dar más derechos a las minorías y convocar a un plebiscito para cambiar la Constitución.

El lema de su campaña es: “Chile de los Libres!”

Alejandro Navarro (País)

Navarro, de 58 años, es un senador de izquierda.

Militó durante 26 años con el Partido Socialista (PS) al que representó como diputado (1994-2006) y luego en la Cámara Alta, hasta que renunció al PS para formar en 2009 el Movimiento Amplio Social (MAS), el primer partido de izquierda inscrito en Chile desde el derrocamiento de Salvador Allende en 1973.

Como representante del MAS -parte de Nueva Mayoría- fue reelegido en el cargo hasta 2022. Sin embargo renunció a esa fuerza en 2016 tras ser censurado por publicar en Twitter una lista de los aportes reservados que recibieron algunos parlamentarios.

Fundó un nuevo partido de izquierda, País, al que representa en estas elecciones.

En su programa de campaña propone “cambios profundos y revolucionarios”para Chile.

Su lema es: “La fuerza de la gente”.

Eduardo Artés (Unión Patriótica)

Es el más desconocido de los aspirantes a La Moneda. Artés es el candidato de la “ultra izquierda“.

Es secretario general del Partido Comunista Chileno Acción Proletaria (PC(AP)), una agrupación marxista-leninista a la que representó como precandidato presidencial en 2009.

El PC(AP) es crítico del “revisionismo” que adoptó la izquierda tradicional. No obstante, en la actualidad esta fuerza no está inscripta legalmente como partido político.

Artés se postula por la Unión Patriótica (UPA), que fundó en 2015 y que propone defender los “intereses nacionales por sobre los intereses de empresas trasnacionales o potencias extranjeras”.

Docente de 65 años y simpatizante del venezolano Nicolás Maduro y del régimen norcoreano, logró juntar 34.000 firmas para inscribirse como candidato.

El lema de su campaña es: “Justicia Social y Dignidad Nacional”.

La Tercera


Parlamentarias: Altas expectativas y disputa subyacente en Chile Vamos

Todas las encuestas de opinión pública conocidas durante los últimos meses conceden a Sebastián Piñera la primera opción para convertirse en el próximo Presidente de Chile.

El auspicioso panorama tiene a Chile Vamos, el bloque que lo sustenta, sobándose las manos con la posibilidad de acercarse a lograr la mayoría en el Congreso, aunque las mismas encuestas referidas dudan que aquello ocurra.

Aunque la derecha gane 13 de los 23 senadores que se eligen el domingo, no tendrá mayoría en la Cámara Alta, por lo que existe una fuerte apuesta en la Cámara de Diputados, donde los sondeos más optimistas dejan al sector al filo de la mayoría, con 75 diputados de un total de 155.

“Por su propio peso”

El conteo de los votos y la fuerza parlamentaria que consiga cada uno de los partidos determinará también su poder e influencia sobre el eventual Gobierno de Sebastián Piñera, y esta noción de hegemonía ya despierta algunas tensiones; de momento poco visibles, en la recta final de la campaña.

“El partido que obtenga mayor votación y que represente mejor a la ciudadanía, a la clase media, por supuesto que, por su propio peso, va a tener un mayor grado de influencia o de empatía de parte del Gobierno… Esperamos que sea la UDI, para eso trabajamos: para representar los intereses de los chilenos, para que surjan, para que crezcan”, dijo el secretario general gremialista, Pablo Terrazas.

Evópoli rechaza “hegemonías”

La UDI quiere lograr, como partido, 1,3 millones de votos, tener la bancada de diputados más grande (subiendo de 28 a 35) y sacar a lo menos cinco senadores.

Desde Evolución Política, donde defienden una agenda liberal y desde la conformación de la plantilla han tenido peleas con la UDI, manifiestan una mirada distinta.

“Lo que la gente está buscando hoy día no es que los partidos hegemonicen sectores ni rumbos de acción, sino que, sencillamente, tratemos de ponernos de acuerdo en aquello que es mejor para el país”, advirtió Luciano Cruz-Coke, vicepresidente de Evópoli.

“Yo puedo tener muchas ganas de tener muchas cosas y tratar de hegemonizar un Gobierno o un sector, pero lo que hay que buscar es tener diálogo y ciertos acuerdos. Por tanto, creo que comete un error todo aquél que pretenda tratar de darle un sello propio, partidista o de alguna impronta particular a un Gobierno”, agregó el ex ministro de Cultura.

RN quiere equiparar fuerzas

En Renovación Nacional tienen el ambicioso objetivo de doblar su bancada de diputados -pasar de 14 a 30 diputados- para equiparar su fuerza en la Cámara Baja con la UDI. También quieren que un tercio de esa bancada sea de mujeres, mientras que aspiran a ganar cinco o seis escaños senatoriales.

“Esperamos crecer, obviamente. Renovación Nacional aspira a duplicar la cantidad de parlamentarios, también aspiramos a tener la bancada de mujeres diputadas más grande, porque hemos hecho un esfuerzo sincero por poner candidatas competitivas”, cuenta el secretario general, Mario Desbordes.

“Más allá de competir por ser el partido más grande –que no nos parece lo correcto en este minuto-, nuestro esfuerzo está pensando en que logremos aportar a Chile Vamos la cantidad de parlamentarios suficiente para tener la mayoría en el Congreso”, agrega Desbordes, dirigente partido que ha hecho su campaña parlamentaria bajo el lema “Piñera es RN”.

Cooperativa


Así funciona el nuevo método para elegir parlamentarios tras el fin del sistema binominal

Desde la vuelta a la democracia, cada vez que se celebran elecciones parlamentarias se retomaba una polémica que ponía en tela de juicio el mecanismo utilizado para elegir representantes en el Congreso: el Sistema Binominal.

Sin embargo, a partir de esta elección regirá el sistema de D’Hont, un mecanismo proporcional definido en la nueva Ley Electoral que se centró en aumentar la representatividad del sistema, para lo cual se realizaron dos cambios: aumentar la cantidad de diputados de 120 a 155 y de 38 a 50 en el caso de los senadores.

Al mismo tiempo, se redujo la cantidad de distritos de 60 a 28 para optar a la Cámara Baja y de 19 a 15 para la Cámara Alta. Así, aumentó el tamaño de cada territorio electoral y la cantidad de cupos a repartir en cada uno de ellos. Por este motivo, es importante preguntarse cómo funciona el nuevo sistema.

Bio Bio Chile