A 60 años del golpe que derrocó a Jacobo Arbenz