Afectados por la minería en Perú denuncian saqueo de recursos naturales

Participantes de la Cumbre de los Pueblos Afectados por la Minería en Perú afirmaron que el gobierno del presidente Ollanta Humala “está permitiendo el saqueo irracional” de los recursos naturales a través de su política extractivista. En la Declaración de Arequipa, divulgada al final del evento, el último día 19, ellos alertaron sobre los “daños irreparables” que la actividad causa al medio ambiente y a los pueblos y comunidades cercanas a las minas.

También criticaron la promoción de la actividad extractivista como “motor del crecimiento económico”, usada como una alegación para invadir tierras de pueblos y comunidades, que ya tienen casi el 50% de sus tierras concedidas a la minería. Ellos denunciaron la desaparición de lagos y fuentes de agua, contaminación de ríos, además del desalojo de las poblaciones de sus territorios.

En entrevista con el diario La República, la organizadora de la Cumbre de los Pueblos, Dilvia Gálvez, afirmó que la minería no trae desarrollo económico a las regiones explotadas. “Cajamarca es el ejemplo más claro. Es una región que por muchos años alberga la minería, pero la pobreza no se redujo. Situaciones similares se pueden ver en otras regiones del país”. Ella defendió la eliminación de las minas en las cabeceras de las cuencas y explicó que la explotación minera debe ocurrir en “zonas cenizas”, lejos de los poblados y cuencas hidrográficas.

Ante este escenario, los afectados por la minería piden la formación de una Comisión de la Verdad sobre la minería “para que el país conozca la verdadera situación de la actividad extractivista y sus impactos sociales y ambientales”. Además de esto, demandan la realización de un inventario que mapee los daños causados por la contaminación de forma de poder indemnizar a las víctimas afectadas, y el mapeo de zonas donde se señalarían los lugares donde se podría ejercer la minería sin afectar los recursos naturales.

En la declaración, los afectados exigen también el respeto del derecho humano al agua y la conservación de los recursos hidrográficos, y rechazan el desvío causado en ríos para permitir la explotación minera. Prometieron fortalecer la unidad de las comunidades y pueblos afectados, se declararon en resistencia permanente y anunciaron su participación en la movilización de los pueblos que ocurrirá el próximo 12 de octubre, cuando se celebra el Día Internacional de la Resistencia de los Pueblos Indígenas u Originarios, en defensa de la vida, del agua y de la madre tierra.

La Cumbre de los Pueblos Afectados por la Minería ocurrió entre los días 17 y 19 de septiembre en Arequipa, Perú, bajo el lema “En defensa del agua, de la vida y de la Madre Tierra”, y reunió a cerca de 50 dirigentes de diversas regiones del país. El evento fue alternativo a la Convención Minera realizada en el Centro de Convenciones Cerro Juli.

http://site.adital.com.br/site/noticia.php?boletim=1&lang=ES&cod=77838