Bolivia halla pruebas en siete países de que nació con mar y las presentará en La Haya

Diremar descubrió estos documentos en los archivos de Argentina, España, Perú, Inglaterra, Estados Unidos y también en Chile.

Redacción central / Cambio

La Haya es la sede del Gobierno del Reino de los Países Bajos y de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Fundamentos históricos y jurídicos estarán en la memoria.

Bolivia está en la etapa de elaboración de la memoria que presentará a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en ésta se incluirán los fundamentos históricos y jurídicos sobre el derecho marítimo, que se nutre no sólo de documentos nacionales, sino también de pruebas recolectadas en al menos siete países.

El historiador Fernando Cajías, que forma parte de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar), reveló que durante la recolección de información sobre la causa marítima se encontraron documentos en el Archivo General de la Nación Argentina; en el Archivo General de Indias, en Sevilla-España; en el Archivo de Perú; los propios archivos de Chile, y fondos documentales de Inglaterra y Estados Unidos.

“La documentación es inacabable, pese a los considerables avances de recopilación de información; todavía falta recopilar en archivos bolivianos y de otros países que han tenido relación directa con la historia de la provincia de Atacama y de su costa”, señala el historiador a un cuestionario de Cambio.

“Nuestra posición tiene muchas más pruebas (documentos)” que las que pueda exponer Chile, indica Cajías al apuntar que la fase de la elaboración de la parte histórica “está bastante avanzada” y que éste es un “trabajo coordinado entre el equipo de abogados investigadores y un equipo de historiadores”.

La documentación sobre el derecho marítimo, tal como lo reconoce Cajías, se encuentra dispersa en varios archivos del país y del exterior.

Menciona que los más importantes se encuentran en el Archivo Nacional de Bolivia y el Archivo del Ministerio de Relaciones Exteriores, asimismo el Archivo de la Casa de Moneda de Potosí, de la Biblioteca Central de la UMSA y el Archivo de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

TODO APOYO ES IMPORTANTE 

“Todo lo que apoye a la demanda es bienvenido, no se puede hablar de porcentajes, ya que todo lo que apoye a la demanda es importante”, dijo Cajías al ser consultado sobre la parte porcentual que contendrá la parte histórica en la memoria.

Al respecto, el ex canciller Javier Murillo señaló que “la demanda es integral, tiene que basarse no sólo en los fundamentos jurídicos, sino histórico-diplomáticos, y sobre todo demostrar que tienen valor jurídico los compromisos asumidos por Chile en varias oportunidades para resolver el enclaustramiento marítimo de Bolivia”. “La finalidad es dar valor jurídica a esos compromisos incumplidos por Chile en más de una oportunidad”, anotó.

“Debemos concentrarnos en una sólida demanda, la del 24 de abril estuvo muy bien redactada, es concisa, ahora hay que desarrollarla y darle consistencia, no es básicamente histórica, es jurídica; la Corte Internacional de Justicia (CIJ) toma nota de la historia, pero falla en base a argumentos del derecho internacional”, opinó el ex canciller Armando Loaiza.


“Los documentos históricos confirman los derechos de Bolivia sobre la provincia de Atacama y su litoral.

Fernando Cajías

Historiador

“Historia confirma derechos sobre Atacama”

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, tras admitir la demanda boliviana, resolvió que Bolivia presente su memoria hasta el 17 de abril de 2014, y Chile su contramemoria hasta el 18 de febrero de 2015.

El agente ante la CIJ y embajador de Bolivia ante los Países Bajos, Eduardo Rodríguez Veltzé, en recientes declaraciones dijo que “la memoria es un importante documento que debe reflejar las evidencias, pruebas y argumentos de nuestra demanda”.

El presidente Evo Morales, ante el reiterado incumplimiento de Chile de presentar “soluciones concretas, útiles y factibles al derecho boliviano”, decidió el 23 de marzo de 2011 recurrir a tribunales internacionales. De inmediato el pueblo boliviano expresó su apoyo al giro que dio la política marítima.

Sobre si la historia está de nuestro lado para que se haga justicia, el historiador Cajías contestó: “Sí, por supuesto. La documentación histórica confirma los derechos de Bolivia sobre la provincia de Atacama y su litoral, así como la expansión e invasión chilena y sus consecuencias. También ayuda a analizar lo sucedido antes, durante y después de la guerra; las veces que Chile reconoció la necesidad que tiene Bolivia de un acceso soberano al mar”.

El 14 de febrero de 1879, fuerzas chilenas invadieron el puerto boliviano de Antofagasta. Tras ello, Chile se apropió 120.000 kilómetros cuadrados de territorio boliviano, 400 kilómetros de costa, puertos y otros.

 

http://www.cambio.bo/politica/20130917/bolivia_halla_pruebas_en_siete_paises_de_que_nacio_con_mar_99285.htm