Colombia firma hoy un TLC con Israel y ya suma 14 acuerdos comerciales

Es el último acuerdo negociado por Colombia al que le faltaba ese paso. Se espera que el agro sea uno de los sectores ganadores.

Hoy lunes, en Jerusalén, los ministros de Comercio de Colombia e Israel, Sergio Díaz-Granados y Naftali Bennet, respectivamente, firmarán el tratado de libre comercio (TLC) negociado entre los dos países, con lo cual se dará inicio al proceso de aprobación legal.

Con la entrada en vigencia del acuerdo, que el embajador de Israel en Bogotá, Yoed Magen, espera que sea a más tardar en los primeros meses del año próximo, miles de productos del intercambio comercial bilateral quedarán sin aranceles y se propiciará la inversión mutua, al tiempo que se les abrirá la puerta a la compra y venta de servicios.

Israel tiene 8 millones de habitantes, alrededor del 17 por ciento de la población de Colombia, pero su PIB fue de 246.780 millones de dólares en el 2012, que equivale al 65 por ciento del colombiano; y su PIB per cápita superó los 32.000 dólares, casi cuatro veces el de Colombia.

Desde el primer día de vigencia del TLC, el 97 por ciento de las exportaciones agrícolas y agroindustriales y el 99 por ciento de las industriales al mercado israelí entrarán a esta economía sin el pago de aranceles.

A Colombia, por su parte, llegarán sin aranceles el 69,5 por ciento de los productos industriales de Israel.

Para Díaz-Granados, lo pactado en el acuerdo en materia de cooperación, inversión y compras públicas facilita y promueve los de flujos de inversión e intercambios técnicos entre ambos países.

A Colombia, coinciden los dos gobiernos, se le abre un amplio abanico de oportunidades para hacer negocios, principalmente de productos del agro y la agroindustria, entre los que se destacan frutas, pulpa, azúcar, panela, carnes y hortalizas, entre otros alimentos.

Israel, por su parte, ha desarrollado tecnologías de punta para la producción agropecuaria, que, con la entrada en vigor del TLC, podrá ingresar a Colombia a precios más bajos que los actuales.

Además, siendo un país muy volcado hacia la innovación en diferentes campos, podrá invertir en Colombia en áreas de interés, como los medicamentos. Según Magen, el presidente Juan Manuel Santos despertó el interés de la israelí Teva, la empresa fabricante de genéricos más grande del mundo, para invertir en el país.

Magen observó que Colombia es el cuarto exportador mundial de banano y que su país es uno de los productores más importantes del mundo de semilla de esta fruta, lo que abre las puertas a una cooperación en ese sector “que puede ser fantástica”.

De hecho, agregó, una empresa israelí que desarrolla ese tipo de semillas se instaló en la Universidad de Antioquia y creó un centro de investigación y desarrollo para Colombia y todos los países de la región.

ACUERDOS COMERCIALES: SIGUE LA DISCUSIÓN

El que firmará hoy con Israel es el último TLC negociado por Colombia, pero está en proceso de negociación de un acuerdo con Japón y pendiente de lanzar el proceso con República Dominicana, que es, como indicó el ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, el objetivo que hace falta dentro de la política comercial del actual gobierno.

Aunque el TLC con Turquía está congelado porque no se ha logrado encontrar el equilibrio que satisfaga los intereses de Colombia, y además está en estudio la factibilidad de negociar un acuerdo con China, lo cierto es que en adelante el énfasis de la Administración será impulsar y concretar la recuperación y consolidación del desarrollo industrial y agropecuario del país.

Para diferentes observadores, la obsesión del Gobierno por firmar tratados de libre comercio lo llevó a descuidar la formulación de políticas sectoriales para, precisamente, enfrentar y aprovechar los acuerdos negociados.

No son pocos los que, en más de una ocasión y sin razón, responsabilizan a los TLC, principalmente los de Estados Unidos y la Unión Europea, de la mala hora que atraviesan el agro y las manufacturas y pronostican en futuro muy negro para estas actividades y el empleo que generan.

Sin embargo, como quedó claro en las postrimerías del paro nacional agropecuario, han sido los acuerdos con Mercosur, México y algunos países andinos los que han inundado al país de algunos alimentos y provocado las protestas de los productores locales.

No sobra advertir que el TLC negociado con Corea, sin vigencia aún, ha despertado los mayores temores entre los fabricantes de autopartes, electrodomésticos y de algunas líneas de confecciones, que consideran que no están en capacidad de competir exitosamente con la avanzada, y subsidiada, producción coreana.

Es cierto también que Colombia todavía no ha empezado a aprovechar, como debe ser, las oportunidades que ofrecen de los TLC con Estados Unidos y la Unión Europea.

Por otro lado, con la Alianza del Pacífico (Colombia, México, Perú y Chile), cuya negociación ha sido fuertemente cuestionada por los productores del campo, el Gobierno espera incursionar exitosamente en Asia-Pacífico y, al parecer, que le sirva de puente para llegar al Acuerdo de Asociación del Pacífico (TPP), integrado hasta ahora por 12 grandes economías que dan al Pacífico, que ya comenzó a ser duramente criticada por ONG que propenden al acceso a los medicamentos, debido a que, dicen, amplía los derechos de propiedad intelectual con miras a reducir la competencia de los genéricos.

LIDERAZGO MUNDIAL EN TECNOLOGÍA

El Ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, habla sobre el TLC.

¿Los empresarios colombianos cómo pueden aprovechar la tecnología israelí?

El TLC con Israel cuenta también con un marco para la cooperación bilateral que permitirá el desarrollo de proyectos en áreas prioritarias, como la tecnificación de la agricultura, innovación, telecomunicaciones, biotecnología y desarrollo de tecnologías ambientales, en las que Israel es líder mundial.

¿Cuáles son los flujos de inversión directa entre los dos países?

En los últimos 10 años, Israel invirtió en Colombia 33 millones de dólares, de los cuales 3 millones fueron el año pasado. Colombia no ha llevado capitales a esa economía en la última década, por lo cual con un marco bilateral para la protección y fomento de la inversión se dará mayor dinamismo a este renglón, se abrirán las puertas a nuevas inversiones y se intensificarán los vínculos económicos bilaterales.

¿Qué se negoció en compras públicas?

El TLC incorporó también un capítulo de compras públicas, que busca brindar a las empresas de los dos países procedimientos transparentes en la contratación de las entidades públicas de todos los niveles de gobierno, incluidas entidades especiales, subcentrales y empresas del Gobierno.

 

http://www.portafolio.co/economia/colombia-e-israel-firman-el-tlc