El gobierno crea un consejo para luchar contra la trata y el tráfico de personas

NORMA    Echalar afirma que las gobernaciones y municipios deben trabajar de forma global con la Policía.

La Dirección General de Trata y Tráfico dependerá del Viceministerio de Seguridad Ciudadana.

El problema tiene que llamar constantemente a la reflexión y tocar la conciencia.

La trata y el tráfico de personas son delitos que se han incrementado en forma alarmante en los últimos años debido a las difíciles condiciones de vida en países subdesarrollados. El objetivo de la trata es la explotación de la persona, en cambio el fin del tráfico es la entrada ilegal de migrantes.

Para que la explotación se haga efectiva, los tratantes deben recurrir a la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas. Los medios para llevar estas acciones son la amenaza o el uso de la fuerza u otras formas de coacción, el rapto, fraude, engaño, abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad.

La explotación incluye la prostitución, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos, de acuerdo con organismos internacionales como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

PREOCUPACIÓN 

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Humberto Echalar, aseguró que esta problemática es una preocupación de las autoridades gubernamentales y de la ciudadanía del Estado Plurinacional de Bolivia.

Como una manera de responder a esa demanda, afirmó, nacen políticas de Estado a partir de la Ley 263 Lucha Integral Contra la Trata y Tráfico de Personas, y por otro lado el Decreto Supremo 1486, que reglamenta la ley.

Con estas normativas se crea el Consejo Plurinacional de Lucha Contra la Trata y Tráfico, que debe incluir en su organización una dirección general con el objetivo de promover la coordinación interinstitucional en el marco de la seguridad ciudadana.

Esta institución dependerá del Viceministerio de Seguridad Ciudadana, y a partir de su establecimiento buscará que los esfuerzos de prevención, lucha y recuperación de las víctimas de trata y tráfico puedan ser focalizadas de manera que se puedan concretar acciones y mayores resultados.

De acuerdo con Echalar, la dirección estará conformada por un equipo multidisciplinario que permita coordinar acciones de tipo preventivo de protección y persecución penal de forma institucional, facilitando la articulación de acción en relación directa con el Consejo Plurinacional, además de otras instituciones y organizaciones de la sociedad civil. Esta instancia también fomentará la coordinación interinstitucional para cualificar la atención y además promoverá la investigación en torno a este delito.

En ese sentido, Echalar sostuvo que el Viceministerio a su cargo tiene la obligatoriedad de dar funcionalidad a la Dirección General y para ello se tiene asignado el presupuesto.

“Estamos haciendo la evaluación y el análisis para la contratación de personal, con la finalidad de coordinar el trabajo que se está llevando de manera legal y operativa respecto de la problemática”, aseguró la autoridad de Gobierno.

Explicó que la Policía, por intermedio de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), particularmente de sus oficinas de lucha contra la trata y tráfico de personas, deberá coordinar el trabajo operativo con la dirección para dar mayor operatividad y agilidad.

“Hay avances  grandes en lo que implica esto, mucha gente dirá que es mucha teoría, pero nunca se acordaron que a partir de la ley y en un Estado democrático se exige el cumplimiento de las normas por parte de los gobernados y gobernantes”.

Este conglomerado de leyes, manuales, protocolos, instrumentos, afirmó, da la potestad para que las instituciones involucradas, como son las gobernaciones y los municipios, trabajen de manera global coordinando con la Policía.

Sin embargo, apuntó que  lo que falta es voluntad y estar con el proceso de cambio en lo que implica este flagelo.


“Los padres de familia deben ser actores de la prevención, y el tema debe estar en el currículo escolar.

Humberto Echalar

 

Viceministro de Seguridad Ciudadana

En cinco años se registraron 1.746 casos

Humberto Echalar informó que las estadísticas muestran, en cuanto al delito de trata y tráfico de personas, trabajado por el Observatorio de Seguridad Ciudadana sobre la base de datos que emanan del Comando General de la Policía Boliviana, que en cinco años se reportaron 1.746 casos denunciados.

“En un quinquenio existe el referente de 142 casos en 2007, en el año 2008 se registraron 276 casos; en 2009, 316 casos; en 2010, 316; en 2011, 243 casos; y en 2012, 456 casos denunciados oficialmente” explicó.

“Estos datos estadísticos nos dan un referente de preocupación y precisamente por ello se están diseñando y aplicando políticas de Estado para combatir el flagelo”.

Sin embargo, aclaró que en las estadísticas hay varias hipótesis de gente que trabaja sobre el punto, pero que hasta ahora no hace nada para solucionar el problema.

 

http://www.cambio.bo/seguridad/20130916/gobierno_crea_consejo_para_luchar_contra_la_trata_y_trafico_de_personas_99250.htm