Informe de la agencia financiera Bloomberg ratifica que Venezuela no tiene problemas de reservas líquidas

El informe financiero de la agencia financiera Bloomberg” (1) señala que Venezuela está en la capacidad de multiplicar sus reservas, que cayeron a 22,9 millardos de dólares, si decide tomar el control de todos los dólares en posesión de las compañías estatales, lo que echa por tierra las propuestas de economistas neoliberales y “prágmáticos” que detentan cargos claves en el gobierno de Nicolás Maduro y coinciden en retomar los récipes neoliberales.
Al aumentar sus activos en moneda extranjera, Venezuela podría ver fortalecida su capacidad de honrar sus obligaciones que llegan a los 40,5 millardos de dólares, cuando el costos de sus préstamos adquiridos (11,59 por ciento anual), es de casi el doble del promedio del de las naciones en desarrollo, según el Bank of America en Nueva York.
“Si el gobierno mostrara al menos la mitad de los dólares que tiene en reservas fuera de presupuesto, el mercado estaría satisfecho”, dice Francisco Rodríguez, economista senior del BanK of América, quien se encarga de medir el índice de compra de los bonos venezolanos.
Recuerda que el presidente Hugo Chávez redujo el control del Banco Central sobre los entes públicos, manejo de liquidez y la inyección de activos líquidos de los bancos a las instituciones fuera de presupuesto, que parecían poco transparentes, incluido el Fondo Nacional para el Desarrollo (Fonden).
Alejandro Grisanti, un analista de Barclays en Nueva York –cita Bloomberg en su informe- señala como positiva la resolución “porque permitirá el incremento de la posición de las reservas internacionales en cualquier momento así como la reducción del desorden en las cuentas en dólares que favorecen la corrupción”
Lo cierto es que las reservas en efectivo de Venezuela cayeron 32 por ciento durante el primer semestre del año a 3,1 millardos de dólares, según anunció el 8 de agosto de 2013 el Banco Central. El banco poseía 11,8 millones de onzas troy de oro para el 30 de junio, valuados en $ 18 millardos, 10 por ciento menos que los 20 millardos que se calculaban el 31 de diciembre último. El Fondo de Desarrollo China-Venezuela posee 16 millardos de dólares en una cuenta fuera del presupuesto, mientras que la estatal petrolera tiene cerca de ocho millardos, según Grisanti.
Bloomberg también dio cuenta de las presiones internas, en Venezuela. Según Asdrubal Oliveros, director del grupo Ecoanalítica, el ministro de Economía y Finanzas, Nelson Merentes obtuvo el poder legal de transferir dinero de esos fondos no presupuestados a las reservas. “Ya veremos un salto sorpresivo de las reservas a $4,5 millardos en cualquier momento”, adelantó a Bloomberg.

Mientras, Tamara Herrera, economista jefe de Síntesis Financiera, señaló que el gobierno debe tomar medidas para demostrar que está limitando los activos. “Tenemos que alcanzar niveles de sequía en las reservas internacionales para que presenten una resolución obvia que reduzca la incertidumbre. Ahora tienen que demostrar que tienen el control.”

El debate en Venezuela
No sólo son los economistas neoliberales los que jaquean las políticas del gobierno, sino que en Venezuela, personajes que ocupan cargos de influencia y decisión en la misma administración y están en línea con asesores europeos, insisten en un coctel de crecimiento basado en las exportaciones no petroleras con una pizca de estado bienestar, en el sagrado nombre del progresismo y la modernidad, con algunas consignas socialistas, pero con el fin de impedir el progreso de la impronta chavista.

El libreto propuesto por los pragmáticos es: tipo de cambio competitivo, inversión extranjera directa, promoción de exportaciones, endeudamiento externo y desmontar el control cambiario. Insiste en buscar financiamiento nuevamente en los mercados internacionales, en especial con la banca de inversión, Bank of America, Citigroup, Credit Suisse, JP Morgan Chase, Nomura, Barclays (con los cuales estos grupos han mantenido relaciones de negocios) y que indefectiblemente llevará a la disminución de la soberanía en la política económica del país.
Numerosos especialistas y dirigentes políticos venezolanos han venido denunciado un grave desorden en el manejo y ejecución de fondos públicos en divisas, amparados en la autonomía de los responsables de su administración, niveles críticos de reservas internacionales líquidas (que conllevaron un ataque bancario y la especulación), junto al manejo entre discrecional e irresponsable de pagos en dólares por parte de instituciones y organismos públicos.
Pero junto a estas denuncias se intentó a través de la prensa y la banca comercial (con ayuda de los sectores “pragmáticos” del gobierno) instaurar la dolarización a través de la emisión de deuda en dólares, apertura de cuentas en la divisa estadounidense y, sobre todo, tolerancia para la fuga de capitales y para la complicidad de la banca en el ataque especulador.
Junto a la ineficiencia e ineficacia, está el flagelo de la corrupción. Las violaciones permanentes a las normativas cambiarias recién tienen un corolario, con algunas detenciones hechas por los organismos de seguridad del Estado venezolano.
El economista Simón Andrés Zúñiga (2) señala que en sus análisis sobre la inflación, estos “pragmáticos” (entre ellos el exministro Víctor Álvarez, un economista graduado en La Habana) “no sólo tiene una gran coincidencia con el monetarismo neoliberal, sino que se coloca a la derecha de ellos, cuando utiliza conceptos como ´el impuesto inflacionario´ o ´financiamiento monetario´ (…) una vertiente liberal bastante ortodoxa, que es incoherente con una concepción progresista, heterodoxa y socialista”.
Estos libretos están en la misma línea de los del neoliberalismo tradicional, que intenta crear el imaginario colectivo (dentro y fuera de fronteras) de que Venezuela, en serios aprietos financieros, debe necesariamente recurrir al endeudamiento externo. Es difícil explicar una crisis en un país que recibió unos 97 mil millones de dólares en 2012 , tiene una cuenta corriente superavitaria de 11 mil millones de dólares, y el sector público tiene colocado en el exterior 130 mil millones de dólares (3), como lo ratifica Bloomberg.
Lo más importante de la decisión de tomar control sobre las cuentas del sector publico en el exterior y fortalecer las reservas internacionales, es que le quitaría el gran poder que tiene el mercado paralelo para fijar una tasa de cambio que ronda por los 40 dólares por bolivar.
Asímismo, favorecerá la capacidad del gobierno para disminuir el desabastecimiento, al mismo tiempo que neutralizará una de los determinantes principales de la explosión inflacionaria: la especulación con los dólares por compradores que están convencidos que el Gobierno se quedó sin dólares. Lo curioso de todo esto es, ¿por qué el gobierno venezolano no ha tomado esta medida, mientras la economía ha sido azotada por un tipo de cambio especulativo?
La estrategia mediática de los economistas de la oposición, a través de la gran prensa comercial, es que se acabaron los dólares. Esto ha calado en la población, y tanto chavistas como opositores piensan que el gobierno está en crisis y va directo a otra devaluación. Sin embargo, esta nota de Bloomberg (a la cual solo tiene acceso aquellos que están suscritos a este costoso sistema de información) y según las mismas cifras del BCV, Venezuela tiene importantes fondos en dólares pero colocados en el exterior.
Quizá no esté en el libreto, pero con un poco de imaginación, el condicionamiento financiero de la banca trasnacional llevará a revertir lo que Venezuela ha avanzado desde 2005, en especial las nacionalizaciones y las estatizaciones. Zúñiga señala, al respecto que, “representando una influencia de la socialdemocracia internacional, en un intento de ´domesticar´, ´occidentaliza”, y ´civilizar´ lo rebelde del proceso chavista-bolivariano, termina coincidiendo estratégicamente con el paradigma oposicionista” neoliberal.

Notas
1) El informe “Venezuela Ogles Chavez’s Hidden Billions as Reserves Sink” (“Venezuela codicia los millardos ocultos de Chávez mientras las reservas se agota)fue difundido por Bloomberg a sus sucriptores el 09-12-2013.
2) Zúniga, Simón Andrés, Venezuela: ¿quién construye más rápido el camino hacia el FMI?, Fuente: http://aporrea.org/ideologia/a172946.html
3) Los datos sobre los dólares que tiene el sector público colocado en el exterior son públicos y están en:http://www.bcv.org.ve/excel/2_4_2.xls?id=330. Fuente www.bcv.org.ve
*Economista argentino, miembro de la Asociación Argentina de Economía Radical

http://www.surysur.net/2013/09/venezuela-no-tiene-problemas-de-reservas-liquidas-ratifica-bloomberg/