Senado chileno aprueba reforma para cambiar sistema electoral

Por primera vez desde 1990 se aprobó una iniciativa que busca modificar el sistema electoral.

Tras un largo debate, que se desarrolló en dos sesiones consecutivas, el Senado aprobó ayer por 25 votos a favor la iniciativa constitucional que elimina la restricción para aumentar diputados y abre la llave a un eventual cambio para las elecciones de 2017. En contra votaron ocho senadores y cinco se abstuvieron.

La iniciativa -la primera de un paquete de reformas- había surgido de un acuerdo de RN y la oposición. Sin embargo, hasta ayer en la mañana estaba en suspenso su aprobación.

Minutos antes de que comenzara la sesión citada para votar la reforma, los senadores de RN sostuvieron una reunión extraordinaria. En ese instante, la bancada estaba fracturada entre quienes se inclinaban por aprobar o rechazar la iniciativa.

Pese a que la reforma había sido negociada por el timonel de RN, Carlos Larraín, y el senador Alberto Espina, la fórmula electoral no convencía a todos. Así, en la reunión de la mañana cada uno de los senadores del partido sinceró su postura.

Aunque a favor estaban Larraín, Espina, Francisco Chahuán y Baldo Prokurica, con serias dudas estaban Carlos Kuschel, José García y Lily Pérez, quien si bien originalmente estaba dispuesta a aprobar el cambio constitucional, anunció que se abstendría porque la fórmula propuesta -según dijo- afecta los intereses de zonas rurales de Valparaíso.

El cambio de postura de la senadora dejaba la reforma al borde de ser rechazada, ya que se requería un piso de 23 votos a favor y, para estos efectos, la abstención equivalía al rechazo.

En ese escenario, las gestiones de Larraín y Espina se concentraron en José García. El senador RN de La Araucanía había sido un histórico defensor del binominal, pero en los últimos días venía madurando la posibilidad de abrirse a un cambio en vista de las críticas que existen contra el esquema electoral.

Así, sorpresivamente, García anunció que votaría a favor. En la tarde se sumó, además, Antonio Horvath, quien no alcanzó a llegar a la cita de la mañana y había adelantado que se iba a abstener. Pero tras la gestión de sus pares votó a favor.

En la oposición, en tanto, había una base de 18 apoyos y en la tarde el radical José Antonio Gómez terminó plegándose a la mayoría. Todas estas definiciones de última hora elevaron a 25 los votos a favor. En el bloque opositor, sólo Alejandro Navarro (MAS) se abstuvo, por estimar que esta reforma bloqueaba una asamblea constituyente.

La iniciativa ahora debe ser analizada por la Cámara, donde se requieren 72 votos. Sin embargo, falta que el Congreso tramite una segunda reforma a la Ley Orgánica de Votaciones y Escrutinios. En ese otro proyecto, que será presentado en las próximas semanas, quedará detallada la nueva fórmula electoral que fusiona distritos y circunscripciones senatoriales y aumenta a 134 los diputados y a 44 los senadores.

Debido al alto quórum, desde 1990, al menos cinco reformas de este tipo habían sido rechazadas en el Senado o la Cámara. A eso se sumaban otros proyectos que habían sido archivados o retirados. Pero nunca uno había llegado a la siguiente fase legislativa.

El apoyo mayoritario de RN a un acuerdo también era histórico. Anteriores timoneles de esa colectividad, como Sergio Onofre Jarpa, Andrés Allamand o Sebastián Piñera, nunca habían logrado aunar votos entre sus senadores para una reforma de ese tipo.

 

http://diario.latercera.com/2013/09/11/01/contenido/pais/31-146110-9-senado-aprueba-reforma-para-cambiar-el-binominal.shtml