Dominicana pide ante la ONU una nueva agenda contra la pobreza

Hablando ante la Asamblea General de la ONU, el Vicecanciller de la República, Lic. José Manuel Trullols, calificó la pobreza mundial como un “cataclismo tan letal y tan trastornador como una guerra de dimensión planetaria”.

El Vicecanciller, quien representó al Canciller Ing. Carlos Morales Troncoso como jefe de la delegación dominicana, agotó el turno correspondiente a nuestro país en ese importante cónclave internacional en la mañana de este martes 1ro de octubre y día final del debate general, que este año reunió a más de 100 jefes de Estado y de gobierno y se prolongó por una semana.

Precedieron en esa sesión al Vicecanciller dominicano, la Ministro de asuntos sociales de Las Maldivas, un archipiélago de 16 islas situadas frente a la India y con unos 350 mil habitantes, quien se refirió al calentamiento global y sus efectos devastadores, especialmente para las islas. También intervinieron el canciller de la nación africana de Botsuana, un diplomático de la Santa Sede y finalmente, en el último turno de esa sesión final, el Primer Ministro de Israel, quien es además Canciller, Ministro de Obras Públicas y de la Diáspora, Benjamín Netanyahu.

En su intervención, el delegado dominicano hizo referencia  al documento adoptado en la Conferencia Rio+20 y el compromiso asumido por los líderes del mundo a favor del desarrollo sostenible, para anotar que “nos echamos encima una abrumadora responsabilidad”, pero al final obligados a admitir que “el desarrollo que conocemos no ha sido sostenible ni en lo social ni en lo económico….y mucho menos desde la perspectiva medio-ambiental”.

El discurso del representante dominicano incluyó la mención  de “una situación que ahora consideramos intolerable” y que incluye datos como los siguientes: “más de mil millones de personas que sobreviven en un estado de pobreza extrema; millones de personas que carecen de servicios de salud, de agua potable, de educación de calidad o de un empleo digno”.

A la luz de esa deplorable realidad, el discurso pronunciado por el Vicecanciller dominicano apuntó que “si aspiramos a un mundo donde el desarrollo sea sostenible”, es preciso  “estar preparados para emprender realizaciones audaces…y hacer como estamos haciendo nosotros en la República Dominicana, lo que nunca se ha hecho: colocando como primera prioridad la lucha contra la pobreza y la desigualdad; implantando un nuevo modelo de desarrollo, basado en una estrategia nacional a largo plazo y montado sobre los pilares de tres pactos sociales fundamentales: Un pacto Fiscal, un Pacto por la Educación y un Pacto por la Electricidad”.

Además, para asegurar la participación nacional mediante la implementación de instrumentos nuevos de control popular, “rodeando de transparencia la acciones del gobierno, convirtiendo a grupos de ciudadanos en veedores públicos, para que monitoreen los sistemas de compras y de contrataciones”.

El Vicecanciller Trullols agregó en su intervención otras particularidades de lo que se está haciendo en el país en el presente, tales como el apoyo a los pequeños productores agrícolas, duplicación del presupuesto destinado a educación y “poniendo fin, definitivamente, al analfabetismo”.

Reconociendo que “nuestros países tienen problemas comunes como los relacionados con el cambio climático y destacando que la República Dominicana “padece las consecuencias de ese cambio, el Viceministro informó ante la Asamblea General, que “estamos construyendo un centro de acopio de ayuda de emergencia…y un Centro de Excelencia, que se dedicará a la formación y entrenamiento de recursos humanos para la atención en casos de desastres”. En ese sentido, a nombre de la República Dominicana, el Vicecanciller extendió una invitación a los 193 miembros de las Naciones Unidas “a la Tercera Conferencia Internacional de la Iniciativa Hopefor” que tendrá lugar en nuestro país del 18 al 20 de noviembre próximo”.

Situando de todas maneras el esfuerzo dominicano como parte de un esfuerzo universal, el representante dominicano, puntualizó que “las palabras y las promesas ya agotaron su tiempo”, señalando que “un desarrollo sostenible universal, que encare los desafíos que han sido tan claramente identificados, se traducirá en justicia social en el mundo, y se traducirá, también, en paz….cuyo logro es el objetivo nodal” de la ONU. Porque, “el desarrollo sostenible, por más que suene a económico, es un concepto político. Los economistas miden las dimensiones o los pilares de la realidad que el término abarca y ellos y otros especialistas pueden señalar los objetivos que deben alcanzarse…pero son decisiones políticas las que impulsarán el esfuerzo”.

Con esta sesión cerró el debate general de la 68 Asamblea General de la ONU, presidida por el diplomático de Antigua y Barbuda, John Ashe. La semana próxima se iniciarán los trabajos de las seis comisiones principales de la Asamblea General, que culminarán a finales de diciembre de 2013.

http://www.elnacional.com.do/nacional/2013/10/1/174384/RD-senala-ante-la-ONU-cataclismo-que-representa-la-pobreza-mundial