Más de L1,800 millones es el costo de todo el proceso electoral en Honduras

La democracia le pasará una multimillonaria factura al pueblo hondureño al final del actual proceso electoral que culmina el 24 de noviembre próximo, en el que 5.3 millones de ciudadanos están convocados para elegir un Presidente, tres designados presidenciales, 128 diputados y 298 alcaldes.

De acuerdo con estimaciones oficiales, las elecciones internas de noviembre de 2012 y las generales de 2013 les costarán a los hondureños más de L1,586.3 millones, sin contar el presupuesto aprobado al Registro Nacional de las Personas (RNP) para el proceso de identificación de nuevos votantes, que rondó los 240 millones.

A finales de agosto pasado, los diputados aprobaron una ampliación de fondos para el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de 272.4 millones con el propósito de completar un presupuesto global de 786.3 millones para la celebración de los comicios de noviembre de 2013.

Adicionalmente se asignaron 127.6 millones al RNP para completar L240 millones dirigidos concretamente a identificar a los jóvenes que cumplieron los 18 años y para la elaboración de la base de datos de estos nuevos votantes.

El presupuesto del RNP para 2013 es de 590 millones, de los cuales 240 son para el proceso electoral y los 350 millones restantes para la operatividad de la institución y la identificación regular de la ciudadanía, confirmó el subdirector técnico, Gerardo Enrique Martínez.

Sin contar los gastos que harán los partidos políticos en materia publicitaria, la elección de nuevas autoridades para el cuatrienio 2014-2018 dejará al Estado hondureño y al nuevo gobierno electo en noviembre de 2013 una pesada losa financiera cercana a los L1,826.3 millones.

Comparaciones

En términos comparativos, ese millonario monto de dinero erogado en todo el proceso representa tres veces el actual presupuesto de la Secretaría de Desarrollo Social, cuatro veces el del Ministerio de Trabajo y Previsión Social y dos de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente.

En las elecciones internas de noviembre de 2012, en las que participaron tres partidos políticos (Nacional, Liberal y Libertad y Refundación), el Poder Ejecutivo dispuso un presupuesto global de 800 millones de lempiras.

Se estima que, en comparación con las elecciones generales de noviembre de 2009, en las que se eligió al presidente Porfirio Lobo Sosa, los comicios de 2013 tendrán un incremento de más de 200 millones. En aquella oportunidad, el gasto ascendió a cerca de 600 millones.

Las autoridades del TSE aducen que este aumento obedece a que hay más partidos políticos en contienda: nueve en total. Además que el número de electores aumentó considerablemente y que en este proceso se hará una fuerte inversión en capacitación y tecnología para agilizar la entrega de resultados el día de las elecciones.

El magistrado del TSE, Enrique Ortez Sequeira, explicó a LA PRENSA que incluso con la cantidad de fondos que ha demandado el proceso electoral hondureño, este es el más barato, comparado con el de otros países del continente.

Con las uñas

Ortez Sequeira manifestó que en este momento el TSE está trabajando con ‘las uñas”, en vista de que la Secretaría de Finanzas no ha traspasado los fondos adicionales que aprobó el Congreso Nacional para continuar el cronograma electoral, aunque dijo que eso no implica que el proceso esté en riesgo.

Precisó que las elecciones generales de este año tendrán un costo de L786.3 millones, cantidad casi similar a la erogada en los comicios internos de 2012, los cuales rondaron los 750 y 800 millones.

Detalló que de los 786.3 millones aprobados al TSE para 2013 hay un componente fuerte para la impresión de papeletas, preparación de maletas electorales, urnas y cuadernos de votación, entre otros materiales.

Se destinó otra cantidad de recursos a capacitación electoral, escrutinio y transmisión de resultados, que incluye la compra de 5,000 escáneres que tienen un costo de 320 dólares por equipo. También hay un fuerte gasto en la instalación de la red privada de transmisión de resultados, la base de datos y el procesamiento de información.

El magistrado precisó que dentro de todo este paquete se ha contemplado el pago de la deuda política a los partidos, el pago a los miembros de las mesas electorales receptoras, los técnicos de los partidos políticos y los auditores encargados de la supervisión de la impresión de las papeletas de votación.

Seguridad

En el aspecto de seguridad de las elecciones detalló que el TSE asignó a las Fuerzas Armadas un presupuesto de 47 millones y 17 millones a la Policía para el transporte y resguardo de las urnas y los centros de votación.

Recordó que las votaciones generales de noviembre de 2009 tuvieron un valor de 575 millones, unos 211.3 millones menos que el actual proceso eleccionario.

Indicó que el presupuesto se incrementó en estas elecciones porque hay cuatro partidos políticos más participando en la contienda electoral, lo que implica un mayor número de miembros de mesas y más representantes de tribunales municipales y departamentales.

A lo anterior se suma el nuevo sistema de transmisión de resultados, la mayor tecnificación del proceso y el financiamiento del voto en el exterior, aunque comparó que este es más barato que el envío de urnas al departamento de Gracias a Dios.

“Nos estamos quedando cortos porque somos de los países de Latinoamérica que tienen el precio per cápita por voto más bajo, es decir, hacemos elecciones casi con las uñas”, afirmó.

Ortez Sequeira explicó que los fondos que se le asignaron al RNP se acercan a los L500 millones, pero aclaró que no deben sumarse al costo global del proceso electoral porque ese organismo solamente colabora entregando la base de datos de los nuevos electores y emitiendo a estos sus tarjetas de identidad.

“No quisiéramos que esos fondos fueran sumables porque pareciera que se aumenta el proceso para eso. No debe ser así porque utilizan esos fondos para identificar a los hondureños. Una cosa es identificación y otra proceso electoral”, dijo. El magistrado aseguró que a la fecha la Secretaría de Finanzas adeuda al TSE un total de L448.6 millones, ya que solo han desembolsado 337.7 millones.

“Es una vergüenza”

Jorge Yllescas, exdirector de ingresos y analista político, consideró que el costo del proceso electoral es bastante elevado y es una “vergüenza” para un país como Honduras, que en este momento se encuentra en la ruina económica.

“En verdad es un proceso bastante caro, aunque debo decir que siempre el costo de la democracia es muy elevado. Ahora un costo elevado no es lo mismo que un costo exagerado”, acotó.

Dijo que el costo del proceso electoral podría recortarse sustancialmente si no existieran los tribunales municipales y departamentales que “no sirven para nada porque se trata de una figura muy antigua que no abona al proceso”.

Otro aspecto que contribuiría a reducir el costo de las elecciones es el pago de 500 lempiras a los representantes de los nueve partidos políticos en las 17,700 mesas electorales que estarán distribuidas en todo el país en este proceso eleccionario.

Expresó su preocupación por el derroche de dinero en la impresión de papeletas de votación para 5.3 millones de electores, cuando de todos es sabido que el 30% de ese censo electoral son personas fallecidas, inhabilitadas o que se encuentran fuera del país.

Añadió que a las urnas acuden un poco menos de 4 millones de electores, de modo que, si se logra controlar eso, el Estado ahorraría cientos de millones de lempiras creando un censo activo y uno pasivo.

Portal de transparencia desactualizado

Una de las novedades del actual proceso electoral es la creación del portal de transparencia de los partidos políticos que participan en los comicios del 24 de noviembre.

El portal es auditado por el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), pero contiene información desactualizada de los ingresos, egresos y aportaciones efectuadas a los partidos.

Esta iniciativa surge de las demandas de los ciudadanos de auditar la procedencia de los fondos y donaciones otorgados a los partidos por donantes anónimas y para evitar la filtración de dinero de procedencia ilícita en la campaña.

Lastimosamente, de los nueve partidos inscritos en el actual proceso de elecciones, tres no han acreditado la información de sus finanzas: el Partido Anticorrupción (PAC), que postula a Salvador Nasralla y Unificación Democrática y Democracia Cristiana.

El artículo 87 de la Ley Electoral establece que los partidos deben establecer sistemas contables que permitan controlar sus operaciones financieras por parte del TSE, pero en la práctica esto no se cumple.

Cumplimiento a la ley de transparencia

DC informe blanco

La Democracia Cristiana no tiene actualizado su estado financiero en el portal de transparencia del IAIP; solamente reporta que recibe fondos de colectas populares, pero no de contribuciones y donaciones anónimas.

AP 108 mil en caja

El novel partido Alianza Patriótica reporta un balance general de L108 mil en caja y bancos y en cuentas por cobrar.
También registra un total de 656 mil lempiras en activos y pasivos por un monto de L8.1 millones.

PL Déficit 2.1 millones

Hasta mayo de 2013, el Partido Liberal reporta 1.5 millones en contribuciones y otros ingresos por financiamiento. En contraste registra egresos por L 3.6 millones, con un déficit de L2.1 millones en el período.

PAC No hay informe

El Partido Anticorrupción es uno de los nueve partidos que no han subido su informe financiero, por lo que el IAIP ha emplazado a sus autoridades a subir la información so pena de multa.

Libre déficit de L40 mil

Hasta el 31 de julio de 2013, Libre reporta ingresos por L1,531,874 por aportaciones voluntarias diversas y otros ingresos. En contraste, sus egresos son de 1,572,707, con un déficit de más de L40,000.

Faper-UD sin registro de finanzas

La alianza Faper-UD es otro de los partidos que no han registrado sus estados financieros, de modo que se desconoce el monto de sus ingresos y egresos. En su sitio solo reporta que sus ingresos provienen de colectas populare.

PINU Reporte atrasado

El Pinu reporta hasta 2012 ingresos por 1,290,445 por cotizaciones, intereses bancarios y aportaciones de sus miembros. Sus egresos ascienden a 1,660,085 en gastos de campaña a escala nacional.

PN L268 mil es el saldo

Entre enero y diciembre de 2012, este partido reporta 22.1 millones en aportaciones voluntarias y otros ingresos. Sus egresos ascienden a L21.8 millones, con un saldo positivo en cuenta de 268,651.10.

Portal de transparencia desactualizado

Una de las novedades del actual proceso electoral es la creación del portal de transparencia de los partidos políticos que participan en los comicios del 24 de noviembre.

El portal es auditado por el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), pero contiene información desactualizada de los ingresos, egresos y aportaciones efectuadas a los partidos.

Esta iniciativa surge de las demandas de los ciudadanos de auditar la procedencia de los fondos y donaciones otorgados a los partidos por donantes anónimas y para evitar la filtración de dinero de procedencia ilícita en la campaña.

Lastimosamente, de los nueve partidos inscritos en el actual proceso de elecciones, tres no han acreditado la información de sus finanzas: el Partido Anticorrupción (PAC), que postula a Salvador Nasralla y Unificación Democrática y Democracia Cristiana.

El artículo 87 de la Ley Electoral establece que los partidos deben establecer sistemas contables que permitan controlar sus operaciones financieras por parte del TSE, pero en la práctica esto no se cumple.

 

http://www.laprensa.hn/honduras/tegucigalpa/390965-96/m%C3%A1s-de-l1800-millones-es-el-costo-de-todo-el-proceso-electoral