México y Jamaica tienen la mayor caída del gasto público en América Latina

Contrasta con países de América del Sur, donde ese renglón ha mostrado tendencia a subir

Turismo, remesas, ingresos fiscales y exportaciones bajaron más que en las otras naciones.

 El gasto público en México cayó más de un punto porcentual del producto interno bruto (PIB), con lo que ocupó el segundo lugar entre 28 países de América Latina y el Caribe con la mayor reducción en ese renglón en un año, sólo superado por Jamaica, donde el retroceso superó 2.5 puntos porcentuales en el mismo periodo, indica un reciente análisis de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Tal situación contrasta con lo que sucede en el resto de la región, ya que el gasto público ha mostrado una tendencia al alza en algunos países, sobre todo en América del Sur, como parte de los esfuerzos por dinamizar la demanda interna ante el debilitamiento del sector externo, puntualiza el organismo.

En promedio, la variación interanual del gasto como porcentaje del PIB de los nueve países sudamericanos analizados por la Cepal rebasó el 1.5 por ciento en cuatro trimestres consecutivos hasta junio de 2013, en comparación con 12 meses previos a dicho periodo.

El informe destaca los casos de Argentina y Bolivia, que han hecho un fuerte aumento del gasto de más de 4 y 3 por ciento respectivamente, pero también de Paraguay y Ecuador, con 1.5 y más de 2 por ciento pese a la caída de ingresos. En Perú, Chile, Colombia y Uruguay se han producido igualmente crecimiento del gasto por encima del PIB (de entre 0.5 y más de uno por ciento). Menciona que en Brasil aumentó levemente como porcentaje del PIB, influido por la notoria reducción del pago de intereses.

En cambio, la Cepal advierte que los países del Caribe han continuado ajustando su gasto en un esfuerzo por reducir déficit y el peso de su deuda pública, mientras en Centroamérica se observó una reducción modesta del gasto público como porcentaje del PIB.

En el caso de México, el organismo señala que el año también comenzó con un gasto muy moderado que debería expandirse en el resto de 2013, de acuerdo con los anuncios recientes en sentido de acelerar la ejecución presupuestaria y con la ampliación de las metas del déficit para este año y el siguiente

Panorama mixto

Como ocurrió en la crisis financiera de 2008-2009, no es el único indicador donde México muestra retrocesos mayores a la región. El análisis de la Cepal sobre las consecuencias macroeconómicas que la coyuntura económica internacional ocasiona a América Latina y el Caribe, revelan que las cifras de México en turismo, remesas, ingresos fiscales y exportaciones han caído más que la del resto de las naciones analizadas. No obstante, hay otros indicadores, como la inflación o las reservas internacionales en las que México presenta mejores cifras que el resto.

El panorama de las remesas también es mixto: han aumentado en los países centroamericanos, pero se han reducido en Ecuador y México, sostiene. En el primer semestre de este año las remesas en México cayeron casi 10 por ciento, el mayor desplome de la región, seguido de Ecuador con un retroceso de 8 por ciento.

En cuanto al turismo, el informe refiere que el flujo de visitantes internacionales se redujo 1.4 por ciento en México entre enero y mayo, en contraste con la caída de uno por ciento observada por Centroamérica y el aumento de visitantes que reportaron los países sudamericanos y caribeños.

Se estima que la reducción de las remesas enviadas a México refleja que los migrantes mexicanos en Estados Unidos trabajan mayormente en aquellos sectores que fueron más afectados durante y después de la crisis económica y financiera mundial (construcción, manufacturas y comercio), así como el hecho de que la inmigración mexicana muestra un estancamiento e incluso cierta reversión, explica la Cepal.

Tanto por las remesas como por un déficit en la balanza comercial, añadió, México presenta un deterioro en su cuenta corriente, aunque esta situación la comparte casi toda la región.

Sin embargo, las remesas crecieron en El Salvador, República Dominicana, Colombia, Guatemala, Nicaragua y Honduras en cifras que oscilaron de 0.5 por ciento hasta 9.5 por ciento en la primera mitad de 2013.