Mujica anuncia hoy su decisión sobre el pedido de la pastera UPM

El presidente José Mujica anunciará hoy su decisión sobre el pedido de UPM para aumentar su producción. Ayer se concretó la reunión en Buenos Aires entre el canciller uruguayo, Luis Almagro y su colega argentino Héctor Timerman.

Bajo la amenaza de la presidenta Cristina Fernández de llevar a Uruguay nuevamente a la Corte de La Haya si se autoriza a UPM incrementar su producción, el canciller Almagro concurrió ayer a la reunión, en la nueva sede la cancillería argentina, con técnicos y la subsecretaria de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Raquel Lejtreger. Timerman los recibió acompañado por el embajador argentino en Uruguay, Dante Dovena. La reunión comenzó por la mañana y se extendió hasta las 18.

Tras la reunión, que se acordó el lunes entre los presidentes Mujica y Cristina Fernández luego de la inauguración de un catamarán de la empresa Buquebus, no hubo comunicado oficial ni declaraciones de los cancilleres, tampoco anuncios de avances en la tensa negociación.

Sin conocer el resultado del encuentro, Mujica dijo ayer en la mañana que hablaría del asunto hoy, dejando entrever que la espera terminará y que, como adelantó la semana pasada y reiteró el lunes ante el Consejo de Ministros, permitirá que UPM incremente su producción en 100.000 toneladas (la empresa finlandesa pidió 200.000 toneladas).

Quizás porque preveían este desenlace, ayer los políticos de Entre Ríos lanzaron una nueva ofensiva sobre la planta y se declararon en pie de guerra.

El gobernador de la provincia, Sergio Uribarri, lanzó desde Twitter que: “La Corte Internacional (de La Haya) fijó el límite de producción en un millón de toneladas para la empresa cuando emitió el dictamen. El diálogo es importante, pero el aumento de la producción de UPM es algo claramente no negociable”. En declaraciones a la prensa agregó que “confía en el diálogo con Uruguay” pero “más confía en La Haya”. Y reiteró que el aumento de producción a UPM “no se negocia”.

Y el intendente de Gualeguaychú, Juan Bahillo, dijo, por su parte, que “el río Uruguay no resiste un aumento de la producción” de UPM.

Esa es la línea que mantiene el gobierno argentino que asegura que el río está al límite de contaminación no solamente por la acción de UPM sino por la polución originada en Brasil. Uruguay no comparte esa evaluación (ver nota aparte).

Ante la posibilidad de que Argentina vuelva a La Haya, Almagro dijo el lunes en el Consejo de Ministros que a Uruguay le asiste la razón, que no se violó el Estatuto del Río Uruguay ni el fallo de la Corte, por lo que la eventual demanda se ganará.

Según Almagro, los plazos luego de comunicarle la situación a Argentina fueron cumplidos. Sin embargo, Timerman sostiene lo contrario.

En el gobierno argentino también existe la percepción de que UPM presiona al conjunto del sistema político uruguayo. Hay también reticencia argentina a que una eventual segunda planta de celulosa se instale cerca del río Negro porque ese curso de agua desemboca en el Uruguay.

En la decisión que debe adoptar Mujica está en juego el reclamo de UPM para potenciar sus negocios. La empresa capta el 40% de la madera cosechada en Uruguay y es origen de un tercio de la celulosa que el grupo finlandés, uno de los líderes en su negocio a nivel mundial, produce en Europa, América y Asia.

Mujica conversó ayer con el intendente de Río Negro, Omar Lafluf, a quien le dijo que estaba meditando una decisión.

La semana pasada, en declaraciones a la cadena Bloomberg, Mujica dejó vislumbrar que a cambio de algunas inversiones ambientales, la fábrica podría producir el tonelaje adicional requerido hace ya más de un año.

La fábrica terminó su etapa de mantenimiento y está procesando a ritmo lento algunos miles de toneladas de madera remanentes.

Si recibe el permiso que pidió podría retomar su ritmo habitual de actividad. Si no es autorizada a producir más, debería permanecer inactiva hasta los primeros días de noviembre porque ya prácticamente agotó su cuota anual de madera para procesar. “Aparentemente nos tendremos que acostumbrar a tener este lío por los próximos 40 años que tiene de funcionamiento la planta. Así ha sido la historia desde que nació este tema” reflexionó Lafluf.

En la mañana del martes, una delegación de los militantes ambientalistas de Gualeguaychú se reunió dos horas con el secretario de Ambiente argentino, Juan José Mussi, pero no se llevaron muchas promesas.

Mussi solamente se comprometió a que el gobierno nacional ayudaría con la instalación de equipos de monitoreo de calidad del aire en Gualeguaychú, con lo cual no dio el espaldarazo claro del gobierno nacional que esperan los ambientalistas. Pese a que se había mencionado que manifestarían cuando se presentara el nuevo barco de Buquebus, finalmente no se los vio. Sí se pudo ver a una veintena de militantes de “La Cámpora” (juventud kirchnerista argentina) que portaban banderas con los rostros del expresidente Néstor Kirchner, de Eva Perón, Diego Maradona y del fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez. Fernández los saludó brevemente con la mano y una sonrisa al llegar al acto.

La vuelta a la actividad plena de UPM es aguardada con expectativa por transportistas, trabajadores y productores forestales que habían advertido de las consecuencias muy negativas de que estuviera parada dos meses.

Planean otro puente

Aunque discrepan con respecto a UPM, Argentina y Uruguay están cooperando para llamar a licitación para construir un puente entre las localidades de Monte Caseros y Bella Unión (que de acuerdo con el último censo, tiene 12.200 habitantes). La iniciativa de construir el puente partió de los habitantes de las dos localidades. Sería el noveno puente que cruzaría el río Uruguay. Hay tres entre Uruguay y Argentina

El Gobierno considera “normal” el nivel actual de contaminación existente en el río Uruguay

Contrariamente a lo que se considera en Argentina, en el gobierno uruguayo se entiende que los 500 kilómetros del río Uruguay compartidos con el país vecino están, en términos generales, en buen estado desde el punto de vista ambiental.

De todas formas, en algunos tramos existe un cierto deterioro como consecuencia de las floraciones de cianobacterias, que a su vez provocan la proliferación de algas. Esta situación se produce como consecuencia del incremento de los nutrientes presentes en el río debido a los aportes de aguas residuales domésticas, industriales, agrícolas o ganaderas con mucho nitrógeno o fósforo.

“Es algo que pasa en todos los ríos del mundo y que en el caso del Uruguay ocurre en ambas orillas”, aseguraron a El País fuentes técnicas del gobierno uruguayo. En este sentido, explicaron que la CARU ha advertido a los respectivos gobiernos respecto a la necesidad de mejorar el tratamiento de efluentes con piletas de tratamiento y con una mejoría en los emisores que, o no existen, o necesitan ser más largos en algunos puntos. Fertilizantes, agroquímicos y la madera (que porta fósforo) son algunos de los elementos que también contribuyen a esta situación.

“El fósforo claramente no debe subir pero es uno de los más de 40 parámetros utilizados para medir la calidad del agua”, dijeron las fuentes.

El fallo de la Corte Internacional de La Haya sobre el diferendo que provocó la instalación de UPM (ex-Botnia) en Uruguay señalaba que ambos países consideraban elevado el nivel de fósforo en el río pero los integrantes del panel que laudó, consideraban que la parte atribuible a la acción de la planta era irrelevante.

Con la participación de los municipios ribereños de ambas orillas, la CARU viene realizando muestreos de agua que son publicados periódicamente y va a difundir un manual de buenas prácticas para que, por ejemplo, las personas alérgicas puedan conocer cuáles playas los pueden afectar por la presencia de algas. Los puntos donde las aguas no fluyen tan rápidamente, como la zona cercana al embalse de la represa de Salto Grande, presentan más concentración de algas.

Las fuentes adelantaron que Argentina y Uruguay ya tienen definido un plan de monitoreo de la calidad de las aguas para el tramo del río que comparten.

En cuanto a la población de peces, las fuentes aseguraron que no se puede establecer ningún tipo de relación entre la presencia de UPM y su mortandad. “Los episodios de mortandad que han existido se deben a cambios bruscos en la temperatura del agua por otros motivos. Se establecen vedas y reglamentaciones y se estudian sus migraciones”, aseguraron.

No existe preocupación por contaminación en el tramo brasileño del río.

 

http://www.elpais.com.uy/informacion/mujica-anuncia-decision-upm.html

El gobernador de la provincia argentina de Entre Ríos rechazó que UPM suba su producción de celulosa

En el mismo día en que las delegaciones argentina y uruguaya se reunieron en Buenos Aires para abrir el diálogo por el pedido de Montevideo para que la pastera UPM (ex Botnia) pueda ampliar su producción, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, reiteró su rechazo a cualquier medida en ese sentido. “La Corte Internacional fijó el límite en un millón de toneladas para la empresa cuando emitió dictamen y todo aumento en la fabricación de pasta de celulosa por parte de UPM modifica ese fallo judicial”, afirmó el mandatario provincial.

Nota completa: http://tiempo.infonews.com/2013/10/02/argentina-110453-urribarri-ratifico-su-rechazo-a-que-upm-suba-su-produccion-de-celulosa.php