Mujica autorizó el aumento de producción de UPM y Argentina anunció que irá a La Haya

El presidente José Mujica justificó su decisión y consideró que se vio acorralado por la amenaza de Argentina de ir La Haya.

La decisión del presidente José Mujica de autorizar a la empresa UPM a producir 100.000 toneladas más de celulosa enfureció al gobierno argentino, que anunció que el diálogo “está roto”, llevará el caso a La Haya y divulgó un informe ambiental.

En medio de gran expectativa y sabiendo las consecuencias que traería su decisión, Mujica anunció personalmente en su despacho del piso 11 de la Torre Ejecutiva que UPM podrá aumentar su producción en 100.000 toneladas de celulosa al año. No aceptó preguntas de los periodistas.

Serio y mirando sus apuntes manuscritos, Mujica explicó que “la función de gobernar a veces nos obliga a tomar decisiones dolorosas” y reconoció que su resolución probablemente cause “tensión, malentendidos, pero nadie va a separar de mi corazón el cariño y respeto que le tengo al pueblo argentino”.

“Nos hemos quedado en los hechos, sin espacio para poder negociar con respecto a la demanda que hace un par de años venía haciendo UPM para aumentar en un diez o veinte por ciento su producción”, dijo un Mujica que parecía apesadumbrado y que reconoció que su decisión era “inoportuna” por encontrarse Argentina en una etapa electoral.

Mujica enfatizó que la autorización a aumentar la producción de celulosa era provisoria, revocable y condicionada a la construcción de una torre de enfriamiento que llevara por debajo de los 30 grados la temperatura de los fluidos que produce la empresa. Pero eso no evitó que, apenas dos horas después de que hablara, el canciller argentino Héctor Timerman, flanqueado por el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, anunciara en Buenos Aires que su país volverá a La Haya y que consideraba roto el diálogo con Uruguay. Los militantes ambientalistas de Gualeguaychú ya mostraron su furia.

En términos diplomáticos, la réplica argentina fue muy dura y tensó al máximo la relación bilateral. Timerman dijo que la decisión uruguaya “viola la soberanía ambiental argentina” y lamentó que “los intereses de la empresa se convirtieron en factor determinante de la relación bilateral”. Anunció que el gobierno llevará el caso a La Haya.

Sugestivamente, el canciller uruguayo, Luis Almagro, no acompañó a ayer a Mujica durante su anuncio. Almagro mantuvo el martes una larga y tensa reunión con Timerman en Buenos Aires que no logró desbloquear la situación y volvió pesimista de la capital argentina. El prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, explicó a los periodistas que la ausencia se debía a que el anuncio refería a una decisión interna uruguaya por lo que no era necesaria la presencia del canciller. Cánepa y el secretario de la Presidencia, Homero Guerrero, acompañaron al presidente, sentados a su izquierda.

Mujica enfatizó que UPM presenta los mejores indicadores ambientales entre las empresas que fabrican celulosa a partir de eucaliptus y que deberá rebajar el contenido de fósforo de sus desechos que van al Río Uruguay. Y dejó entrever que no le inquieta volver a La Haya. “Tenemos que señalar que del punto de vista jurídico los procedimientos que se han aplicado para tomar estas decisiones son correctos, no merecen objeción, son defendibles y atendibles”, aseguró. La oposición salió a respaldar al presidente.

Mujica dijo entender que Argentina está en campaña electoral “y naturalmente el clima cuando existen elecciones, no es el más adecuado como para tener razonabilidad”.

“Muchas veces y en notoria soledad política he luchado por mantener la relación con la República Argentina, a veces contra viento y marea, porque me lo enseñó la historia nacional y americana y porque sé perfectamente que ello le conviene a mi pueblo trabajador”, sostuvo. “Todavía puedo decir más, en el sentido histórico el pueblo argentino es también mi pueblo porque soy federal por concepción política y artiguista. Pero estoy en este país, tengo que ver las cosas con la óptica de los intereses de la gente que vive y trabaja en Uruguay”, explicó. Y aludió al “enorme valor de la cadena laboral que rodea todo esto” que “significa bienes y valores que dan de vivir a mucha gente”.

Mujica también dejó entrever que en el próximo período de gobierno se concretarán enormes inversiones en celulosa y biocombustibles cerca de la frontera con Brasil. Y esas inversiones “dependen de la seguridad que pueda percibir gente que está en bolsas lejanas que por ahí son las que toman las decisiones”.

Uruguay, agregó, ha logrado la creación de puestos de trabajo como consecuencia de la duplicación de los niveles de inversión.

Pareció apelar a la comprensión de Argentina, señalando que determinados desafíos en materia de inversiones son demasiado grandes para que Uruguay los afronte sin capital extranjero. “Es un desafío parecido a cuando la República Argentina apeló a explotar los yacimientos potenciales que tiene en Vaca Muerta y tuvo que acudir a empresas del exterior y naturalmente tienen sus prerrogativas. Seguramente la Argentina sola no podía. Nosotros tampoco podemos llevar solos, con nuestros recursos, estas cuestiones adelante”, agregó.

Todo lo ocurrido, dijo un Mujica sombrío, “me duele mucho”. Sin embargo, Mujica ya intuía este desenlace el lunes, antes de reunirse con la presidenta argentina, Cristina Fernández, en la inauguración de una embarcación de Buquebus.

En el Consejo de Ministros de ese día, Mujica anunció su decisión y dejó entrever que la consecuencia sería un nuevo litigio en La Haya y, eventualmente, nuevos cortes en el puente San Martín.

Lo ocurrido ayer demuestra que la larga y tensa reunión de unas cuatro horas que Almagro mantuvo con su colega de Argentina, en el piso 13 de la cancillería de ese país, nada solucionó. Almagro, a quien acompañaba la subsecretaria de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Raquel Lejtreger, se mostró convencido de que Uruguay saldrá airoso de un eventual nuevo laudo en La Haya y destacó la importancia para la economía uruguaya de la industria de la celulosa.

La tesis de Timerman era que la decisión de La Haya asumía una producción anual de un millón de toneladas y que Uruguay pretendía alterar ese tope, por lo que debía consultar y obtener la aprobación de Argentina para hacerlo. Según Argentina, Uruguay violó plazos que establece el Estatuto del Río Uruguay.

Dicha reunión fue la última bala de Mujica en el conflicto con Argentina. El resultado está a la vista.

“Genera más fósforo el tajamar de mi chacra que la planta de UPM”

El presidente José Mujica tuvo oportunidad de explayarse y hacer catarsis sobre la situación con Argentina en una larga cena para recaudar fondos para el Plan Juntos realizada ayer en el Quincho Varela, cerca de su chacra.

“Genera más fósforo el tajamar de mi casa que la planta de UPM”, dijo, según un Twitter de Enrique Rivero, ex funcionario de la Unidad de Información del Ministerio del Interior, y uno de los asistentes a la cena. En la reunión se lo veía enojado con Argentina y también consideró que “me acorralaron políticamente con lo de La Haya”. A la salida de la cena, se le preguntó a Mujica por su impresión sobre los dichos de Timerman y dijo: “¡uhhh!, esto va a seguir”.

El sindicato de los trabajadores papeleros consideró “aceptable” la decisión “porque nos da más tranquilidad”, dijo su presidente, Julio Burgueño.

La Sociedad de Productores Forestales, señaló su gerente Atilio Ligrone, entiende que la de Mujica es una decisión “positiva más allá de que es parcial porque es una señal para cualquier inversor de que se lo respeta si cumple con el marco normativo”.

http://www.elpais.com.uy/informacion/mujica-se-decidio-desato-furia.html

 

Argentina recurrirá a la Corte Internacional de La Haya

El canciller de la Nación, Héctor Timerman, anunció este miércoles que la decisión de Uruguay de autorizar el aumento de la producción a la pastera UPM (ex Botnia) “dejó a nuestro país en la obligación de recurrir a la Corte Internacional de La Haya”.

En ese sentido, el canciller argumentó que la decisión uruguaya “afecta y viola los tratados internacionales y la sentencia de la propia corte de La Haya”, en una rueda de prensa junto al gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri.

Más temprano, el presidente uruguayo, José Mujica, autorizó a UPM a aumentar su producción en 100 mil toneladas y manifestó: “Me duele mucho, esto puede crear tensiones y malentendidos”, por la resistencia argentina que advierte con llevar nuevamente el caso a La Haya.

“Argentina solicitó seguir dialogando pero Uruguay no respondió. La empresa aumentó el ritmo de producción dejando a miles de obreros sin trabajo con un accionar extorsivo al que algunos parecen haberse sometido”, agregó Timerman.

Además, el funcionario nacional remarcó: “Argentina lamenta que los intereses de Botnia sean tan poderosos que determinen la relación entre Uruguay y Argentina. Impediremos ser doblegados por una empresa trasnacional”.

“Uruguay ha roto el diálogo unilateralmente. La Argentina se encuentra liberada de la obligación de anunciar conjuntamente los informes ambientales”, sostuvo.

Para explicar la postura y según detalló el canciller, en las aguas del río Uruguay se detectaron irregularidades en la temperatura del agua, así como un alto contenido de fósforo en el efluente, la presencia de pesticidas, cromo y fenoles.

“Incluso, el endusolfan fue prohibido en Uruguay por el propio Mujica”, señaló. Para graficar, dio algunos números: tanto fenoles como cromo superan en un 400 por ciento el máximo permitido.

Por su parte, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, afirmó: “No entendemos por qué ponen en riesgo una relación fraternal de años, y menos teniendo en cuenta la crisis que ya venimos con esta pastera”.

También le brindó un mensaje a aquellos que decían que esta postura argentina tenía que ver con el cronograma electoral: “Es ofensivo e inaceptable”.

“Nuestra postura tiene que ver con la amenaza y el daño que hoy ya hace. Imagínense con el aumento de la producción…”, sostuvo el gobernador.

La autorización es de carácter “provisorio y revocable” y representa la mitad de lo solicitado por la empresa porque “se está exigiendo la instalación de una torre de enfriamiento para asegurar que los fluidos lleguen al río a una temperatura abajo de los 30 grados”, explicó por su parte el canciller.

 

http://www.infonews.com/2013/10/02/politica-101079-ex-botnia-argentina-recurrira-a-la-corte-internacional-de-la-haya.php

 

Los ambientalistas de Gualeguaychú anunciaron una marcha a Fray Bentos y prometen “acciones secretas”

La Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú resolvió esta noche realizar una caravana el próximo domingo a Fray Bentos, que será encabezada por el intendente kirchnerista Juan José Bahillo, y si bien no se aprobaron cortes, sí se anunció el regreso de “acciones secretas”.

En la reunión, se aprobó la elaboración de un petitorio para entregar al intendente uruguayo de Río Negro, en Fray Bentos, Omar Lafluf. Además, se invitó a participar a concejales, legisladores, representantes de entidades intermedias y vecinos en general.

Nota completa: http://www.clarin.com/politica/ambientalistas-Gualeguaychu-anunciaron-Fray-Bentos_0_1003700165.html

 

Declaración completa del canciller Timermanhttp://www.mrecic.gov.ar/declaraciones-del-canciller-hector-timerman-y-del-gobernador-de-entre-rios-segio-urribarri-en-la-0

La cronología del conflicto: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/1-65235-2013-10-03.html