Travestis y transexuales obtienen derecho a usar nombre social en universidad brasileña

Travestis y transexuales ya pueden incluir su nombre en los registros funcionales y académicos en la Universidad Federal de Ceará. La resolución que se ocupa de la materia fue aprobada por unanimidad en una reunión del Consejo Universitario (Consuni), el pasado viernes (4) y establece que la denominación social debe ser registrada en los documentos de los servidores y estudiantes de la UFC, seguido por el nombre del registro civil entre paréntesis.

El nombre social es el aquel con que las personas transgénero se identifican y desean ser reconocido y llamado por la sociedad. La resolución permite que estos ciudadanos tengan su denominación social registrada en los documentos de la Universidad, con excepción de diplomas, certificados, declaraciones y actas de graduación de los alumnos, que deberá contener el nombre civil para ser reconocidos. En la ceremonia oficial de entrega de grados, sin embargo, será efectuada considerando el nombre social.

En documentos de uso interno de la Universidad, abierto a la vista del público, sólo debe ser registrado el nombre social, acompañado por el número de registro social (para estudiantes) o SIAPE (para servidores). La norma también se aplica a las listas de presencia de los estudiantes. En documentos de identidad estudiantil, dirección de correo electrónico y nombre del usuario en sistemas de informática, debe constar apenas el nombre social.

La resolución establece que quienes optaren por la inclusión del nombre social en sus registros deberán ser llamados oralmente sólo para él, sin mención del nombre civil, en el tratamiento institucional. Sin embargo, para participar en los consejos o comisiones institucionales, las actas respectivas traerán sólo nombre civil. Los procesos de selección interna de la UFC, a partir de la resolución, aceptarán documentos que contienen el registro civil y el nombre social.

La inserción del nombre social de transgéneros en los registros académicos y funcionales es un instrumento que pretende garantizar el respeto de los derechos humanos, combatiendo los prejuicios y la intolerancia en la institución. Según el Rector de la UFC, Prof. Jesualdo Pereira Farias, “la Universidad siempre está procurando comprender y adoptar medidas para todo tipo de inclusión y no debe admitir forma alguna de discriminación”.

La Directora del Centro de Humanidades, Profª. Vládia María Cabral Borges, elogió la iniciativa. Dijo que fue testigo de varios casos de desconcierto entre los alumnos transgéneros de la institución en sus actividades rutinarias, como la respuesta a lista de presencia. Veo a estudiantes que sufren a diario por tener un nombre que no coincide con su identidad y estoy contenta al ver aprobada esta resolución”, dijo.

Los procedimientos – Para la inclusión del nombre social, las personas interesadas necesitan pedirlo en la instancia correspondiente de la Universidad. Estudiantes de grado y Postgrados deben buscar, respectivamente, el decano de estudios de pregrado y el decano de estudios de investigación y postgrado. En el caso de los maestros y servidores técnicos y administrativos, la solicitud se realiza en la Pro-Rectoría de administración de personal (Progep). Para aquellos menores de 18 años, la solicitud deberá ser acompañada por el consentimiento por escrito de los padres o tutores legales, reconocido en el Registro.

Comisión.- la iniciativa surgió de la petición hecha por la comunidad académica que deseaba utilizar el nombre social en su documentación y cumple con las recomendaciones formuladas por la Comisión Especial de Derechos Humanos de la UFC. La Comisión inició sus trabajos el 31 de mayo con el objetivo de presentar un conjunto de propuestas para la política de promoción y protección de los derechos humanos en la institución.

El documento fue presentado en la última reunión del Consuni y reúne pautas para estimular el respeto a la diversidad de orientación sexual, étnica, cultural, ideológica y religiosa en el seno de la comunidad universitaria. El informe final incluye propuestas de acciones dirigidas a la actualización de los marcos normativos y regulatorios que sustenten la libre expresión y la promoción de los derechos humanos en su concepto más amplio y que, al mismo tiempo, cohíban comportamientos ilegales y criminales.

Según el Recto Jesualdo Pereira Farias, la Comisión Especial de Derechos Humanos de la UFC, refrendó lo que ya era política de la Universidad. Añadió que el siguiente paso es institucionalizar esa política. “Vamos a trabajar desde la perspectiva de la implementación de una Comisión permanente (derechos humanos), elección de sus miembros y elaborar su Reglamento interno”, dijo.

* Coordinación de Comunicación Social y Marketing Institucional de la UFC

http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=78026