Comité de la ONU ratifica libre determinación de Puerto Rico y pide a EEUU liberar a presos políticos

Se hace sentir la ONU

El Comité de Descolonización de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó ayer, sin oposición, una nueva resolución que reconoce el derecho de Puerto Rico a la libre determinación y la independencia, y solicita además que el caso de la Isla se discuta en la Asamblea General de este organismo.

Esto significa que en 33 ocasiones el Comité de los 24-denominado así por el número de sus miembros- ha aprobado resoluciones similares. Sin embargo, el asunto no ha sido elevado al pleno de la ONU.

La resolución fue presentada ayer por el embajador de Cuba, Rodolfo Reyes con el apoyo de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, el Movimiento de Países No Alineados y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

La resolución pide además al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que ponga en libertad a los presos políticos Oscar López Rivera y Norberto González Claudio. Ayer, el pedido por la liberación de López Rivera, ocupó un espacio y hasta minutos de silencio en la mayoría de los testimonios de los peticionarios.

La resolución fue aprobada por el Comité de Descolonización luego que se otorgó audiencia a la mayoría de los 47 testimonios de representantes de organizaciones políticas y comunitarias y civiles en su mayoría provenientes de Puerto Rico.

El presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, criticó a la administración de Alejandro García Padilla “por su inacción” luego que el electorado puertorriqueño votó en un plebiscito en contra del status político actual.

Pierluisi repasó los resultados del plebiscito celebrado el pasado 6 de noviembre de 2012, donde el 54% de los electores rechazaron el estatus actual y el 61% escogió la estadidad como la fórmula de status político.

“Desafortunadamente, el Gobierno actual en Puerto Rico es controlado por un partido que ha perfeccionado el arte de hablar mucho sobre lo importante que es resolver el problema de estatus de Puerto Rico y, a la misma vez, hacer nada al respecto”, sentenció Pierluisi.

El líder estadista compareció a la vista celebrada ayer “en representación de los que exigen igualdad de derechos democráticos y políticos y los que rehúsan aceptar ser ciudadanos de segunda clase”. Pierluisi aseguró ante el Comité de los 24 que “el movimiento estadista se ha convertido en “la fuerza política predominante en Puerto Rico”.

Por su parte, el secretario general del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau, celebró la resolución presentada por Cuba en reclamo de la libre determinación e independencia de Puerto Rico.

“Tengo la esperanza además, al igual que ustedes, que el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ya libre de presiones eleccionarias, y aunque fuera sólo por asegurar que su nombre no quede asociado para siempre con la ignominia de ser el carcelero de un gigante, ponga por fin en libertad a Oscar López Rivera”, agregó Dalmau ante el Comité de Descolonización.

Dalmau presentó además la ponencia escrita del exprimer ministro de Grecia, George Papandreou, presidente de la Internacional Socialista en favor de la libre determinación de Puerto Rico y la liberación de Oscar López Rivera.

Papandreou destacó en su ponencia que desde  hace tres décadas, la Internacional Socialista se ha expresado en apoyo a la independencia de Puerto Rico.

En tanto, el doctor Ricardo (Ricky) Rosselló Nevares se unió al reclamo para que la Asamblea General de la ONU atienda de nuevo el caso de Puerto Rico.

“La ONU tiene una clara dirección para erradicar el coloniaje a nivel global.  Por tanto, tiene la entera potestad de actuar contundentemente sobre el asunto.  Es hora de rectificar la historia para que finalmente se haga justicia al pueblo puertorriqueño.  Y el poder para lograr esa merecida justicia está en sus manos”, sentenció Rosselló Nevares.

Mientras, el representante del PNP, José (Quiquito) Meléndez, pidió a la CELAC que “respete la decisión del pueblo de Puerto Rico de anexarse a los Estados Unidos” que, a su juicio, quedó evidenciado en el plebiscito de status de 2012.

Por su parte, la presidenta del Colegio de Abogados, Ana Irma Rivera Lassen, repasó los resultados del plebiscito de status que rechazó el status político actual y declaró que el presidente Obama “anunció planes de iniciar otro proceso de consulta al pueblo de Puerto Rico que entendemos no cumple con los requisitos para la descolonización, no reconoce la resolución 1514 (XV), ni el derecho internacional aplicable. Tampoco se trata de un proceso vinculante”.

Única voz roja en la ONU

Aunque el secretario del Partido Popular Democrático (PPD), Jorge Suárez, había adelantado que la colectividad no enviaría representantes a la sesión del Comité de Descolonización de la ONU, el legislador Charlie Hernández participó mediante un ayudante con una ponencia escrita.

José Ortiz leyó la ponencia del legislador del sector soberanista del PPD en la que reclamó a Estados Unidos “que no siga justificando su inacción en la falta de consenso entre hermanos puertorriqueños y exprese qué está dispuesto a hacer para atender este centenario dilema”.

Asimismo, Hernández criticó a la ONU por no tomar acción sobre el caso de Puerto Rico luego de 32 resoluciones aprobadas por el Comité de Descolonización.

“Por mi insatisfacción ante la inacción de las Naciones Unidas en el caso de Puerto Rico, he llamado esta visita la ‘peregrinación inútil’.  Sabemos de antemano el resultado: aprobarán una resolución similar a la de años anteriores y no tomarán acciones concretas.  Algunos se darán por satisfechos, otros se burlarán del proceso y otros nos quedaremos con la triste ilusión de que algún día atenderán el reclamo justo de descolonización”, concluyó la ponencia de Hernández.

http://elvocero.com/se-hace-sentir-la-onu/

 

Resolución a favor de libre determinación e independencia de Puerto Rico

El Comité de Descolonización de las Naciones Unidas ratificó esta tarde, por consenso, la resolución en la que reafirma el derecho de la Isla a su libre determinación e independencia, y reclama, entre otras cosas, la excarcelación del prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera.

El debate de hoy precede el inicio el mes próximo de las audiencias de la Legislatura de Puerto Rico en torno a un nuevo proceso de status, que el gobierno de Alejandro García Padilla ha dejado entrever que sería una Asamblea de Status o un plebiscito de varias alternativas.

El debate cerró con la presentación de la representante de Costa Rica, Carol Arce, quien habló a nombre de los 33 países que componen la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

“Los estados miembros de la CELAC reiteramos el carácter latinoamericano y caribeño de Puerto Rico, y al tomar nota de las resoluciones sobre Puerto Rico adoptadas por el comité especial de Descolonización de las Naciones Unidas, reiteramos que es asunto de interés de CELAC”, indicó Arce, ministra consejera, al leer los acuerdos de la reunión cumbre de enero pasado del organismo regional.

“Nada ni nadie podrá impedir que un día (Puerto Rico) esté sentado aquí con los miembros de la región a la que pertenece”, indicó, por su parte, el embajador nicaragüense, Jaime Hermida.

La resolución fue presentada por Cuba, con el respaldo de Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.

Las más de 40 ponencias estuvieron centradas en reclamos para acabar con la situación colonial de Puerto Rico, presionar a favor de la excarcelación de López Rivera y exigir al gobierno federal que atienda con mayor urgencia la descontaminación y limpieza de los antiguos terrenos militares en Vieques y Culebra.

Sectores estadistas, sin embargo, impulsaron que el Comité de Descolonización mantenga sus manos fuera del debate.

De hecho, el presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, consideró que con el lenguaje federal de status que puede permitir vincular al Secretario de Justicia de Estados Unidos con un plebiscito reglamentado en la isla, la presión debe estar sobre el gobierno de García Padilla.

“Este Comité ha criticado al gobierno de Estados Unidos por su falta de acción para lograr que Puerto Rico tenga un estatus democrático y digno. Conforme a ese principio, este Comité debe ahora hacer un claro llamado al gobierno de Puerto Rico para que celebre la consulta propuesta. Eso es lo que esperan los puertorriqueños”, indicó el comisionado Pierluisi.

Doce de los 29 miembros del  Comité de Descolonización son miembros de la CELAC, que le que ha permitido a Latinoamérica  y el Caribe tener un organismo hemisférico independiente a la Organización de Estados Americanos (OEA), que también reúne a Estados Unidos y Canadá.

Después del plebiscito de 2012, en el que el 54% de los puertorriqueños rechazó el actual status territorial, el gobierno federal se ha limitado a ofrecer vincular al Secretario de Justicia de Estados Unidos con el análisis de las definiciones de las alternativas de un plebiscito de status, a cambio de $2.5 millones para financiar un próximo plebiscito.

El proceso, sin embargo, deberá reglamentarse en San Juan y el proceso, como los anteriores, no sería vinculante para el Congreso.

Algunas de las expresiones que se hicieron durante las varias horas que ha durado la sesión son las siguientes:

Ana Irma Rivera Lassén, presidenta del Colegio de Abogados:

“El año pasado expresamos que en la última consulta o referéndum que se realizó en Puerto Rico sobre las diferentes opciones de status, mayoritariamente el pueblo de Puerto Rico rechazó permanecer en la actual situación colonial. El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, sin embargo, anunció planes de iniciar otro proceso de consulta al pueblo de Puerto Rico que entendemos no cumple con los requisitos para la descolonización, no reconoce la resolución 1514 (XV), ni el derecho internacional aplicable. Tampoco se trata de un proceso vinculante”.

Pedro Pierluisi, presidente del PNP y comisionado residente en Washington:

“He propuesto que se utilicen los fondos (federales) disponibles para efectuar una votación sobre la admisión de Puerto Rico como un estado de Estados Unidos. Este enfoque es justo y razonable, ya que aquellos que apoyan esa admisión pueden votar “Sí”, y aquellos que se oponen pueden votar “No”. Esta propuesta es sencilla y arrojaría un resultado claro. Es el mismo proceso que fue utilizado por Alaska y Hawái, los últimos territorios en convertirse en estados de Estados Unidos.  Desafortunadamente, el gobierno actual en  Puerto Rico es controlado por un partido que ha perfeccionado el arte de hablar mucho sobre lo importante que es resolver el problema de estatus de Puerto Rico y, a la misma vez, hacer nada al respecto. Es aparente que su inacción surge del miedo de que la mayoría del electorado votará a favor de la admisión de Puerto Rico como un estado de Estados Unidos”.

Charlie Hernández, portavoz PPD en la Cámara de Representantes:

(Hernández no llegó a la audiencia, por el debate presupuestario en la Isla, pero envió un ayudante).

“Mientras estas Naciones Unidas ignoran el asunto de Puerto Rico, en la isla continúa la dependencia económica y la marginación política. Nuestra economía colapsa y carecemos de los poderes soberanos para ponerla en pie ante la mirada indiferente de los Estados Unidos. Recientemente el gobierno americano declaró que uno de los problemas de la economía puertorriqueña era que no se beneficiaba de todos los programas federales en los que podía participar. O sea, para Estados Unidos, el problema de Puerto Rico se resuelve con mayor dependencia económica para nuestra atormentada isla y no con poderes soberanos para caminar en nuestros propios pies”.

Juan Dalmau Ramírez, secretario general del PIP:

“La prueba de fuego de la resistencia al dominio extranjero en la América Latina ha sido y continúa siendo la solidaridad con la descolonización y la independencia de Puerto Rico. No tengo duda de que una iniciativa diplomática concertada por los países de la CELAC para que la Asamblea General se exprese sobre el caso de Puerto Rico -como recomienda unánimemente este Comité Especial-  sería imparable, y su resultado un triunfo para América Latina y el Caribe, y para la descolonización de Puerto Rico”.

Wilma Reverón, copresidenta del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano:

“El pueblo de Puerto Rico se ha expresado en cuatro consultas no vinculantes  pidiendo cambios en su relación con EEUU, en la última con un 54% expresando el rechazo a la condición territorial. La respuesta del Presidente de EEUU  ha sido proponer un  plebiscito, que al igual que los anteriores, se ubica fuera del derecho internacional, no tiene fuerza vinculante y el Secretario de Justicia de EEUU es el que decide las opciones de status que estarán en la papeleta”.

Eduardo Villanueva, presidente del Comité Pro Derechos Humanos:

“Sugiero respetuosamente, que el Presidente de este Comité solicite con los miembros acompañantes que estime pertinentes, una reunión urgente con el secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, para que le haga llegar su insumo, la información recogida a lo largo de años  en estas vistas sobre el caso de Oscar López. La reunión sugerida puede propiciar que el presidente Obama vea que tiene el respaldo de la comunidad internacional en el reclamo para que se excarcele al patriota puertorriqueño que más tiempo ha cumplido en defensa del ideal de la independencia de Puerto Rico. Es hora de poner la acción donde ponemos la palabra”.

Manuel Rivera, presidente del grupo de la diáspora Puertorriqueños Unidos en Acción:

“La pérdida de nacionales puertorriqueños afecta nuestro desarrollo económico y el bienestar de la ciudadanía en general, especialmente, si esta permanece desvinculada de los procesos políticos para definir nuestro futuro como nación y pueblo. En cualquier mecanismo o ejercicio de autodeterminación y descolonización que se realice con el fin de decidir el futuro político puertorriqueño, se tiene que garantizar la participación activa de la diáspora puertorriqueña”.

Jan Susler, abogada de Oscar López Rivera:

“El ‘National Lawyers Guild International Committee’, al incorporar el pedido de la mayoría de los ponentes ante este honorable comité, urge la adopción de la resolución que solicita a la Asamblea General de la ONU considerar el caso de Puerto Rico; y reclama al gobierno de Estados Unidos cesar inmediatamente la brutalidad, criminalización y hostigamiento de, y los ataques en contra del movimiento independentista puertorriqueño y todos los que ejercitan sus derechos fundamentales de expresión y asociación; y la liberación inmediata de los prisioneros políticos puertorriqueños Oscar López Rivera, que ha cumplido 33 años bajo custodia estadounidense, y  Norberto González Claudio”.

José Muñiz Gómez, presidente estudiantes republicanos de escuelas secundarias:

“Que se presente ante el pleno de la Asamblea General una resolución para que en conjunción con la embajada estadounidense en las Naciones Unidas y el Congreso estadounidense se celebre en la isla una consulta para ratificar la admisión de Puerto Rico como un estado de la unión”.

Ricardo Rosselló, a nombre del grupo Boricua, Ahora Es:

“Reiteramos nuestro pedido para que se considere a Puerto Rico como la próxima sede para su Seminario Regional. Le imploramos que se retire el informe de su comité predecesor en el 1953 y recomendar a la Asamblea General que deje sin efecto la Resolución 748 (VIII) para así incorporar nuevamente a Puerto Rico en la lista de colonias o territorios no autónomos.  Sepan que aquellos que promueven el colonialismo insisten en citar la lista de colonias o territorios no autónomos como supuesta evidencia de que Puerto Rico no sufre de este mal”.

http://www.elnuevodia.com/enmarchalasesiondelcomitededescolonizaciondelaonu-1799401.html