Con una marcha, conmemoraron cinco años del golpe de Estado

Centenares de militantes y simpatizantes del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) y del partido Libertad y Refundación (LIBRE) colmaron este sábado la Plaza Francisco Morazán para conmemorar 5 años del fatídico golpe de Estado que rompió el orden constitucional en Honduras el 28 de junio de 2009.

En aquella fecha el gobierno usurpador desató la represión y persecución contra los opositores al golpe y violó los principales derechos ciudadanos, como el derecho a la vida, a la libertad de expresión, a la libertad de expresión y a la libertad de reunión, entre otros derechos contemplados en la Constitución de la República y los Tratados Internacionales, señaló un comunicado distribuido durante la movilización.

“Hubo más de 200 asesinatos contra nuestro pueblo, murieron sindicalistas, maestros, obreros, campesinos, periodistas, abogados, defensores de derechos humanos, todos miembros del FNRP y posteriormente del partido LIBRE”, expresa el escrito.

Todo lo anterior fue la génesis de la violencia, la delincuencia común y organizada, del crecimiento del narcotráfico, de la inseguridad ciudadana, de que Honduras se conozca en el mundo como el país que tiene más homicidios por cada 100 mil habitantes o sea, el más violento del mundo”, asegura la publicación.

Añade que “este golpe fue elaborado,  dirigido y financiado por la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), con la complicidad y apoyo de la oligarquía y de los militares. Ni al imperio norteamericano ni a las clases dominantes hondureñas, les gustaban las medidas económicas y políticas que adoptó a partir del año 2007, a favor del nuestro pueblo el presidente Manuel Zelaya Rosales”, apunta el comunicado.

Entre esas medidas desarrolladas por el gobierno de Zelaya Rosales que encolerizaron a la oligarquía hondureña destacan: El Decreto Ley 18-2008 que favorecía con tierras a los campesinos, la aprobación de un aumento de 64 por ciento al salario mínimo, el control a favor del pueblo de los precios de los combustibles, a lo cual contribuyó el ingreso de Honduras al programa venezolano de cooperación y financiamiento conocido como PETROCARIBE.

Otras medidas como el ingreso de Honduras a la Alianza Bolivariana de los Pueblos con América (ALBA), que contribuyó al desarrollo de las relaciones económicas, comerciales y financieras con la República Bolivariana de Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia y Nicaragua y con otros países progresistas y antiimperialistas como Brasil, Argentina, Uruguay y Chile, impulsaron a los poderes fácticos a desencadenar el golpe de Estado.

En el ámbito económico el pronunciamiento expresa que el golpe de Estado del 28 de junio de 2009, convirtió a Honduras en uno de los países más corruptos del planeta y su economía y finanzas están completamente deterioradas y de acuerdo con algunos economistas, nuestro país debe pedir un rescate financiero al Fondo Monetario Internacional (FMI), al estilo de los países de la zona euro, con las consecuencias funestas para nuestro pueblo, o sea que quedaríamos endeudados para toda la vida.

El FNRP también se pronunció en contra de la Ley de Empleo por Hora, porque reduce los derechos laborales adquiridos, contra las Zonas de Empleo y Desarrollo Económicos (ZEDES) y la Ley de Hipotecas, porque venden el territorio en pedazos a los consorcios y transnacionales.

Finalmente el FNRP se refirió a la crisis humanitaria que viven miles de niños, niñas y adolescentes en Estados Unidos, enfocándose que es producto de la desintegración familiar que aceleró el golpe de Estado militar-fascista. “Esta crisis debe enfrentarla el Estado de Honduras con prioridad, para aliviar la situación económica y social que viven nuestros niños, niñas y adolescentes y para evitar su emigración a otros países”.

http://www.hondurastierralibre.com/2014/06/el-fnrp-conmemoro-5-anos-del-fatidico.html