En aniversario de la Batalla de Carabobo, Maduro pide “máxima lealtad” a militares

“Exijo máxima lealtad y disciplina a todos los líderes revolucionarios, que no se impongan las fuerzas disolventes, que no se imponga la fuerza de la mezquindad”, exclamó este martes el presidente de la República, Nicolás Maduro, durante su discurso de cierre del desfile cívico-militar para conmemorar los 193 años de la Batalla de Carabobo.

Maduro llamó a revisar la historia “para no repetir los errores que llevaron a que se impusieran las fuerzas disolventes de la patria hace 200 años, fuerzas disolventes se mueven por allí. Parte de las fuerzas disolventes de la patria son promovidas, como todos sabemos desde el imperio para llenar de caos y violencia el país, no han podido ni podrán, pero también fuerzas disolventes de la patria, lo digo como militante de la revolución que he sido toda la vida, como hijo leal de Chávez, como jefe político del proyecto chavista hoy en Venezuela, parte de las fuerzas disolventes pretenden incubarse desde adentro del pueblo venezolano y de las fuerzas revolucionarias, hago un llamado de alerta, llamo a la unión, a la disciplina máxima a todas las fuerzas revolucionarias de la patria, y a la lealtad conmigo como presidente, llamo a la máxima lealtad, a la máxima disciplina”.

“Quiero felicitar a todo el personal militar, a todo el pueblo que ha participado de esta jornada maravillosa, extensa jornada, que más bien parece un maratón de la patria, desde las 9:00 de la mañana está el pueblo (…) recordando, recreando y reivindicando la historia que se concentra en este campo donde hace casi 200 años llegaron las tropas, el Ejército, el pueblo en armas a definir la contienda de la independencia del imperio español, cuánto costó unir las fuerzas patrióticas de entonces, cuantos sinsabores pasó el Libertador Simón Bolívar, cuantas luchas fraccionales, grupales, trataron de imponerse sobre el proyecto de aquel gigante de aquella hora, y como pudo Bolívar con autoridad, con genio, con maestría, con fuerza, construir la unión de los ejércitos que hicieron uno solo hace 193 años”, exclamó.

El Mandatario nacional exclamó que “cuanta intriga, cuando envidia , cuanta mezquindad se quiso imponer en los años de la derrota, cuanto influyó la mezquindad, la intriga, la miseria humana, para imponer la división como una fuerza disolvente antipatria, antes de Carabobo las fuerzas disolventes del individualismo, de los caudillismos locales, lo que hoy podemos llamar a la luz de la ciencia de la sicología moderna, los egos abultados de aquella hora, y supo Bolívar sobreponerse, y señalar el camino, señalar la luz, señalar el proyecto, hace 193 años nuestro pueblo llegó victorioso en armas a este campo porque teníamos un proyecto (…) porque teníamos sobretodo un mando único, un líder verdadero, comprometido con el proyecto grande, porque teníamos un pueblo unido con su Fuerza Armada”.

Maduro aseguró que “Bolívar venía de ser un mantuano caraqueño y supo dejar atrás los valores del colonialismo, supo romper a tiempo con los valores del racismo, del colonialismo, de la adoración a la monarquía española, fue radical Bolívar, ese sí fue un verdadero radical que rompió de raíz con la cultura colonial de su tiempo”.

El Mandatario nacional aseguró que “esos tiempos son tiempos para la inspiración de las glorias futuras a conquistar, por eso venir a Carabobo y ver a nuestro pueblo unido a nuestra Fuerza Armada nos hace ratificar los valores más grandes que sembró en nosotros el comandante Chávez”.

“En 1830 se impuso la traición (…) generales, libertadores de aquella hora dieron la espalda al Libertador Simón Bolívar, dieron la espalda al proyecto de emancipación y de igualdad, no estuvieron a la altura de su tiempo, y cuanto tuvo que padecer nuestro pueblo, cuantas luchas traicionadas, asesinaron en 1860 a Ezequiel Zamora, y traicionaron el proyecto de igualdad de Zamora; (fue ) traicionado Cipriano Castro en 1908 por Juan Vicente Gómez y entregaron nuestra patria a las trasnacionales petroleras estadounidenses, y tuvimos que vivir 90 años de dominio imperialista estadounidense (…) y clavó profundo la inmoralidad de la cultura estadounidense en la vida diaria de nuestra sociedad hasta que llegó, aquel 4 de febrero de 1992, hasta que llegó aquel 6 de diciembre de 1998, un ser humano hecho huracán, Hugo Chávez Frías, el comandante del despertar del siglo XXI venezolano y latinoamericano”.

“Hermanos militares gracias por tanta lealtad que me han dado (…) Gracias al Ejército, gracias a la Armada, gracias a la Aviación, a la Milicia Bolivariana, al Alto Mando Militar (…) Cuenten ustedes que la lealtad que me han dado será retribuida con lealtad, apoyo y amor son límites, ustedes son nuestro Ejército, el ejército de la patria”.

El Jefe del Estado se refirió este martes a las traiciones que vivió el Libertador Simón Bolívar para compararlo con los momentos actuales.

“El comandante Chávez construyó un proyecto, puso como sustento de ese proyecto la unión cívico-militar. Hoy puedo decir (…) hoy Día del Ejército puedo decir, luego de 14 meses de haber vivido aquella trágica hora de perder a nuestro comandante supremo, el líder de la revolución bolivariana (…)”, manifestó al recordar al fallecido presidente.

A la Fuerza Armada Nacional envió un mensaje de agradecimiento: “Hoy puedo decirle a ustedes hermanos militares de la patria, gracias por tanta lealtad que me han dado como comandante en Jefe en esta tarea tan dura que me toca vivir como hijo de Chávez, al frente de la revolución, gracias al Ejército, gracias a la Armada, a la Aviación, a la Guardia Nacional Bolivariana, a la Milicia Nacional Bolivariana, al Alto Mando Militar, a todos los líderes y jefes militares de las unidades básicas fundamentales, tácticas, superiores (…) cuenten ustedes que la lealtad, el apoyo, la solidaridad que me han dado será retribuida también a la Fuerza Armada con lealtad, apoyo, amor sin límite como nos enseñó nuestro comandante a amar nuestro Ejército”.

“Jamás duden de mí, soy un hombre de ustedes, del pueblo, podemos pasar por dificultades, hoy, mañana, quién sabe cuándo, pero siempre tendrán en mí un hombre humilde, leal hasta más allá de esta vida al comandante Chávez, así que exijo máxima lealtad y disciplina a todas las fuerzas revolucionarias, a todos los líderes revolucionarios, que no se impogan las fuerzas disolventes que se impusieron en el siglo XIX”.

http://panorama.com.ve/portal/app/push/noticia116908.php