Nicaragua: expectativas porque Santos acate fallo de La Haya sobre diferendo marítimo

El vicecoordinador de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, el diputado José Figueroa, pidió a Colombia traducir su vocación de paz, que demostró ayer con la reelección del presidente Juan Manuel Santos, en un espíritu de respeto al fallo que dictó la Corte Internacional de Justicia, CIJ, en noviembre de 2012.

“Creo que es una buena oportunidad para que ese espíritu de paz también se traduzca en un espíritu de respeto al derecho internacional de parte de Colombia”, expresó Figueroa.

El diputado sandinista resaltó que Nicaragua siempre ha estado dispuesta a tener buenas relaciones con el Gobierno y pueblo de Colombia, “y si ha habido alguna interrupción de ese sentimiento de paz ha sido por el empecinamiento de las autoridades colombianas de no aceptar el fallo de la CIJ”.

Figueroa agregó que este nuevo período del presidente Juan Manuel Santos es una excelente oportunidad para acercar la amistad, para acercar el respeto y las relaciones entre el pueblo de Nicaragua y Colombia.

Santos no cumplirá

Entre tanto, el diputado de la Bancada Partido Liberal Independiente, Bapli, Luis Callejas, consideró que Colombia no va a respetar el fallo porque ya tiene varios meses, desde que se dictó esta sentencia, que el Gobierno colombiano ha hecho caso omiso a la misma.

Callejas más bien aconsejó a los gobiernos de Nicaragua y de Colombia enfocarse en resolverles los problemas a los ciudadanos raizales que viven en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

El diputado reiteró que con la holgura del gobierno de Santos –porque ya no tiene la presión de las elecciones– este no respetará la sentencia de La Haya que benefició a Nicaragua con más de 90,000 km de territorio marítimo.

Por su parte, el diputado Edwin Castro, coordinador de la bancada del FSLN, señaló que hay que esperar que las relaciones internacionales hagan lo suyo en el caso entre Colombia y Nicaragua.

Reelecto el domingo

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, fue reelecto este domingo con el 50.90% de los votos, frente a un 45.04% de su rival, Oscar Iván Zuluaga, según la Registraduría Nacional del Estado Civil de Colombia, institución encargada de las elecciones.

Santos se impuso al candidato uribista, Oscar Iván Zuluaga, pese a que en la primera vuelta celebrada el 25 de mayo, Zuluaga fue el más votado, con un 29.25%, frente al 25.69% del mandatario, en una jornada en la que hubo una abstención de casi el 60%.

Elecciones en calma

Más de 32 millones de colombianos estuvieron habilitados para votar en estos comicios que transcurrieron en total calma, salvo algunos incidentes menores ajenos al proceso electoral, al igual que ocurrió en las legislativas del 9 de marzo, y en la primera vuelta de las presidenciales, el 25 de mayo.

437,000 miembros de las Fuerzas Armadas y 246,000 policías hicieron “presencia física en el 99.9% de las mesas de votación”, aseguró el ministro de Defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón, quien agregó que esa cobertura es la mayor que se haya dado a unas elecciones en Colombia.

“Esta es una buena oportunidad para que ese espíritu de paz también se traduzca en un espíritu de respeto al derecho internacional de parte de Colombia”.

José Figueroa, diputado del FSLN.

REELECCIÓN DE SANTOS, POSITIVA PARA LA PAZ

AFP/ BOGOTÁ • La reelección del presidente Juan Manuel Santos encamina a Colombia hacia la paz, al confirmar por mandato popular el avance de la negociación con la guerrilla para acabar con un conflicto armado que divide al país desde hace medio siglo, según políticos y analistas.

El expresidente Belisario Bentancur (1982-1986) celebró el triunfo de Santos en declaraciones a Caracol Radio: “Hoy estamos estrenando inminencia hacia la paz, cercanía de la paz para bien de todos los colombianos”.

“El proceso de paz sale fortalecido tal como está siendo negociado, y cada vez se ve más viable. Incluso las FARC y el ELN salen fortalecidas como negociadores”, dijo a la AFP Jorge Alberto Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto (Cerac).

“La ventaja es clara y la diferencia es significativa, pero el resultado estuvo marcado por las personas que votaron por Santos convencidas de que el proceso de paz continúe, y no necesariamente convencidas por el gobierno de Santos”, dijo a la AFP el politólogo Felipe Botero, profesor de la Universidad de los Andes.

Para Santos, sin embargo, sería un error cantar victoria antes de tiempo. Su caudal electoral, de 7.8 millones de votos, revela un apoyo relativo en un país de más de 47 millones de habitantes, con una abstención ligeramente superior al 47%.

http://www.elnuevodiario.com.ni/politica/322553-fallo-de-cij-tema-pendiente-colombia